Lo más típico del capitalismo son las crisis económicas, lo que sucede es que hasta ahora se venía de un auge muy prolongado que parece que hubiera hecho olvidar esa característica, incluso un gran teórico de la crisis como Keynes fue eliminado de los textos y de las escuelas de Economía.  No se usaban sus ideas porque el sistema parecia haber superado ese problema.

Primero fue la reconstrucción de la posguerra, luego la carrera  armamentista para defenderse en la guerra fría  del enemigo comunista, después vino la competencia por la conquista del espacio.  Todos esos  factores significaron un gran empujón a la demanda agregada de los países capitalistas. esas grandes inversiones mantenían  y aumentaban el nivel de empleo y el crecimiento de la economía capitalista. Simultáneamente, el crecimiento de China vino a complicar las cosas porque este país se  convirtió en la ensambladora de varios productos norteamericanos y los puestos de trabajo que deberían estar en Estados Unidos se desplazaron hacia allá.

Este escenario vino a disminuir la demanda de los paises capitalistas desarrollados  y aumentar el desempleo como causa de la crisis inminente que apenas comienza.

Se han intentado atacar los síntomas de la enfermedad pero no curarla ni impedir su contagio. Son síntomas las perdidas de las empresas y de los bancos que financiaron la producción de esas empresas. Son otros síntomas la caída en el valor de las acciones y en el recaudo de los impuestos a la producción y a los ingresos.

La confusión de los síntomas con las causas  ha originado una terapia equivocada de la enfermedad, que incluso ha terminado por agravarla.

Así por ejemplo el intento de conservar el equilibrio fiscal en los estados del Euro, agrava la crisis porque la reducción del gasto disminuye  aún más la demanda efectiva y/o el aumento de impuestos también.  El estado al disminuir sus ingresos  por el mismo déficit,  proyecta en sus acreedores la expectativa de que no puede pagar los títulos de deuda y entonces se elevan las primas de riesgo, que tampoco puede pagar. Esta situación es un callejón sin salida  a menos de que venga en su auxilio el Banco de emisión  y se financie el déficit con física emisión de billetes para mantener y aumentar la demanda agregada.

Algunas terapias contra la crisis pueden apenas resolver  situaciones transitorias sin atacar el problema de la demanda agregada insuficiente sino sus consecuencias. En este tipo de acciones estan los llamados paquetes de ayuda a las empresas y a los bancos para compensarles las perdidas de la crisis, sin atacar el problema de la demanda agregada.

No debemos olvidar que el nuevo desempleo tecnológico va a durar mucho tiempo y sino se compensa con subsidios a los desocupados será imposible recuperar la demanda agregada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s