La crisis económica española: que sigue

Publicado: junio 6, 2012 en Economia, sistemas económicos
Etiquetas:, , , , , ,

En una entrada anterior me referí a los malos remedios a la crisis económica y un ejemplo típico es lo que esta pasando en España.

Se partió de un diagnóstico equivocado: la crisis económica se debe al déficit estatal y a la falta de ” flexibilidad”  en el mercado laboral.  Por el lado del sector financiero se considera como causa  la disminución de confianza en los bonos de deuda y en el sistema bancario.

Examinemos por separado, cada una de estas “causas”: El déficit público no es causa sino efecto de la crisis. porque ante la baja general de ventas , disminuye el recaudo de impuestos que dependen de dichas ventas e ingresos, sin  que por ese hecho disminuya el gasto del gobierno.

Acabar o reducir el déficit se hace recortando el gasto  y aumentando los impuestos.  Pero al reducir el gasto las personas y las empresas que recibe ingresos del estado, ven disminuida su poder de compra   y por lo tanto las empresas venden menos,  disminuyen puestos de trabajo y por  consiguiente  aumentan los desocupados. Cuando aumentan los impuestos las personas tienen menos ingresos disponibles para comprar y el efecto sobre las ventas es recesivo como el del elemento anterior.

Aumentar la flexibilidad laboral se traduce en facilitar y disminuir el costo del despido de los trabajadores. Se cae en el absurdo de buscar el aumento del empleo, facilitando el desempleo.

La perdida de confianza en el sector financiero y bancario es consecuencia y no  causa de la crisis.  las empresas y los patrones ante la disminución de las ventas producen despidos y los despedidos no pueden pagar sus deudas y  sus acreedores bancarios les rematan las casas y les exigen que las entreguen como pago de la deuda.  Ambos factores tienen como efecto pérdidas para los bancos  en su cartera hipotecaria, perdidas que se suman a la de su cartera de crédito de consumo, porque los desempleados no pueden pagar sus  tarjetas de crédito. Esos dos efectos impactan la liquidez y la confianza en el sector financiero. Esos son los llamados “activos tóxicos” que envenenan la fe en el sistema.

El aumento de casas y edificios en poder de los bancos sumada a la angustia de los despedidos por recuperar algo del valor invertido en sus propiedades inmobiliarias aumenta la oferta y disminuye los precios de este tipo de bienes.

En este escenario el pronostico es negativo, o sea mas desempleo, mas pobreza  porque las familias  pierden sus ingresos y la crisis económica se sigue agravando. Realmente eso es lo que  les espera a los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s