En los artículos anteriores sobre este tema, faltó tratar el aporte del socialismo para resolver el problema económico. De acuerdo a su postulado: ” Dar a cada uno según sus necesidades y según su trabajo”. En otras palabras ello significa que con los ingresos por trabajo la sociedad puede satisfacer todas sus necesidades.

Las formas como busco y busca cumplir con el objetivo anterior comprenden investigar o presuponer las necesidades sin usar el mercado libre y expropiando a los dueños de los medios de producción, para que pasen a ser propiedad del Estado de los trabajadores.

La experiencia de casi un siglo de la práctica del socialismo ha probado su incapacidad para cumplir con el postulado antes mencionado. Muchos pusimos nuestros sueños y parte de nuestra vida en este proyecto, pero hoy tenemos que reconocer el fracaso.

La historia se encargara de juzgar objetivamente este modo de producción que parece haber contado con enemigos externos, fallas internas y errores de concepción.

Los errores de concepción se explicaron en varias entradas anteriores : https://fratalaya.com/2013/03/16/socialismo-y-economia-consciente/ y la que se refiere a los errores y aciertos de  Marx: https://fratalaya.com/2012/01/12/lo-cierto-y-lo-falso-de-la-teoria-economica-de-marx/

Las fallas internas ocurrieron cuando la dirigencia del partido comunista que tenía el control del estado se convirtió en una nueva clase opresora del resto de la sociedad. Además el Estado de los trabajadores como monopolista de los medios de producción y único patrono se conformó con los privilegios del monopolio sin propiciar la competencia y la innovación tecnológica para poder competir con los estados capitalistas. Todo lo anterior produjo un modo de producción ineficaz e ineficiente que se mantuvo por la coacción del aparato armado del estado y la falsa información de lo que sucedía en el odiado “mundo burgués”.

Los enemigos externos usaron el bloqueo económico del comercio y la inversión externa y tácticas muy sutiles de corrupción al grupo directivo del Partido Comunista, propiciando los deseos de acumulación privada de los medios de producción y de lujos y ostentación burgueses que rindieron sus frutos en criticas radicales al modo de producción.  Se hablo de que era necesario examinar el grado de corrupción y de ineficacia en los procesos productivos y que ante el fracaso de la planificación socialista era necesario  introducir estímulos de enriquecimiento personal y el mecanismo del mercado para asignar los recursos y generar capacidad de competir en el mercado internacional dominado por el dolar. Se aprobó la existencia y participación de partidos diferentes al comunista, con ideologías  burguesas y capitalistas.

Toda esta constelación de factores llevaron al suicidio del sistema económico y político de los países socialistas con la excepción de Cuba, Vietnam y Corea del Norte.

No obstante lo anterior,  seria necio negar algunas ventajas del modo socialista de producción:  Permite dirigir conscientemente el proceso de asignación de los medios de producción para satisfacer las necesidades básicas del ser humano;  es mas eficaz para compensar los efectos negativos del desempleo tecnológico y evita el despilfarro y el caos de la producción capitalista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s