Al nacer traemos órdenes profundamente grabadas en el subconsciente, que se mezclan con las que recibimos por los responsables de nuestra educación.  A veces se repiten las ordenes que vienen de vidas anteriores y las que recibimos en esta vida.

El vídeo al  principio de este artículo nos muestra todas las ordenes que recibimos por la educación y el entorno en que crecemos y que aunque no se basan en algo real y objetivo, forman un mundo de instrucciones que nos mete en una cárcel invisible y sutil, aunque no por ello menos efectiva.

A la enumeración de esa película debe añadirse todo lo que nos condiciona proveniente de existencias anteriores, en las cuales hemos encontrado dirigentes sociales  y personales que nos han repetido una y otra vez  lo que hay que hacer para complacer al Dios que ellos representan para que nos premie en la vida después de la muerte con todo aquello que nos negó esa vida.

Al morir entramos en un mundo invisible y sutil, donde nos salen a recibir los parientes y amigos fallecidos que no han encarnado todavía. Se descubre que no hay ni cielo ni infierno sino un mundo sutil a veces aburrido, poblado de algunos fantasmas fantoches y agresivos.

En compensación, en esa región pueden percibirse sonidos e imágenes armoniosas y  emociones dulces como la ternura. Los placeres de la comida y bebida no existen porque los cuerpos astrales no necesitan comer ni beber. El placer sexual puede tenerse pero en una forma astral diferente a la del cuerpo físico.

La historia se repite en cada encarnación, porque las condiciones económicas y las relaciones sociales de producción son las mismas. A lo largo del tiempo, las sociedades se han dividido entre los que compran trabajo y los que venden trabajo, entre amos y esclavos o entre capitalistas y trabajadores. Los esclavos y los trabajadores ordinariamente son explotados por sus amos, porque son una minoría  que ofrece el salario más bajo para poderse quedar con la mayor parte de la riqueza agregada por el trabajador.

Independiente del  Karma, siempre los pocos dueños de la tierra y/o de los otros medios de producción, son unos pocos privilegiados,  y es muy difícil nacer en una de esas familias,  Lo mas probable es repetir en la próxima vida la pobreza anterior o que no se repitan las condiciones de riqueza actual.

La situación sería desesperante sino hubiera la posibilidad de liberarse de ese ciclo de vidas y de la necesidad de reencarnar.  Aquí viene la pregunta fundamental:  Porque necesitamos nacer y para que?

En uno de los Upanishads  se presenta la causa más común de renacimiento: El deseo insatisfecho de vidas pasadas por personas, por bienes, por importancia personal o por el conocimiento que permita lograr placer, poder y riqueza. Según ese libro sagrado,  esas son las razones de los dormidos e ignorantes.

Para aquellos cuerpos astrales que han recibido datos de la realidad objetiva y están en camino de despertar existen las verdaderas instrucciones de la vida. Esos cuerpos sutiles   saben que para su liberación tienen que adquirir un cuerpo superior al astral, que les permita, aun en cuerpo físico,  ser gobernados por el espíritu, como representante y mediador de lo Absoluto. Este  gran cuerpo sutil es llamado Alma en el Cuarto Camino y es el medio para  liberarse de la prisión, de la ignorancia e inconsciencia en que hemos vivido por miles de vidas.

Este proceso de construcción del alma ha sido objeto de muchas entradas de este Blog a las cuales remito al lector interesado.

Anuncios
comentarios
  1. liliana dice:

    me hace mucho sentido el contenido de tus comentarios, Francisco, gracias por compartirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s