Los economistas nos enfrentamos  a cada momento con el reto de discriminar entre aquello que interpretamos en forma objetiva y experimental  y lo que analizamos con los anteojos de la ideología.

Entiendo por ideologia la concepción  del termino en el sentido marxista: Conjunto de conceptos e ideas formuladas por los grupos poderosos para interpretar la realidad de acuerdo a sus intereses.  Este termino puede aplicarse también al propio marxismo, al socialismo, al pensamiento de la clase  obrera y en especial  constituye el fundamento  para actuar de los dirigentes del  Estado de los trabajadores y del partido comunista o socialista. Este es el caso de Venezuela.

La realidad económica en Venezuela presenta fenómenos propios del capitalismo que no existen en Cuba  y no pueden interpretarse con la ideología  marxista, sino con las herramientas de la teoría económica capitalista.  Venezuela tiene un sistema capitalista intervenido por el Estado, pero capitalista al fin y al cabo.

La inflación y la escasez dentro del capitalismo solo pueden enfrentarse en forma eficaz produciendo y/o importando lo escaso para que los precios dejen de subir y empiecen a bajar y cuando eso se realice intervenir el dinero en circulación para que la capacidad de compra del dinero en poder de los compradores refleje la nueva situación de abundancia  relativa de bienes y  servicios.  Eso lo han hecho todos los países que lograron reducir sus tasas de inflación a  menos del 10%

Estos problemas no pueden atacarse con controles de precios drásticos que terminan sacando las mercancías del mercado o las llevan al mercado negro o paralelo con valores exorbitantes. Tampoco sirve meter a la cárcel a los comerciantes, por especuladores, porque pasa lo mismo.

Los asesores cubanos que miran todos esos hechos económicos con los lentes de su ideología recomiendan copiar el sistema de la libreta de racionamiento. Esto es muy costoso políticamente  y seria establecer unas condiciones donde la escasez se sostiene por represión y los precios no revelan el verdadero poder de compra de las mercancías ni del dinero. Ello traería a Venezuela  el fracaso económico de Cuba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s