Cuba, el principio del suicidio de la Revolución

Publicado: diciembre 21, 2014 en Crisis Economica, Economia, sistemas económicos, Suicidio del Socialismo
Etiquetas:, , , ,

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/3fe/9245732/files/2014/12/img_1607.jpg

Agobiado por la perspectiva de una escasez inaguantable de dólares para pagar lo más necesario y ante la disminución radical del subsidio petrolero venezolano; Raul Castro decidió normalizar las relaciones diplomáticas con el que es considerado el gobierno enemigo principal de la Revolución.

Fidel no se ha pronunciado, tal vez porque no está vivo y no quieren decirlo o porque padece una demencia senil. Es un invitado de piedra a lo que el calificaría como el principio del suicidio de la revolución. Así llamó al final de la URRS y de la “cortina de hierro” que ocurrió a principios de los 90. Ello no se invalida por el contenido de su carta a Grama del 26 de Enero de 2015 porque hasta ahora el no se ha presentado personalmente para dar una entrevista sobre ese tema.

Los que apostamos una parte importante de nuestras vidas al futuro que nos esperaba con la Revolución Cubana primero y luego con la revolución latinoamericana y mundial y creíamos que esa era la única historia posible por allá al principio de la sexta década del siglo XX, sentimos emociones encontradas que afectan en forma grave nuestra esperanza. Ahora pertenecemos a una generación abuela de los protagonistas actuales.

Ya nos habíamos dado cuenta del fracaso del socialismo en su versión económica como sociedad centralmente planificada. Ahora nos toco ver una jugada maestra de los Estados Unidos que se transformo de importador neto de petroleo en exportador y quebró los precios internacionales para ocasionarle perdidas a Rusia, a Venezuela e indirectamente a Cuba.

Ante este panorama desolador, peor que el que se presento al final de la Revolución Rusa y de sus satélites, Raul Castro se muestra menos valiente que su hermano. A él le toco enfrentar una disminución de los abastecimientos superior al 70% pero dejo intacta la Revolución. En la coyuntura actual, la única forma de conseguir dolares es recibir remesas y compatriotas cubanos con diferentes ayudas para sus parientes isleños, ademas de las tarjetas de crédito y débito norteamericanas que se gasten en Cuba por los turistas de todas las nacionalidades. Todo eso es verdad. Pero a que costo?

Todo hace pensar que ha comenzado un proceso lento pero seguro de suicidio de la Revolución. Puede que este triste capítulo para Cuba y para la izquierda latinoamericana se desarrolle con avances y retrocesos, pero hacia allá parece encaminarse el destino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s