GURDJIEFF3[1]

En la entrada anterior presenté varios problemas y confusiones de la enseñanza de Gurdjieff, que me mantuvieron alejado de ella por algunos intervalos más o menos largos. Ahora quiero empezar a exponer mi propia opinión respecto a temas fundamentales de dicha enseñanza.

La consciencia,  el recuerdo y la observación de si, tienen  su fundamento en la necesidad de desarrollar la atención y la memoria  para evolucionar.  Estamos acostumbrados a no relacionar con el nivel de conciencia ni la atención ni la memoria.  En otras escuelas y débilmente en esta se relaciona el nivel y la calidad de la atención con el nivel de consciencia. Pero las interdependencias entre las tres no se exponen claramente. Como si fuera poco se ignora que los niveles de consciencia, atención y memoria  corresponden a diferentes cuerpos sutiles. Nada puede ser más importante.

Es importante explicar aquí que los niveles de conciencia y atención corresponden a diferentes cuerpos que a su vez interpenetran el cuerpo físico y se interpentran entre sí. Esos cuerpos son  sentidos y percibidos cómo internos al cuerpo físico aunque desbordan sus límites. Así al sueño corresponde un nivel mínimo de atención y de conciencia de acuerdo a los niveles inferiores del cuerpo astral. El nivel ordinario de atención o consciencia ordinaria de vigilia corresponden a niveles medios del cuerpo astral. La consciencia objetiva de sí mismo corresponde al centro mental superior  que es la parte del cuerpo espiritual que interpenetra el cuerpo astral y permite percibir el propio cuerpo astral y el físico como si fueran objetos externos. La conciencia y la atención objetiva general son propias del alma como ser espiritual y no las puede tener el cuerpo astral.

La presentación anterior no figura en ningún texto del Cuarto Camino y por omitirla se comete el grave error de localizar todo en el cuerpo físico y proponer un psicologismo y un programa de superación personal que le quita todos los aspectos sutiles al trabajo y a la evolución espiritual que fueron muy destacados por Gurdjieff.

Lo que se dijo de la atención y la conciencia es aplicable a la memoria: la memoria ordinaria correspondiente a los niveles subjetivos de consciencia como el sueño y la vigilia  tiene una cobertura que no se extiende  sino a la vida actual  y está localizada en el bajo astral. Los ejercicios de recuerdo de sí van dirigidos a ponernos en contacto con una memoria superior que abarca todas las vidas anteriores y los periodos entre vidas en el mundo astral, además es capaz de recordar las experiencias de conciencia objetiva  y discriminar los recuerdos según los diferentes niveles de ser y de consciencia. Esta súper memoria está localizada en el cuerpo espiritual.

Después de lo expuesto deben replantearse los fines del trabajo sobre sí mismo:

  • El trabajo va dirigido a crear el Alma
  • El esfuerzo consciente va produciendo los niveles objetivos de consciencia y la asimilación de los hidrógenos que forman el ser espiritual.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s