Los economistas fuimos educados con la idea de que para acabar con la pobreza se debieran ofrecer puestos de trabajo  con una remuneración mínima equivalente al costo de las mercancías que una familia necesita para vivir.

Cada vez es menos cierto lo que nos enseñaron,  porque el desarrollo tecnológico ha venido produciendo máquinas que sustituyen el trabajo manual y mental del hombre y eso estaría muy bien si no se produjera la pérdida de puestos de trabajo con las consecuencias conocidas. Sin embargo este es un problema fácil de resolver si se acaba con el mito de que el empleo es lo único importante y no la capacidad productiva de otros medios diferentes aunque creados con el trabajo humano.

Cuando se acabe el mito del empleo el Estado capitalista creará subsidios  financiados con impuestos o con fabricación de dinero para comprar lo que produzcan las máquinas y se podrá terminar con la escasez si  los empresarios permiten  que sus ganancias se realicen  por ventas en volumen y no por reducciones en la oferta para mantener los precios altos de acuerdo a lo que en otra entrada de este blog se denomina  La paradoja del Valor Económico.

En esta situación se promoverá y tendrá un valor económico muy alto el  trabajo creativo e inventivo del hombre para seguir produciendo medios que ahorren trabajo en todos los procesos productivos.

Este futuro puede estar a 20 o treinta años y  el desempleo se verá como algo fruto del progreso  de la sociedad y no como la peor de las enfermedades económicas al lado de la inflación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s