La Última Muerte

Publicado: octubre 18, 2019 en Cuarto Camino
Etiquetas:, , ,

Dentro de mi concepción del cuarto camino el ser humano pasa por muchas muertes físicas donde el cuerpo astral encarna en muchos cuerpos físicos para poder cristalizar y desarrollar las partes espiritualizadas de ese cuerpo astral y construir su alma. Cuando completa ese plan evolutivo puede morir sin necesidad de tener que volver a nacer en un cuerpo físico. A esta muerte física puede llamarse la última muerte.

Esta versión se diferencia un poco de la de Gurdjieff que piensa que la gran mayoría de la humanidad no tiene cuerpo astral y al morir se descompone y sus partes alimentan el suelo inerte e inanimado. Para Gurdjieff eso es morir como “perros”. El nacimiento es resultado de procesos químicos derivados de la fecundación. Al trabajo para construir un cuerpo astral Gurdjieff lo denomina transmutación y es resultado del uso adecuado del centro sexual en el trabajo sobre sí mismo conscientemente dirigido y realizado. Dicho trabajo es posible porque el centro sexual además del gasto de energía o substancias finas en las relaciones sexuales produce un excedente que al cristalizarse forma el cuerpo astral. De esta manera la gran mayoría de la humanidad que ignora este proceso y vive en los niveles inferiores y subjetivos de consciencia no tiene sino una sola vida y una sola muerte. Salen de la materia física y vuelven a ella cuando mueren. Es una forma de definir al ser humano igual a la idea existencialista que afirma que somos apenas “un intervalo entre dos nadas”

Mis ideas al respecto de la muerte física y el cuerpo astral, además de basarse en mi propia experiencia personal verificada por medio de regresiones psíquicas, se fundamentan en los casos estudiados y probados de reencarnación además de las regresiones realizadas en el periodo entre vidas físicas.

Por otra parte se presentan algunas contradicciones en esa versión de Gurdjieff que pueden presentarse así:

    Si el cuerpo físico nace con los centros superiores completamente desarrollados como afirma Gurdjieff, parece imposible que dichos centros, constituidos por substancias mucho más sutiles que las del cuerpo físico sean aportadas por una relación físico química de fecundación.
  • Si dichas substancias de los centros superiores son anteriores al nacimiento, entonces pueden constituir las partes superiores del cuerpo astral lo cual parece lo más probable.
  • La versión más ingenua e improbable es la de las religiones que ponen a Dios en el trabajo de crear para cada ser humano sus partes más sutiles cuando nacen.

Todas las consideraciones anteriores demuestran la versión que aparece en el primer párrafo de este artículo y señalan la existencia de la última muerte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.