Archivos de la categoría ‘Crisis Economica’

La elección de Donald Trump a la presidencia de EEUU significa la llegada de la extrema derecha al poder del estado capitalista más importante del mundo.  Los estados capitalistas han sido gobernados por versiones más o menos moderadas de la derecha. Ahora la globalización ha terminado agravando la crisis económica, tanto en el capitalismo como en el socialismo. Este  escenario vuelve muy factible el éxito de la mas cruda y salvaje tendencia neoliberal.
Que busca la extrema derecha  en lo económico cuando llega al poder? Sobre todo aumentar sus ganancias. Cómo lo busca?

  1. Disminuyendo los salarios
  2. Disminuyendo los impuestos
  3. Remplazando trabajo humano por trabajo mecánico
  4. Quebrándo  o  desplazando a los competidores  externos.
  5. Apoderándose de la empresa que fabrica el dinero y usando las entidades financieras en provecho propio.

A continuación se presenta una lista de las futuras “Trumpadas”:

  • Para  desplazar o quebrar a los competidores externos el Sr Trump renegociara el tratado NAFTA con México dejando aquellas concesiones que perjudican a los mexicanos y favorecen a  Estados Unidos. Como México no aceptará, ese acuerdo se volverá inexistente.
  • El próximo presidente de EEUU disminuirá los impuestos a las empresas norteamericanas y en general a los ricos y gravará o pondrá impuestos a las empresas que compiten con las americanas.
  • Acabará o debilitará a los sindicatos que defienden el salario de los trabajadores.
  • Disminuirá o evitará las campañas dedicadas a preservar el medio ambiente que aumenten de alguna manera los costos de las  empresas.
  • Pondrá impuestos al giro de dólares a México para financiar la muralla que será más grande que la muralla china y se podrá ver desde el planeta Marte.
  • El presidente Trump entrará en conflicto con sus propios intereses al obligar a las empresas a contratar trabajadores formales que cuestan más y en compensación les rebajará los impuestos.
  • Para compensar la catastrófica situación fiscal rebajará el gasto público en salud , educación y medio ambiente exponiendo a los americanos a una disminución en los servicios públicos y a un grave riesgo ambiental.
  • El  futuro presidente intentará  apoderarse de la Reserva Federal, que es al fin y al cabo una sociedad privada responsable de fabricar los dólares y  utilizará esa empresa en su  beneficio propio  para enriquecerse, comprarse lo que quiere y premiar a sus socios y amigos. Además manipulara el sector financiero para debilitar la economía europea y el euro.

Pero no sólo habrá medidas económicas sino “trumpadas” políticas:

  • Trump tratará de quebrar la economía cubana y la venezolana que representan el enemigo político. Para ello tiene listo un pacto con Rusia para echar abajo los precios de los combustibles por medio de una superproducción de petróleo.
  • Con Cuba, romperá relaciones y  echara para atrás lo logrado por su antecesor. Además fortalecerá a los paises vecinos para que desvíen el turismo del Caribe hacia  ellos. Con lo cual Cuba quedará mucho peor que cuando se acabo la Revolución Rusa en la era de Yeltsin.
  • Donald Trumpt parece que tiene un pacto con Rusia, contra China que es no solo un enemigo político sino el país más fuerte competidor de EEUU en el comercio mundial. Ya ha dado muestras de poca amistad con China al reconocer a Taiwán como la “otra China”. Todo ello indica que hará lo posible por debilitar a China, económica y políticamente.
Anuncios

IMG_1833

 

En este blog se vino pronosticando el colapso económico de Venezuela y del socialismo del siglo XXI. Ahora eso es una realidad dolorosa para el país vecino.

Pasó lo que se preveía y se produjo una catástrofe electoral para el socialismo venezolano que por ahora no parece resolver el problema.  Los precios del petróleo siguen bajando y el país vive de lo que importa y que ahora no tiene conqué pagar. El socialismo y el capitalismo anterior no crearon una industria nacional que sustituyera las importaciones y ese es un proceso lento y largo que no se hace de la noche a la mañana.  La Asamblea Nacional, ahora en manos de los “contrarrevolucionarios”, debe crear un modelo de fuentes alternativas de ingresos externos que financie el proceso de establecer una industria nacional mediante un modo capitalista de producción con intervención estatal que sustituya las importaciones con producción nativa. Pueden tomar como ejemplo al vecino Colombia que pasó un coyuntura parecida de grande escasez de dólares entre 1966 y 1990 y le tocó controlar e intervenir las importaciones para dirigirlas a los medios de producción y las materias primas necesarias para fundar una industria nacional.  Por eso el final del socialismo de principios de los 90 y la reciente bonanza petrolera no llevaron  a una desaparición de la industria local sino a su fortalecimiento para afrontar la crisis causada por la baja de precios del petróleo.  Algo parecido le corresponde a Venezuela que no puede esperar el “milagro” de hallar una fuente de ingresos de medios de pago internacionales que instantáneamente remplacen los ingresos petroleros.

Por un tiempo, mientras se reorienta la inversión a los nuevos objetivos, la situación económica de Venezuela se verá como un callejón sin salida.

Socialismo en Venezuela

El mercado negro o de contrabando se origina, entre  otras razones,  cuando se fijan precios irreales para una mercancía que son diferentes a su precio real.  Los precios reales corresponden a la relación existente entre la escasez real y la necesidad real o sentida de una mercancía.  A la escasez real la podemos llamar  oferta y a la necesidad real  demanda.  Ambas se encuentran en el mercado no intervenido por el estado para fijar el precio. Los precios artificiales se originan en dos acciónes: el control y/o el subsidio del Estado. Cuando el Estado controla los precios obliga a los vendedores a cobrar ese precio como máximo y cuando los subsidia el Estado le paga los costos total o parcialmente al productor  o vendedor y lo obliga a vender la mercancía o el servicio a un precio fijo.

En el caso de Venezuela hay precios controlados o ficticios y precios reales fijados por oferta y demanda. Los precios controlados corresponden  a los artículos de primera necesidad.   Tanto esos artículos como los que tienen precios reales son importados y ello ha terminado por encarecerlos por la terrible escasez de dólares que vino por la caída de los precios del petroleo. Aunque los importen a precios internacionales la devaluación real del bolívar los encarece de tal manera que la tasa de inflación ha pasado del 60% en 2014 al 200%.

En la frontera se vive una situación que ha sido producida por el gobierno socialista de Venezuela. El socialismo allá ha tenido características diferentes al de Cuba en cuanto al aspecto económico. El Estado no controla la totalidad del aparato productivo o la gran mayoría sino que hay una economía mixta donde un sector capitalista coexiste con el sector intervenido por el gobierno. En cambio Colombia es un país capitalista que interactúa en su frontera mas grande con Venezuela.

Los sectores económicos con precios controlados en Venezuela tienen dos alternativas o producen a perdida y el gobierno paga las perdidas y los subsidia; o dejan de producir para no arruinarse. En el primer caso se origina un mercado negro de revendedores del articulo subsidiado que el gobierno no puede controlar en el que participan  colombianos pero lo controlan venezolanos que compran al precio ficticio artificialmente bajo y venden al precio real donde se unen la escasez con la necesidad u oferta y demanda sin control. El Gobierno de Venezuela ha sido incapaz de  solucionar el problema y el control de vender a una misma persona con la cédula es insuficiente e inocuo por la corrupción de los comerciantes sobornados por los revendedores. Tendría que imponer la libreta de racionamiento que seria una medida políticamente inconveniente. Para distraer a los consumidores y hallar “chivos expiatorios” les echa la culpa a los colombianos que viven en su país como si no hubiera venezolanos que  dirigen ese negocio.

El Gobierno venezolano se invento la película de que los protagonistas del mercado negro son los grupos paramilitares, dirigidos por el expresidente  Uribe que están realizando una guerra económica contra el pueblo venezolano y el socialismo del siglo XXI. Todo ello como estrategia preelectoral.

Para un alumno de primer semestre de Economía esos argumentos son absurdos y sino veamos un ejemplo. El precio  oficial del Bolívar es 6 bolívares por un dólar. El precio real es 800 bolívares por un dólar.  En cualquier lugar de Venezuela es muy buen negocio comprar dólares  al precio oficial para venderlos al precio real.  Decir que ese negocio únicamente se hace en la frontera con Colombia y no en el resto de Venezuela es un despropósito fruto de la ignorancia de los principios elementales de la economía o un acto de mala fe. Lo que se aplica al dólar  se aplica a cualquier artículo de precio controlado o ficticio guardada la relación entre su escasez y la necesidad reales  que representan el valor real  y el valor controlado o falso revelado por el precio oficial.

La situación anterior  no se había presentado anteriormente porque Venezuela recibía muchos dólares por el petróleo pero cuando eso se disminuyó en un 50% el colapso económico como lo planteamos en otras entradas fue de tales proporciones que ya no hubo ni siquiera dólares para importar la comida, ni para subsidiar los precios y como el aparato productivo interno es casi inexistente para sustituir la oferta importada, todo se vino abajo. Culpar de eso a los colombianos o a los paramilitares es apenas una gran mentira,  nacida en una mente ignorante y paranoica, o una estrategia de mala fe para mantener el poder político ante una probable catástrofe electoral o un argumento para suspender las elecciones.

fracaso de socialismo y capitalismo

Mi  forma de ganarme la vida durante 40 años fue la de ser profesor de Economía.  En realidad ello me sirvió para darme cuenta de las mentiras con las cuales  me habían formado en las escuelas de Economía  donde estudie.

El primer mito fracasado es el de que el liberalismo y el neoliberalismo traían el desarrollo  y la eliminación de la pobreza y el desempleo de los pueblos. Realmente fue todo lo contrario. Hoy día la pobreza y el desempleo han aumentado muy en contra de lo que se esperaba.

Otro mito fracasado es el del socialismo como sistema redentor de la explotación y de la miseria del hombre. Con la excepción de China este sistema ha fracasado en su versión totalitaria y de planificación central de la economía. Los ejemplos que quedan como Cuba y, Venezuela, con deseos de imitarla; Son un desastre.

Cuales son las causas de ambos fracasos?

El liberalismo y el neoliberalismo partían de muchos supuestos equivocados. El primero de ellos es que todos tenemos las mismas posibilidades de ser propietarios y/o empresarios ricos. El segundo es que al enriquecerse los dueños, aumentarían los puestos de trabajo o la compra de trabajo y ello terminaría el desempleo y lograría aumentar los ingresos de los pobres que dejarían de serlo. Otra mentira es la de que los países ricos aumentarían sus compras a los países pobres y así estos últimos tendrían capacidad para desarrollarse y redistribuir el ingreso entre los pobres.

El socialismo de Estado central, el estado de los trabajadores, o la dictadura del proletariado murió en la última década del siglo pasado. Únicamente quedaron Cuba y la China popular. China emprendió unas reformas internas por el Partido Comunista que la hicieron una gran potencia económica, aunque le critiquen que sacrificó la ideología del marxismo. Pero una economía no puede crecer sin algún incentivo al deseo de acumular  privado que aumente la inversión. Precisamente el gobierno de los trabajadores se había mostrado incapaz de producir un aumento de la riqueza por medio de la inversión pública. Esto puede probarse fácilmente por el subdesarrollo y la pobreza de Rusia cuando terminó la Revolución.

El caso de Cuba es un gran fracaso. Cambió la dependencia colonial de Estados Unidos por la dependencia de la U.R.S.S. Cuando se acabo la revolución rusa: se encontró en un colapso total. A punta de represión vino soportando la escasez hasta que le llego el salvavidas de la llamada ” Revolución Bolivariana de Venezuela”, gestada por el comandante Hugo Chávez Frías. El comandante Chávez no quiso o no pudo establecer un Gobierno totalitario y un estado dueño total del aparato productivo como al principio de las revoluciones socialistas anteriores. No mantuvo un partido socialista único y permitió la lucha política con partidos diferentes. Cuando murió fue sustituido por un escaso y discutido margen electoral por Nicolás Maduro que se ha mostrado muy inferior a su antecesor.

Maduro se ha vuelto una especie de títere ventrílocuo de lo que le soplan sus asesores cubanos. Parece ridículo y absurdo que llame a los que protestan fascistas y nazis en pleno siglo XXI. Dos partidos que murieron hace 70 años. Es el discurso trasnochado del partido comunista ruso. El problema de la escasez y la inflación no puede tratarse con esas consignas ideológicas. En Cuba no hay inflación aunque mucha devaluación, porque allá los precios no se definen por la escasez y la necesidad sino que son ” asignados” arbitrariamente en una libreta de racionamiento de acuerdo a un salario también puesto arbitrariamente. El régimen se limita allá a distribuir la escasez y nada más. Los asesores cubanos no tienen ni la experiencia ni el conocimiento para aconsejar en estas materias a Nicolás Maduro. Si el presidente de Venezuela insiste en esa actitud , los peores días están por venir.

Protesta en Venezuela
La foto anterior tomada en una protesta reciente en Venezuela muestra con muy pocas palabras la gran diferencia entre el sueño y la  realidad del socialismo.

Fui ferviente partidario del socialismo hasta que cumplí 50 años, a  principios de los 90 del siglo pasado cuando este modo de producción se auto destruyo. Quedaron Corea del Norte, Cuba y Vietnam.Después de muchas promesas que alimentaban la utopía, vinieron los fracasos económicos y políticos que hicieron creer a la mayoría de la población de esos países que no valía la pena seguir sosteniendo a gobiernos de burócratas corrompidos  y mediocres a costa de su libertad.

Hoy la realidad no ha cambiado y en parte ha empeorado porque a la lista de países mencionada se añade Venezuela.  Como era de esperarse el partido socialista en ese país logró sostener el sueño, mientras hubo abundancia de dólares, luego todo se volvió una triste copia de Cuba.  Esta isla del Caribe,  no es un ejemplo a imitar porque allá se vive un colapso económico disfrazado desde hace mucho tiempo por la libreta de racionamiento y precios artificiales que no reflejan el nivel de escasez ni las necesidades reales de los bienes.  Venezuela no ha podido enmascarar la escasez con precios falsos y no los puede subsidiar porque tendría que hacerlo en dólares porque el bolívar se ha devaluado en un 10.000% y  por eso la inflación ha subido en más del 200 % en un año. En un pueblo acostumbrado a la abundancia de dólares y de bienes importados, enfrentarse a la escasez absoluta y relativa de artículos de primera necesidad y las colas para todo  es algo desesperante y doloroso.

La lista de paradojas de esta frustración es grande:

  • De un modo de producción que iba a terminar con la pobreza, se paso a un sistema que no solo aumentó la pobreza y el atraso tecnológico sino que lo distribuyó en forma igualitaria para la mayoría de la población con excepción de los dirigentes del partido, socialista o comunista.
  • Despues de autodenominarse la verdadera democracia, termino en una dictadura de un puñado de burócratas mediocres que se auto perpetúan en el poder.
  • Decía representar la liberación del hombre y termino siendo una nueva forma de esclavitud.
  • Defendía que era el fin de la enajenación del hombre y termino siendo la enajenación a una ideología.

20130514-025906-a.m..jpg

En una entrada mía sobre este tema, relacionada con la crisis española identifique todas las funestas e inútiles medidas económicas recomendadas por los responsables de la política monetaria europea para “rescatar” lis países que entran en déficit de la balanza de pagos y escasez de  euros para sus compras y transacciones locales.

Para los no economistas un déficit de la balanza de pagos se presenta cuando no hay medios de pago internacionales para llas compras o importaciones, para el pago de la deuda y para cualquier transacción con el resto del mundo.

El factor anterior se agrava en aquellos países que no tienen moneda propia sino que usan una moneda externa  como el euro o el dólar para sus transacciones internas.  En esos casos no hay dinero ni para comprar las mercancías y servicios producidos internamente, ni para pagar los costos de producirlas.

El caso de Grecia puede ser un ejemplo típico.  Esta falta de moneda para todas las transacciones conduce al país a depender de los que la producen o se enfrenta a una parálisis económica total.

Abusando de ese poder, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y el Presidente de la Comisión Económica Europea imponen condiciones para darles los euros que se vuelven un auténtico suicidio económico o “austericidio” Como lo llamo un periodista español

Esas condiciones comprenden la rebaja de impuestos y la disminución del gasto del estado recortando los servicios públicos, las pensiones, los sueldos públicos, los subsidios a los desocupados y el aumento del desempleo en el sector estatal por la supresión o fusión de los puestos de trabajo.

Las medidas recomendadas no sólo no han resuelto el problema en otros países sino que lo han agravado porque parten de una lógica errada: aumentar las ganancias de los patrones para que ellos aumenten el empleo  y compensen el desempleo y la pérdida de ingresos de los empleados públicos  y por otro lado pueda el gobierno pagar lo que le prestan para salvar a los Bancos y evitar la escasez de euros.

Los griegos son muy conscientes del fracaso de esa política económica en otros países y en el propio  y el referendo que convocaron termino por darle un mandato y un voto de confianza al primer ministro para que no acepte esas fatales condiciones

En mi concepto Grecia debe analizar cuidadosamente los recursos de exportación e inversión extranjera neta que tiene para recuperar sus ingresos de medios de pago y establecer algo muy poco ortodoxo como el control de cambios y la intervención estatal en las importaciones para dirigirlas a  las actividades económicas prioritarias y a las empresas locales que puedan sustituir importaciones en condiciones de costos y calidad competitivas   La salida de la eurozona puede o no ser necesaria,  después de analizar el efecto que tendrían las políticas antes mencionadas.

Argentina cayó en una situación parecida en el 2000 y se recuperó con el control de cambios  y con la dirección de los recursos  escasos de moneda internacional a los sectores exportadores y productores de ingresos externos  logrando un crecer a tasas superiores al 7% anual durante 10 años

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.