Archivos de la categoría ‘Economia’


En varias conversaciones Gurdjieff se refirió con mucho respeto a los alquimistas, padres de la química. Los consideraba trabajadores sobre sí mismos por medio de la transformación de los metales viles (plomo y mercurio) en oro. Cuando los alquimistas hablaban de extraer lo sutil de lo groseros se referían a los efectos de una forma determinada de oro que es refinado a partir del oro común por procesos sucesivos de fundición y enfriamiento que producen un polvo blanco con propiedades especiales sobre la consciencia del hombre.

En otro significado el oro alquimico comprende los hidrógenos de densidad inferior  a h48 de la tabla general de hidrógenos propuesta por Gurdjieff y que se adquieren con la práctica del único choque consciente situado entre sol 48 y la 24 de la octava del hombre inacabado..  Es decir los hidrógenos 24, 12, 6, 3 y 1. El hidrógeno 24 es el del centro emocional superior , el 12 es el centro mental superior y produce  la consciencia objetiva de sí mismo propia del hombre.  El hidrógeno 6 es exclusivo del Alma y aporta  la consciencia objetiva general. El hidrógeno 3 aporta la consciencia absoluta y el 1 es el Absoluto manifestado. Estas son distintas formas del oro alquimico.

Este sentido de los hidrógenos alquímicos y su absorción era y es el significado de la palabra “oración” usada en las religiones y el simbolismo oculto de lucir objetos de oro en el cuerpo y el de los trajes dorados y blancos de los sacerdotes en las ceremonias religiosas.  Se considera que la construcción del alma es un proceso dirigido a formar un cuerpo nuevo hecho con el oro alquimico.

La permanencia de estas ideas en el inconsciente colectivo de la humanidad llevo, junto con otros motivos, a establecer el oro como elemento que sirve para acumular valor económico y durante mucho tiempo fue considerado como medio de cambio o de pago universal y primera forma del dinero antes del dinero de papel y ahora el dinero electrónico.

La gran obra que  era el objetivo  de los alquimistas era algo muy diferente de enriquecerse fabricando oro.  Esa era una prueba muy dura que si no pasaban se estancaban ahí, como el elixir de la inmortalidad. El fin del proceso era producir su propia alma y acceder a los niveles superiores de ser y de consciencia  por la introducción de los hidrógenos más sutiles que ya se han descrito. Para ello la codicia y el deseo de inmortalidad o de la eterna juventud eran obstáculos definitivos  en el camino.

En conclusión el oro metálico representa la riqueza económica y el oro alquimico asimilado por el cuerpo astral,  el valor espiritual del hombre.

Anuncios


Los economistas fuimos educados con la idea de que para acabar con la pobreza se debieran ofrecer puestos de trabajo  con una remuneración mínima equivalente al costo de las mercancías que una familia necesita para vivir.

Cada vez es menos cierto lo que nos enseñaron,  porque el desarrollo tecnológico ha venido produciendo máquinas que sustituyen el trabajo manual y mental del hombre y eso estaría muy bien si no se produjera la pérdida de puestos de trabajo con las consecuencias conocidas. Sin embargo este es un problema fácil de resolver si se acaba con el mito de que el empleo es lo único importante y no la capacidad productiva de otros medios diferentes aunque creados con el trabajo humano.

Cuando se acabe el mito del empleo el Estado capitalista creará subsidios  financiados con impuestos o con fabricación de dinero para comprar lo que produzcan las máquinas y se podrá terminar con la escasez si  los empresarios permiten  que sus ganancias se realicen  por ventas en volumen y no por reducciones en la oferta para mantener los precios altos de acuerdo a lo que en otra entrada de este blog se denomina  La paradoja del Valor Económico.

En esta situación se promoverá y tendrá un valor económico muy alto el  trabajo creativo e inventivo del hombre para seguir produciendo medios que ahorren trabajo en todos los procesos productivos.

Este futuro puede estar a 20 o treinta años y  el desempleo se verá como algo fruto del progreso  de la sociedad y no como la peor de las enfermedades económicas al lado de la inflación.


El dinero en cualquier economía debiera reflejar el valor de los bienes que se pagan con él.  En el socialismo  que asigna lo que se puede comprar con el trabajo humano  el dinero pierde todo el significado que le da el mercado de bienes y servicios de consumo.  Los bienes para cada persona se asignan de acuerdo a la cantidad producida disponible por persona al mes  calculada con una división simple: el total disponible de cada bien se dividen entre todos los habitantes que lo necesitan y el resultado se pone en la libreta de racionamiento.  El dinero no se necesita para nada en la operación anterior que no define ningún precio. Donde no hay precios no se necesita el dinero. Tampoco  intervienen  las horas, la calidad y la eficacia del trabajo aportado. Basta con presentar la libreta y se reciben las cantidades.  Si todos reciben lo mismo, ello es injusto y muy desestimulante para los trabajadores.  Este argumento hizo establecer diferentes libretas de racionamiento y utilizar el dinero para pagar las diferentes clases  de trabajo además de estímulos no monetarios para premiar en especie  a los trabajadores.

La situación anterior es  imposible de sostener en una economía socialista que dependa de lo que exporta o vende al exterior. Aquí se depende del precio externo de lo que exporta. Este precio y los costos de producción deben ser competitivos o el país socialista no vende. Además lo que se importa tiene un precio y debe pagarse con dinero internacional. Frecuentemente dólares o euros del odiado y corrompido mundo “burgues”. Ahora se ven muchas razones para necesitar el dinero.  El caso cubano es un ejemplo típico:

Cuando no se dependía del turismo se usaba el peso cubano equivalente al dólar, después aparecieron los pesos convertibles en dólares cuando el turista sale del país y quiere cambiar por dólares o euros los pesos que no gasto. Simultáneamente se emiten los pesos no convertibles (CUP) para las transacciones diferentes a las que se realizan con los turistas. En ese país circulan entonces dos monedas.  Las personas tienden a guardar los pesos  convertibles y usar los otros que valen menos.

Una situación en Cuba es que el mercado interno es reducido y las transacciones tienen impuestos y son controladas por el Estado . El dinero no mide el valor real de los bienes y servicios porque los precios no indican la escasez real ni la necesidad real de las mercancías y servicios que no se venden a los turistas.  Los precios se determinan artificialmente para que los salarios correspondan con lo que se puede adquirir con la libreta de racionamiento o, cuando algunos artículos están fuera de ella en la red minorista de tiendas del estado.

En conclusión el dinero nacional en los paises socialistas no cumple sino una función simbólica  porque el mercado libre no opera y no asigna precios reales a los bienes y servicios. Sin embargo el dinero internacional es muy necesario porque se requiere para abastecer la economía de bienes de consumo y de bienes de producción que no se producen localmente.


Haciendo una recopilación histórica de la economica socialista puede verse un total fracaso de este sistema económico en diferentes versiones que se han caracterizado por ser formas de capitalismo de estado con planes de producción más o menos descentralizados. El origen de esos fracasos se ha explicado en otra entrada.  Aquí intento encontrar soluciones, si las hay. Todas las posibles soluciones parten de establecer un mercado libre, competido y competitivo para fijar los precios y los estímulos individuales para producir. Sin embargo no se debe entronizar el mercado ni considerarlo el medio fundamental para el funcionamiento del modo de producción  como pasa en el Capitalismo. Simplemente debe considerarse como un medio para medir la escasez y las necesidades reales de las mercancías y nada más. Hay algunas situaciones que el mercado resuelve mal o no resuelve y una de esas es el aporte de los inventos que disminuyen la necesidad de comprar trabajo

Por ello hay que modificar el lema famoso de “a cada quien según su trabajo y a cada quien según sus necesidades” por “a cada quien según su trabajo y los beneficios sociales que aporta y a cada quien según sus necesidades”. La inclusión de la parte: beneficios sociales que aporta, se refiere al aporte creativo en innovaciones  y tecnología que disminuye la cantidad de trabajo socialmente  necesario para mantener el nivel y la capacidad productiva de la economía. Para producir mucho más con mucho menos trabajo

Por poner un ejemplo: las impresoras 3D pueden reducir en un 90% la cantidad de trabajo socialmente necesario para producir una vivienda. El inventor de esas impresoras debe recibir una bonificación especial por ahorrar ese trabajo.  El modo de producción socialista al no aceptar ciegamente las indicaciones del mercado tiene la ventaja de poder evitar que el desempleo tecnológico se convierta en una catástrofe social,  porque los medios de pago pueden repartirse a los consumidores de acuerdo con los incrementos en la capacidad productiva de la economía y no sólo por el mercado de trabajo.  En el capitalismo, cuando el trabajo humano no se necesita se produce desempleo y nada más.

El socialismo se necesita porque el capitalismo no puede establecer un sistema tributario progresivo, o sea que los ricos paguen más impuestos y los pobres menos.  Debido a que los ricos mandan y los pobres les toca obedecer,  los ricos se inventan la forma de pagar menos impuestos y obligar a los pobres a pagar más. En cuanto al gasto de los impuestos en el capitalismo también es regresivo. El dinero del gobierno se gasta en los contratistas ricos y en pagar las pérdidas de los bancos o de las empresas de los ricos. Además una parte importante de ese dinero se va en combatir los intentos de rebelión de los trabajadores y de los campesinos pobres, oponiendo soldados pobres contra ellos y comprando armas sofisticadas para usarlas contra los revoltosos y ni hablar de la corrupcion que produce nuevos ricos que se roban los fondos del Estado. Claro que en el socialismo puede pasar lo mismo y debe existir algún control social contra los corruptos.

Estas reflexiones no agotan el tema y espero los comentarios a estos pensamientos y  que no terminen por proponer para el socialismo el viejo modelo del capitalismo de estado burocrático, corrompido e ineficaz que ya ha fracasado.

IMG_1833

 

En este blog se vino pronosticando el colapso económico de Venezuela y del socialismo del siglo XXI. Ahora eso es una realidad dolorosa para el país vecino.

Pasó lo que se preveía y se produjo una catástrofe electoral para el socialismo venezolano que por ahora no parece resolver el problema.  Los precios del petróleo siguen bajando y el país vive de lo que importa y que ahora no tiene conqué pagar. El socialismo y el capitalismo anterior no crearon una industria nacional que sustituyera las importaciones y ese es un proceso lento y largo que no se hace de la noche a la mañana.  La Asamblea Nacional, ahora en manos de los “contrarrevolucionarios”, debe crear un modelo de fuentes alternativas de ingresos externos que financie el proceso de establecer una industria nacional mediante un modo capitalista de producción con intervención estatal que sustituya las importaciones con producción nativa. Pueden tomar como ejemplo al vecino Colombia que pasó un coyuntura parecida de grande escasez de dólares entre 1966 y 1990 y le tocó controlar e intervenir las importaciones para dirigirlas a los medios de producción y las materias primas necesarias para fundar una industria nacional.  Por eso el final del socialismo de principios de los 90 y la reciente bonanza petrolera no llevaron  a una desaparición de la industria local sino a su fortalecimiento para afrontar la crisis causada por la baja de precios del petróleo.  Algo parecido le corresponde a Venezuela que no puede esperar el “milagro” de hallar una fuente de ingresos de medios de pago internacionales que instantáneamente remplacen los ingresos petroleros.

Por un tiempo, mientras se reorienta la inversión a los nuevos objetivos, la situación económica de Venezuela se verá como un callejón sin salida.

 imagen animada de economia
Se ha armado una ciencia sobre algo que no tiene ni el nivel ni la complejidad de las otras ciencias. Aquí pretendo desnudarla de esas ostentosas pretensiones y llevarla a un contenido muy fácil de entender.

Lo esencial de la Economía son tres factores: escasez, necesidad y expectativas.  La escasez de mercancías o servicios disponibles hoy forma la oferta. Las necesidades y deseos actuales de los compradores la demanda. Las expectativas son las creencias o pronósticos que se hacen los compradores y los vendedores de la situación futura de la escasez y de las necesidades de un bien o servicio  y de la relación entre esos dos factores para determinar los precios futuros.

El dinero que función tiene? El dinero es una mercancía que se usa para medir el valor económico de las otras mercancías y servicios, ademas es un medio para comprar o pagar y un deposito del valor económico de los demás bienes. Como cualquier mercancía su valor depende de su escasez y de la necesidad de usarlo para comprar. Si hay mucho dinero y pocas mercancías para comprar el dinero vale poco y al contrario si hay poco dinero y muchas mercancías para comprar entonces el dinero vale mucho y las mercancías valen poco. En el primer caso tenemos un alza general de los precios que se llama inflación y en el segundo caso una baja general de los precios llamada depresión o deflación.

También se mide el valor del dinero o moneda nacional por su capacidad de comprar medios de pago internacional o monedas internacionales.

El valor económico de una mercancía es la posibilidad de ser cambiada por dinero o por otra mercancía. Este concepto tiene varios sinónimos:  valor de cambio, capacidad adquisitiva, capacidad de compra. En el caso del dinero se habla de compraventa  y de precio cuando se cambia una mercancía por otra usando el dinero en esa transacción.  Precio es el valor de cambio expresado en dinero.

Como ya se ha dicho en  otras entradas  el valor económico actual depende de la necesidad y de la escasez de un bien o servicio.

Los precios pueden ser : reales y libres o controlados y subsidiados. Los primeros ya se han definido y los precios regulados generalmente significan un valor artificial inferior  al real.  El protagonista de ese control generalmente es el Estado. Los precios subsidiados se presentan así porque un agente externo, sea el estado con los impuestos u otro paga los costos o las ganancias del vendedor  y ello permite ofrecer la mercancía a precios inferiores al valor económico real.  Los precios controlados y/o subsidiados producen un mercado  paralelo  especulativo de compradores que revenden la mercancía a precios superiores a lo que pagaron por ella para ganarse la diferencia. 

Mercado es el lugar geográfico o el sitio en Internet donde se encuentran compradores y vendedores para comprar y vender libremente mercancías o servicios. En el mercado se forman o establecen los precios reales cuando no hay más protagonistas que los compradores con sus necesidades y deseos de adquirir y vendedores con la escasez o abundancia de lo que  quieren vender.

Por el lado de la oferta o escasez  de los bienes se presentan dos situaciones en el mercado: monopolista cuando uno o unos pocos controlan la escasez de lo que se vende y competencia cuando los vendedores luchan con los precios y las cantidades para vender sus respectivas mercancías. 

Por el lado de la demanda o de las necesidades de los compradores se pueden presentar también dos condiciones en el mercado: uno o pocos compradores determinan los precios y las cantidades de lo que compran y competencia entre compradores por obtener lo que necesitan.

Las expectativas tienen su efecto porque modifican el comportamiento de los compradores y  vendedores y las decisiones acerca de guardar dinero para aprovechar las oportunidades de ganancias especulativas o de tomar precauciones o seguros sobre un riesgo o amenaza futura. Las ganancias especulativas por el lado de los vendedores consisten en guardar o dejar de vender hoy para que por la escasez que producen suban los precios y obtener ganancias en esta forma.  Por el lado de los compradores se guarda el dinero para tener efectivo y aprovechar la oportunidad esperada de especular  en el  futuro cuando se pueda comprar algo barato para venderlo después más  caro. 

Socialismo en Venezuela

El mercado negro o de contrabando se origina, entre  otras razones,  cuando se fijan precios irreales para una mercancía que son diferentes a su precio real.  Los precios reales corresponden a la relación existente entre la escasez real y la necesidad real o sentida de una mercancía.  A la escasez real la podemos llamar  oferta y a la necesidad real  demanda.  Ambas se encuentran en el mercado no intervenido por el estado para fijar el precio. Los precios artificiales se originan en dos acciónes: el control y/o el subsidio del Estado. Cuando el Estado controla los precios obliga a los vendedores a cobrar ese precio como máximo y cuando los subsidia el Estado le paga los costos total o parcialmente al productor  o vendedor y lo obliga a vender la mercancía o el servicio a un precio fijo.

En el caso de Venezuela hay precios controlados o ficticios y precios reales fijados por oferta y demanda. Los precios controlados corresponden  a los artículos de primera necesidad.   Tanto esos artículos como los que tienen precios reales son importados y ello ha terminado por encarecerlos por la terrible escasez de dólares que vino por la caída de los precios del petroleo. Aunque los importen a precios internacionales la devaluación real del bolívar los encarece de tal manera que la tasa de inflación ha pasado del 60% en 2014 al 200%.

En la frontera se vive una situación que ha sido producida por el gobierno socialista de Venezuela. El socialismo allá ha tenido características diferentes al de Cuba en cuanto al aspecto económico. El Estado no controla la totalidad del aparato productivo o la gran mayoría sino que hay una economía mixta donde un sector capitalista coexiste con el sector intervenido por el gobierno. En cambio Colombia es un país capitalista que interactúa en su frontera mas grande con Venezuela.

Los sectores económicos con precios controlados en Venezuela tienen dos alternativas o producen a perdida y el gobierno paga las perdidas y los subsidia; o dejan de producir para no arruinarse. En el primer caso se origina un mercado negro de revendedores del articulo subsidiado que el gobierno no puede controlar en el que participan  colombianos pero lo controlan venezolanos que compran al precio ficticio artificialmente bajo y venden al precio real donde se unen la escasez con la necesidad u oferta y demanda sin control. El Gobierno de Venezuela ha sido incapaz de  solucionar el problema y el control de vender a una misma persona con la cédula es insuficiente e inocuo por la corrupción de los comerciantes sobornados por los revendedores. Tendría que imponer la libreta de racionamiento que seria una medida políticamente inconveniente. Para distraer a los consumidores y hallar “chivos expiatorios” les echa la culpa a los colombianos que viven en su país como si no hubiera venezolanos que  dirigen ese negocio.

El Gobierno venezolano se invento la película de que los protagonistas del mercado negro son los grupos paramilitares, dirigidos por el expresidente  Uribe que están realizando una guerra económica contra el pueblo venezolano y el socialismo del siglo XXI. Todo ello como estrategia preelectoral.

Para un alumno de primer semestre de Economía esos argumentos son absurdos y sino veamos un ejemplo. El precio  oficial del Bolívar es 6 bolívares por un dólar. El precio real es 800 bolívares por un dólar.  En cualquier lugar de Venezuela es muy buen negocio comprar dólares  al precio oficial para venderlos al precio real.  Decir que ese negocio únicamente se hace en la frontera con Colombia y no en el resto de Venezuela es un despropósito fruto de la ignorancia de los principios elementales de la economía o un acto de mala fe. Lo que se aplica al dólar  se aplica a cualquier artículo de precio controlado o ficticio guardada la relación entre su escasez y la necesidad reales  que representan el valor real  y el valor controlado o falso revelado por el precio oficial.

La situación anterior  no se había presentado anteriormente porque Venezuela recibía muchos dólares por el petróleo pero cuando eso se disminuyó en un 50% el colapso económico como lo planteamos en otras entradas fue de tales proporciones que ya no hubo ni siquiera dólares para importar la comida, ni para subsidiar los precios y como el aparato productivo interno es casi inexistente para sustituir la oferta importada, todo se vino abajo. Culpar de eso a los colombianos o a los paramilitares es apenas una gran mentira,  nacida en una mente ignorante y paranoica, o una estrategia de mala fe para mantener el poder político ante una probable catástrofe electoral o un argumento para suspender las elecciones.