Mi relación con la Economia

 


 

img_0781-1

 

La Economía fue algo impuesto en mi historia personal por mis padres, luego de un intento fallido de estudiar Medicina.  Les dije después se salir de la Facultad de Medicina,  que yo quería estudiar Filosofía y Letras. Ellos me dijeron que mi porvenir económico sería muy mediocre, apenas como maestro de Filosofía en la educación media y eventualmente en la universidad.

Así las cosas estudie Economía en la Pontificia Universidad Javeriana  con una débil y superficial teoría económica, de tipo Capitalista y liberal. No podía esperarse otra cosa de una institución dedicada a formar los hijos de los dueños de la empresas y de sus altos ejecutivos.  Estudié en la Universidad de los Andes el postgrado en Economía y allí profundice un poco más la teoría económica capitalista.

Comencé a trabajar como profesor de sistemas económicos comparados en el programa de Economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano,  cuando estudiaba los últimos ciclos del postgrado y la necesidad de enseñar me obligó a profundizar en la teoría económica marxista y en la economía política del socialismo.

Me desilusioné de la teoría económica cuando me di cuentas de la contaminación ideológica que tenía. Para ello estudie el admirable texto de Marx sobre la ideología en sus relaciones con la teoría  científica. Al mismo tiempo comprendí que la ideología socialista y el dogma liberal y neoliberal por si solos no resuelven el problema económico y ni siquiera tienen una teoría que haya demostrado que al aplicarse lo resuelva.

He descomplicado y hecho muy inteligibles la teoría económica hasta reducirla a tres factores :  escasez, necesidad y expectativas.

He descubierto la paradoja del valor y como la abundancia de lo que uno vende le quita valor y por ello nunca existirá la posibilidad de acabar con la pobreza mediante el proceso de producir abundancia para todos. Nadie trabajará para lograrlo.

Tal vez cuando los robots se encarguen de la producción los empresarios autoricen una gran abundancia debido a que tienen costos bajos de producción y solo están limitados por la escasez de la materia prima. Eso es una proyección de largo plazo.

Por ahora todo el mundo se ha dejado engañar acerca de la importancia del empleo y considera catastrófico que las máquinas reemplacen al ser humano. Es un problema que actualmente no tiene solución.

Anuncios