Posts etiquetados ‘Capitalismo’

img_2165

El famoso economista Krugman, ha propuesto llamar a Estados Unidos Trumpistan desde el 20 de Enero porque va convertirse en el reino de Donald Trumpt y por la similitud con el nombre de varias de las republicas de la antigua Unión Soviética dominadas o bajo la influencia de Rusia.

Hasta ahora nadie ha caído en cuenta o no lo ha expresado, el extraordinario poder de Donald Trump al tener en sus manos la fabricación de dólares por medio de la Reserva Federal. Va a ser como un niño jugando con ametralladoras. Estados Unidos es el único país del mundo que puede pagar sus importaciones, su deuda externa y  realizar inversiones externas fabricando su moneda nacional.

Desde 1971 el presidente Nixon decidió suprimir el respaldo en oro del dólar y la cantidad de dólares no está limitada sino por las decisiones de la junta directiva de la Reserva Federal. Si el Presidente de los Estados Unidos tiene poder en dicha junta puede dirigir la producción de billetes de acuerdo a sus intereses.

El presidente de Trumpistan, por ejemplo,  puede comprarse una empresa nacional o extranjera, con un crédito a tasa de interés 0% hecho a uno de sus bancos por la Reserva Federal.  Puede producir una inflación mundial regando dólares por el mundo. Puede pagarle a los gobiernos acreedores con dinero emitido por la Reserva Federal.  Puede ayudarle a sus amigos con financiaciones y avales de la Reserva Federal  directa o indirectamente por medio de sus bancos.

Anuncios

La elección de Donald Trump a la presidencia de EEUU significa la llegada de la extrema derecha al poder del estado capitalista más importante del mundo.  Los estados capitalistas han sido gobernados por versiones más o menos moderadas de la derecha. Ahora la globalización ha terminado agravando la crisis económica, tanto en el capitalismo como en el socialismo. Este  escenario vuelve muy factible el éxito de la mas cruda y salvaje tendencia neoliberal.
Que busca la extrema derecha  en lo económico cuando llega al poder? Sobre todo aumentar sus ganancias. Cómo lo busca?

  1. Disminuyendo los salarios
  2. Disminuyendo los impuestos
  3. Remplazando trabajo humano por trabajo mecánico
  4. Quebrándo  o  desplazando a los competidores  externos.
  5. Apoderándose de la empresa que fabrica el dinero y usando las entidades financieras en provecho propio.

A continuación se presenta una lista de las futuras “Trumpadas”:

  • Para  desplazar o quebrar a los competidores externos el Sr Trump renegociara el tratado NAFTA con México dejando aquellas concesiones que perjudican a los mexicanos y favorecen a  Estados Unidos. Como México no aceptará, ese acuerdo se volverá inexistente.
  • El próximo presidente de EEUU disminuirá los impuestos a las empresas norteamericanas y en general a los ricos y gravará o pondrá impuestos a las empresas que compiten con las americanas.
  • Acabará o debilitará a los sindicatos que defienden el salario de los trabajadores.
  • Disminuirá o evitará las campañas dedicadas a preservar el medio ambiente que aumenten de alguna manera los costos de las  empresas.
  • Pondrá impuestos al giro de dólares a México para financiar la muralla que será más grande que la muralla china y se podrá ver desde el planeta Marte.
  • El presidente Trump entrará en conflicto con sus propios intereses al obligar a las empresas a contratar trabajadores formales que cuestan más y en compensación les rebajará los impuestos.
  • Para compensar la catastrófica situación fiscal rebajará el gasto público en salud , educación y medio ambiente exponiendo a los americanos a una disminución en los servicios públicos y a un grave riesgo ambiental.
  • El  futuro presidente intentará  apoderarse de la Reserva Federal, que es al fin y al cabo una sociedad privada responsable de fabricar los dólares y  utilizará esa empresa en su  beneficio propio  para enriquecerse, comprarse lo que quiere y premiar a sus socios y amigos. Además manipulara el sector financiero para debilitar la economía europea y el euro.

Pero no sólo habrá medidas económicas sino “trumpadas” políticas:

  • Trump tratará de quebrar la economía cubana y la venezolana que representan el enemigo político. Para ello tiene listo un pacto con Rusia para echar abajo los precios de los combustibles por medio de una superproducción de petróleo.
  • Con Cuba, romperá relaciones y  echara para atrás lo logrado por su antecesor. Además fortalecerá a los paises vecinos para que desvíen el turismo del Caribe hacia  ellos. Con lo cual Cuba quedará mucho peor que cuando se acabo la Revolución Rusa en la era de Yeltsin.
  • Donald Trumpt parece que tiene un pacto con Rusia, contra China que es no solo un enemigo político sino el país más fuerte competidor de EEUU en el comercio mundial. Ya ha dado muestras de poca amistad con China al reconocer a Taiwán como la “otra China”. Todo ello indica que hará lo posible por debilitar a China, económica y políticamente.


Los economistas fuimos educados con la idea de que para acabar con la pobreza se debieran ofrecer puestos de trabajo  con una remuneración mínima equivalente al costo de las mercancías que una familia necesita para vivir.

Cada vez es menos cierto lo que nos enseñaron,  porque el desarrollo tecnológico ha venido produciendo máquinas que sustituyen el trabajo manual y mental del hombre y eso estaría muy bien si no se produjera la pérdida de puestos de trabajo con las consecuencias conocidas. Sin embargo este es un problema fácil de resolver si se acaba con el mito de que el empleo es lo único importante y no la capacidad productiva de otros medios diferentes aunque creados con el trabajo humano.

Cuando se acabe el mito del empleo el Estado capitalista creará subsidios  financiados con impuestos o con fabricación de dinero para comprar lo que produzcan las máquinas y se podrá terminar con la escasez si  los empresarios permiten  que sus ganancias se realicen  por ventas en volumen y no por reducciones en la oferta para mantener los precios altos de acuerdo a lo que en otra entrada de este blog se denomina  La paradoja del Valor Económico.

En esta situación se promoverá y tendrá un valor económico muy alto el  trabajo creativo e inventivo del hombre para seguir produciendo medios que ahorren trabajo en todos los procesos productivos.

Este futuro puede estar a 20 o treinta años y  el desempleo se verá como algo fruto del progreso  de la sociedad y no como la peor de las enfermedades económicas al lado de la inflación.


Haciendo una recopilación histórica de la economica socialista puede verse un total fracaso de este sistema económico en diferentes versiones que se han caracterizado por ser formas de capitalismo de estado con planes de producción más o menos descentralizados. El origen de esos fracasos se ha explicado en otra entrada.  Aquí intento encontrar soluciones, si las hay. Todas las posibles soluciones parten de establecer un mercado libre, competido y competitivo para fijar los precios y los estímulos individuales para producir. Sin embargo no se debe entronizar el mercado ni considerarlo el medio fundamental para el funcionamiento del modo de producción  como pasa en el Capitalismo. Simplemente debe considerarse como un medio para medir la escasez y las necesidades reales de las mercancías y nada más. Hay algunas situaciones que el mercado resuelve mal o no resuelve y una de esas es el aporte de los inventos que disminuyen la necesidad de comprar trabajo

Por ello hay que modificar el lema famoso de “a cada quien según su trabajo y a cada quien según sus necesidades” por “a cada quien según su trabajo y los beneficios sociales que aporta y a cada quien según sus necesidades”. La inclusión de la parte: beneficios sociales que aporta, se refiere al aporte creativo en innovaciones  y tecnología que disminuye la cantidad de trabajo socialmente  necesario para mantener el nivel y la capacidad productiva de la economía. Para producir mucho más con mucho menos trabajo

Por poner un ejemplo: las impresoras 3D pueden reducir en un 90% la cantidad de trabajo socialmente necesario para producir una vivienda. El inventor de esas impresoras debe recibir una bonificación especial por ahorrar ese trabajo.  El modo de producción socialista al no aceptar ciegamente las indicaciones del mercado tiene la ventaja de poder evitar que el desempleo tecnológico se convierta en una catástrofe social,  porque los medios de pago pueden repartirse a los consumidores de acuerdo con los incrementos en la capacidad productiva de la economía y no sólo por el mercado de trabajo.  En el capitalismo, cuando el trabajo humano no se necesita se produce desempleo y nada más.

El socialismo se necesita porque el capitalismo no puede establecer un sistema tributario progresivo, o sea que los ricos paguen más impuestos y los pobres menos.  Debido a que los ricos mandan y los pobres les toca obedecer,  los ricos se inventan la forma de pagar menos impuestos y obligar a los pobres a pagar más. En cuanto al gasto de los impuestos en el capitalismo también es regresivo. El dinero del gobierno se gasta en los contratistas ricos y en pagar las pérdidas de los bancos o de las empresas de los ricos. Además una parte importante de ese dinero se va en combatir los intentos de rebelión de los trabajadores y de los campesinos pobres, oponiendo soldados pobres contra ellos y comprando armas sofisticadas para usarlas contra los revoltosos y ni hablar de la corrupcion que produce nuevos ricos que se roban los fondos del Estado. Claro que en el socialismo puede pasar lo mismo y debe existir algún control social contra los corruptos.

Estas reflexiones no agotan el tema y espero los comentarios a estos pensamientos y  que no terminen por proponer para el socialismo el viejo modelo del capitalismo de estado burocrático, corrompido e ineficaz que ya ha fracasado.

IMG_1833

 

En este blog se vino pronosticando el colapso económico de Venezuela y del socialismo del siglo XXI. Ahora eso es una realidad dolorosa para el país vecino.

Pasó lo que se preveía y se produjo una catástrofe electoral para el socialismo venezolano que por ahora no parece resolver el problema.  Los precios del petróleo siguen bajando y el país vive de lo que importa y que ahora no tiene conqué pagar. El socialismo y el capitalismo anterior no crearon una industria nacional que sustituyera las importaciones y ese es un proceso lento y largo que no se hace de la noche a la mañana.  La Asamblea Nacional, ahora en manos de los “contrarrevolucionarios”, debe crear un modelo de fuentes alternativas de ingresos externos que financie el proceso de establecer una industria nacional mediante un modo capitalista de producción con intervención estatal que sustituya las importaciones con producción nativa. Pueden tomar como ejemplo al vecino Colombia que pasó un coyuntura parecida de grande escasez de dólares entre 1966 y 1990 y le tocó controlar e intervenir las importaciones para dirigirlas a los medios de producción y las materias primas necesarias para fundar una industria nacional.  Por eso el final del socialismo de principios de los 90 y la reciente bonanza petrolera no llevaron  a una desaparición de la industria local sino a su fortalecimiento para afrontar la crisis causada por la baja de precios del petróleo.  Algo parecido le corresponde a Venezuela que no puede esperar el “milagro” de hallar una fuente de ingresos de medios de pago internacionales que instantáneamente remplacen los ingresos petroleros.

Por un tiempo, mientras se reorienta la inversión a los nuevos objetivos, la situación económica de Venezuela se verá como un callejón sin salida.

20130514-025906-a.m..jpg

En una entrada mía sobre este tema, relacionada con la crisis española identifique todas las funestas e inútiles medidas económicas recomendadas por los responsables de la política monetaria europea para “rescatar” lis países que entran en déficit de la balanza de pagos y escasez de  euros para sus compras y transacciones locales.

Para los no economistas un déficit de la balanza de pagos se presenta cuando no hay medios de pago internacionales para llas compras o importaciones, para el pago de la deuda y para cualquier transacción con el resto del mundo.

El factor anterior se agrava en aquellos países que no tienen moneda propia sino que usan una moneda externa  como el euro o el dólar para sus transacciones internas.  En esos casos no hay dinero ni para comprar las mercancías y servicios producidos internamente, ni para pagar los costos de producirlas.

El caso de Grecia puede ser un ejemplo típico.  Esta falta de moneda para todas las transacciones conduce al país a depender de los que la producen o se enfrenta a una parálisis económica total.

Abusando de ese poder, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y el Presidente de la Comisión Económica Europea imponen condiciones para darles los euros que se vuelven un auténtico suicidio económico o “austericidio” Como lo llamo un periodista español

Esas condiciones comprenden la rebaja de impuestos y la disminución del gasto del estado recortando los servicios públicos, las pensiones, los sueldos públicos, los subsidios a los desocupados y el aumento del desempleo en el sector estatal por la supresión o fusión de los puestos de trabajo.

Las medidas recomendadas no sólo no han resuelto el problema en otros países sino que lo han agravado porque parten de una lógica errada: aumentar las ganancias de los patrones para que ellos aumenten el empleo  y compensen el desempleo y la pérdida de ingresos de los empleados públicos  y por otro lado pueda el gobierno pagar lo que le prestan para salvar a los Bancos y evitar la escasez de euros.

Los griegos son muy conscientes del fracaso de esa política económica en otros países y en el propio  y el referendo que convocaron termino por darle un mandato y un voto de confianza al primer ministro para que no acepte esas fatales condiciones

En mi concepto Grecia debe analizar cuidadosamente los recursos de exportación e inversión extranjera neta que tiene para recuperar sus ingresos de medios de pago y establecer algo muy poco ortodoxo como el control de cambios y la intervención estatal en las importaciones para dirigirlas a  las actividades económicas prioritarias y a las empresas locales que puedan sustituir importaciones en condiciones de costos y calidad competitivas   La salida de la eurozona puede o no ser necesaria,  después de analizar el efecto que tendrían las políticas antes mencionadas.

Argentina cayó en una situación parecida en el 2000 y se recuperó con el control de cambios  y con la dirección de los recursos  escasos de moneda internacional a los sectores exportadores y productores de ingresos externos  logrando un crecer a tasas superiores al 7% anual durante 10 años

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.