Posts etiquetados ‘centros superiores del hombre’

El tema se ha tratado en otras entradas pero vale la pena examinar algunas versiones que pueden modificar o ampliar la comprensión de esos conceptos.

Primero que todo Gurdjieff, no explicó cual centro y cual cuerpo es el responsable de la consciencia objetiva y del recuerdo de si. Además los centros superiores, según Gurdjieff trabajan con hidrógenos 12 y 6. En la octava del alimento físico solo el centro sexual trabaja con sí 12, o sea que el centro emocional superior está ubicado en el cuerpo físico, al lado del centro sexual y el centro mental superior no está en el cuerpo físico porque trabaja con hidrógeno 6. Ello entra en contradicción con la afirmación de Gurdjieff de que todos tenemos centros superiores completamente desarrollados. Porque si fuera así el cuerpo físico tendría el centro mental superior y no lo puede tener porque el hidrógeno 6 con el cual trabaja este centro no pertenece al cuerpo físico.

Se entra en un callejón sin salida, porque los centros superiores no aportan los medios para el desarrollo interior, porque no aparecen en la octava del cuerpo físico debido a que el más alto hidrógeno es si 12 correspondiente al centro sexual. No se sabe con cual centro se puede realizar el recuerdo de si y los momentos de consciencia objetiva de si mismos.

Para lograr la consciencia objetiva de si mismo, que consiste en percibir nuestros cuerpos etérico, astral y físico simultáneamente como si fueran externos a nosotros mismos Se necesita un largo y duro trabajo de recuerdo de si.

El recuerdo de si produce una asimilación de hidrógenos finos por los centros superiores y la atracción de dichas substancias mejora la calidad y la cobertura de la atención. Esta calidad aumentada de la atención permite ver nuestros cuerpos sutiles. Ello hace más sensible nuestra sensación de si mismos. Además la consciencia objetiva de si mismos produce una visión de rayos x con relación a nuestro cuerpo físico.

También se puede considerar que la consciencia objetiva externa de cuerpos sutiles de otros seres encarnados o desencarnados se presenta después de una larga práctica de la consciencia objetiva de si mismos y de contemplación del espíritu creador. Ello es simultáneo con el pleno desarrollo de los centros superiores y la construcción del alma.

Otra forma de presentarlo es el pleno desarrollo de la octava del aire que va desde re 96 a si 3. Por ello es tan importante la respiración consciente, especialmente en el tramo que va desde sol 12 a si 3. Está octava se desarrolla de acuerdo a la ley de siete tal como se ha explicado en la entrada llamada: Único choque consciente

En la enseñanza de Gurdjieff se manejan en forma indiferenciada estos tres conceptos y es necesario precisar su naturaleza y funciones para aclarar las confusiones que se han venido presentando.

La esencia o el tipo era para Gurdjieff , lo innato en el ser humano: en cierta forma lo opuesto a la personalidad que era lo adquirido por medio de la educación, de la moral y las leyes impuestas después de nacer. Por razones desconocidas Gurdjieff no preciso que se entendía por lo natural en el hombre. Sus discípulos entendieron que era la herencia genética y nada más. Eso deja sin resolver el asunto de los centros superiores con los que todos nacemos formados por substancias sutiles y que por ello no pueden formar parte de la herencia biológica que tiene características físicas.

Para estudiar la esencia, toca inevitablemente considerarla como el cuerpo astral o Vaso del Alma (kessdjan) como lo llamo Gurdjieff en “Relatos de Belcebú a su Nieto”. Pero simultáneamente hay que aceptar la reencarnación porque el cuerpo astral  no es afectado por la muerte física y  es inmortal en este sentido. Todos tenemos cuerpo astral que es el peregrino o viajero de innumerables vidas densas.

Los centros superiores forman la semilla espiritual del cuerpo astral o esencia y son la mejor parte por encima del centro sexual que, en la gran mayoría de seres astrales, controla y dirige tanto el cuerpo astral como el físico que es el mas pasivo de todos. La magnitud e importancia de los centros superiores depende de la intensidad y calidad del trabajo sobre sí mismo realizado  en esta vida física y en existencias anteriores. Este trabajo empieza por fortalecer y  desarrollar las conexiones entre dichos centros y el centro sexual.  La causa inicial es el deseo de autoperfección del  centro sexual, siempre y cuando tenga la información adecuada.  Si existe ese anhelo es probable que se encuentre la enseñanza por maestros vivos o muertos; porque en este sentido el buscador auténtico es auxiliado por ángeles que lo ponen en condiciones propicias para encontrar los datos necesarios para su evolución interior. Después de un tiempo variable de trabajo sobre si mismo y la práctica del choque consciente entre sol 48 y la 24,  los centros superiores se desarrollan y crecen hasta que se encuentran preparados para ser la matriz o útero sutil del alma.

El Alma representa el mas alto logro del cuerpo astral  trabajando  con sus centros superiores plenamente desarrollados como resultado del choque consciente entre el centro sexual y dichos centros. El alma es un nuevo ser independiente del cuerpo astral y superior a dicho cuerpo sutil. Esta formada con substancias que conforman la octava del aire que van desde re 96 hasta si 3 en la tabla de hidrógenos.

El alma nace como resultado de la ley de tres cuando la octava del espíritu creador actúa sobre el cuerpo astral por medio de sus centros superiores, dando origen a todos los hidrógenos o substancias sutiles necesarios para su manifestación, que aparecen en el orden de la ley de siete: 7142857 así: 7 (Mi 12 de la octava del espíritu creador) y 1 Si 12 (Centro mental superior) da 4 (sol 12 de la Octava del Alma o del Aire) y 2 (la 24:Centro emocional superior)  al relacionarse con 8 (re 24 de la Octava del espíritu creador da como resultado 5 (fa 24 de la octava del  alma) y  7 (mi 48 de la Octava del alma) y re 98.  Por encima de sol 12 viene la 6 (consciencia Objetiva general) que se produce  porque sol 3 de la octava del espíritu creador se convierte en si 3 de la octava del aire (Alma) e interactúa con sol 12 de acuerdo a la ley de tres.

En estas alturas el lector merece una explicación de lo que se llama Octava del espíritu creador.La octava del espíritu creador sustituye a lo que Gurdjieff llama “Octava de impresiones” y que, según la enseñanza se formaba a partir del segundo choque consciente que hacia posible a mi 12 de esa octava pasar a fa 6.   Realmente este “choque” no existe ni es necesario porque tampoco existe la octava de impresiones. Lo que hay es la octava del espíritu creador  plenamente formada por el Absoluto,  donde do es el Absoluto y tanto “si” como “la” tienen hidrógenos de densidad  uno (1).  Después viene el santísimo sol Absoluto con partículas de densidad  3, seguidas de fa 6, mi 12 y re 24.

Es un tema que tiene dos versiones : la oficial de Gurdjieff y la de Ouspensky. Según Gurdjieff no hay posibilidades de reencarnar sino para aquellos que han desarrollado un cuerpo astral o cuerpo “Kesdjan”. El resto de los hombres y todos los animales mueren  y se desintegran para volver a suelo de la tierra.

Ouspensky admitió una versión llamada recurrencia en donde se repite la vida anterior con un aporte genético de los padres. En una conversación que tuvo con Gurdjieff y que narró en “Fragmentos…….”este último parece que admitía la recurrencia.

En mi versión no oficial, yo creo en la reencarnación y con ayuda de regresiones a mi pasado,  pude revivir 9 vidas anteriores . Ello,  además de las miles de pruebas que existen, me lleva a incluir este punto en el cuarto camino. Que consecuencias tiene eso en la enseñanza de Gurdjieff ?  Primero que todo, habría que cambiar el concepto de la esencia: su contenido correspondería a las experiencias de las vidas anteriores grabadas con la suficiente intensidad y a los deseos y miedos que definen los padres.  Las características de la esencia no son de tipo genético ni se derivan del cuerpo físico de los padres. Esas propiedades pertenecen al cuerpo astral.

La existencia de la reencarnación cambia el concepto de la muerte y el del nacimiento y nos remite a la existencia o inexistencia del  “karma” y de su tipo especial de justicia. Hemos tratado este asunto e otras entradas  a las cuales remitimos al lector: Verdades prohibidas

Pero hay otras  preguntas no menos importantes:quién y qué renace? La respuesta es renace nuestro cuerpo astral y lo que vuelve a la vida física es un cuerpo astral que construye como vehículo y forma de manifestación un cuerpo físico.Todo lo presentado implica un cambio en el objetivo de la transmutación y del trabajo sobre sí mismo ya no tenemos como fin conseguir un cuerpo astral porque todos lo tenemos.  Ahora nos enfrentamos a dos tareas evolutivas  en cada vida física:

  • Auto perfeccionar los centros superiores por medio del único choque consciente entre sol 48 (centro sexual)  y la 24  ( centro emocional superior) y evolucionar por el efecto de este choque sobre la contribución de los  últimos hidrógenos de la octava superior del espíritu creador mi 12 y re 24  sobre los  hidrógenos la 24 y si 12 (centro mental superior ) de la octava inferior del hombre no evolucionado.  Según Gurdjieff los centros superiores están totalmente desarrollados, pero si fuera así podrían trasformar los centros inferiores y no al revés porque los centros inferiores no pueden aportar substancias superiores porque simplemente no las tienen.  Se necesita ese choque consciente para que la octava superior del espíritu creador aporte lo que necesitan los centros superiores
  • Luego del trabajo anterior que puede tomar varias vidas físicas se puede continuar con el trabajo de construir un alma que representa el fruto de esta continúa labor descrita anteriormente cuando los  centros superiores del ser humano llegan al máximo nivel y reúnen las condiciones necesarias para el nacimiento y desarrollo de este cuerpo espiritual independiente.

I

Una pregunta cómo la del título de esta entrada ha estado siempre consciente o inconscientemente a lo largo de mi vida.

Desde qué nacemos nuestros padres, los sacerdotes y los maestros nos indican que somos ignorantes y que el conocimiento nos permitirá muchas cosas.

Más adelante nos llenan de órdenes y nos indican que debemos hacer. Nos muestran cuales son las consecuencias de portarnos mal según lo que ellos han inventado que es el mal o de creer algo diferente a lo que nos enseñan.

El sufrimiento es un castigo y el placer es un premio por violar u obedecer las ordenes recibidas.

Como si fuera poco nos dicen que tendremos mala suerte si nos portamos mal y buena si nos ajustamos a los modelos de perfección y de moral. Un doble castigo aquí en la tierra primero y en el infierno después.

Luego nos llenan la cabeza de datos, frecuentemente inútiles y de una visión del mundo inventada y no verificada. Es el reinado de las ideologías que constituyen la mayoría del contenido de la Educacion.

Las ideologías religiosas, políticas y económicas son conjuntos de ideas que los poderosos han inventado para que los trabajadores y los pobres sean consolados de su opresión, explotación y escasez.

La mayor parte de los seres humanos nacen pobres o son hijos de trabajadores de salarios bajos o de desempleados. Ellos creen que sí logran educación van a salir de estas condiciones, pero eso es fuente de inagotables frustraciones.

La Educación Superior no cambia ese destino porque  está dirigida a satisfacer las necesidades de las empresas y los  patronos y  depende de lo que valga el trabajo como mercancía cuando el alumno termine su proceso académico. Si hay muchos egresados que saben lo mismo y pocos puestos de trabajo, los salarios de los postgraduados, de los  profesionales, tecnólogos y técnicos  no se van a diferenciar mucho del salario mínimo del que no ha estudiado.  Además con la llegada de la inteligencia artificial al mercado, tanto el  trabajo manual como mental del hombre ha dejado de necesitarse en muchos procesos productivos.

Queda todavía campo de trabajo para grupos muy pequeños y selectos de profesionales independientes y creativos que pueden inventar nuevos medios de producción o trabajan como artistas; pero eso no resuelve el futuro del valor del trabajo  para la inmensa mayoría.

El saber que se recomienda aquí da un sentido individual e interior a la vida, no contiene ideología ni está destinado a venderse en un futuro mercado de trabajo. Es como el cariño verdadero que ni se compra ni se vende.

Este saber está destinado a utilizarse en la evolución del ser humano para que sea consciente y mejore sus cuerpos sutiles hasta llegar a crear un ser espiritual independiente llamado alma.

Este saber se fundamenta en comprender las leyes que rigen la creación y la evolución de todo lo existente: la ley de tres y la ley de siete simbolizadas en el sagrado Eneagrama, sobre las cuales se ha venido tratando en otras entradas. Por ello Gurdjieff dice: “saber es saberlo todo. No saberlo todo es no saber. Pero para saberlo todo es necesario saber muy poco”. Es todo lo contrario de lo que dice Sócrates: “sólo sé que nada sé”

Desde hace tiempo quería escribir esta entrada para dejar clara mi posición acerca del Cuarto Camino y mi particular forma de verlo.

En otras entradas he planteado mis discrepancias con la enseñanza de Gurdjieff y con lo que quedó de ella y este artículo es un resumen de ellas y una interpretación nueva nacida de mi comprensión madurada en 43 años. A  continuación pasó un apretado resumen de  mis diferencias presentando lo fundamental

  • No creo en la existencia de más de un choque consciente. Creo en dos choques únicamente : uno consciente y otro inconsciente  o mecánico. Al choque consciente se le podría llamar choque espiritual porque es la actividad del cuerpo espiritual sobre el cuerpo astral. Al choque inconsciente o subjetivo se lo puede llamar choque astral y representa la actuación del cuerpo astral sobre el  cuerpo físico.
  • Creo que la numeración del eneagrama debe cambiarse. Si representa el número uno y re el 8.  Ello vuelve inversa la relación entre el  espíritu y el cuerpo físico en la octava evolutiva.   Es decir que la evolución humana es un proceso que depende del choque o interacción del espíritu sobre el cuerpo astral realizada por los choques conscientes sucesivos hasta crear el Alma.
  • Creo en la reencarnación en cuerpo físico  como un proceso evolutivo que puede ser más o menos largo  según sea la frecuencia e intensidad de  los choques conscientes o espirituales sobre el cuerpo astral en cada vida física.  Si se alcanza a crear un alma ya no se renace en el  mundo físico sino en las regiones del mundo espiritual.
  • Por razones desconocidas, Gurdjieff no presentó la información que tenía y contó con discípulos  que tenían poca capacidad crítica para aclarar o sugerir soluciones a las contradicciones de sus enseñanzas.
  • Como consecuencia de lo anterior,  el cuarto camino se volvió una vía meramente psicológica donde no se conoce ni se comprende la operación de la realidad sutil y de los mundos astral y espiritual sobre el ser humano. Todo se halla incluido en un burdo materialismo físico.

En mi cuarto camino se asciende en el nivel de ser y de consciencia mediante la práctica del choque consciente  que comprende la respiración consciente,  la identificación con las emociones superiores y la no identificación con las negativas, el recuerdo y la observación de si mismo y la comprensión de las leyes de tres y de siete en el sagrado eneagrama. La práctica de lo anterior va fortaleciendo los centros emocional y mental  superiores hasta llegar al punto crítico de la creación del Alma.

He aceptado el nombre del cuarto camino  para la senda espiritual propuesta por las enseñanzas de Gurdjieff aunque opino que debe añadirse que esa propuesta se realiza en la realidad sutil y más concretamente en el cuerpo astral con el apoyo de la parte espiritual presente en los centros superiores mental y emocional y la intervención específica del centro sexual.

Lo anterior es mi versión personal de lo que yo creo que es el Cuarto Camino y que no coincide en varios aspectos con la presentación oficial y la práctica ordinaria de esta vía espiritual.

(más…)


La diferencia entre esas dos clases de sufrimientos se hace desde el punto de vista del Cuarto Camino. En esta enseñanza se consideran como útiles aquellos actos, comprensiones o emociones que sirven para activar nuestra relación con los centros emocional  y mental superiores en una primera etapa, completar dichos centros después y por último construir el Alma. Esta distinción no tiene que ver con ninguna ideología religiosa ni con  el karma,  que es otra forma de ideología cuando se trabaja a niveles subjetivos de consciencia o con un bajo desarrollo de los centros superiores.

Lo dicho anteriormente se aplica a los sacrificios ofrecidos a los dioses o a Dios, a la renuncia a algún deseo o placer para ofrendarlo a la divinidad y obtener favores en esta vida física o en la vida astral posterior a la muerte física. Todo eso es inútil y no sirve para la realización de nuestros sueños o deseos. También se aplica lo anterior a la eficacia de conseguir un premio kármico consistente en reencarnar con suerte y riquezas en una vida futura con el costo de aguantar el sufrimiento en esta. Dios no castiga a los verdugos ni premia a  las victimas que soportan su frustración y sufrimiento injustos con abnegación y resignación.  Esto a primera vista parece inaceptable y repulsivo, pero los que hemos podido recordar las miles o millones de veces que hemos muerto y fuimos a reclamar el premio a nuestras acciones generosas y a nuestros sacrificios  ofrecidos a Dios nadie nos atendió  ni  nos pago por estas obras. Lo que sucedió entonces fue un encuentro con parientes y amigos que nos dijeron que no era cierto lo que ellos y nosotros creíamos y que vieramos si algunos de esos fantoches que se autodenominaban “Representantes de Dios” podrían seguir engañando a los ingenuos y crédulos con falsas promesas de reencarnaciones felices en los próximos cuerpos físicos.  Estos mentirosos contaban a su favor con el  olvido de cualquier promesa hecha por ellos antes de encarnar y por eso nadie les pedía cuentas. Pero los que habían desarrollado sus centros superiores y avanzado en la construcción de su alma eran capaces de recordar esas vivencias del período entre vidas y demostrar la farsa.

El sufrimiento útil  forma parte del choque consciente en el aspecto emocional y nos permite construir las conexiones con los centros superiores y mover el centro de gravedad de nuestro ser hacia la parte espiritual  en cambio del centro sexual que es el núcleo del cuerpo astral.

Al principio el sufrimiento útil, llamado por Gurdjieff:”Sufrimiento intencional” es el dolor del desapego del centro sexual que es  transitorio y es sustituido por el placer de las emociones conscientes y de la comprensión que desarrolla los centros superiores primero y el alma después.  Por ello  no debe temerse a este sufrimiento  liberador que nos produce la verdadera y única evolución.