Posts etiquetados ‘Conciencia objetiva’

Logo Iglesia Cristiana IV camino..jpg

En los últimos meses he venido estudiando aspectos de la historia de Jesucristo, escritos en la Biblia y en documentos no autorizados y creo que la verdad sobre Jesucristo no se conoce todavía en forma completa.

Debo agradecer en esta búsqueda a los investigadores Richard Leigh, Henry Lincoln y Michael Baigent, quienes tratando de descifrar la historia y el significado del “Santo Grial” terminaron descubriendo puntos ignorados u ocultos de la historia de Jesucristo en su excelente libro “El Enigma Sagrado”. Obra que inspiro, entre otras, la novela famosa de Dan Brown: “El Codigo Da Vinci” Los hechos revelados en ese libro, junto a los aportes de Gurdjieff acerca del Cristianismo Esoterico permitieron esta entrada.

Los hechos  cruciales del argumento de cualquier vida son: nacimiento, matrimonio, hijos, misión, sentido o significado de la vida y muerte. Al examinar esos hechos en Jesucristo se presentan diferentes versiones.

En general hay tres versiones:  La de la Ideologia religiosa de la Iglesia Catolica y de la Biblia cristiana. La que se puede llamar la versión Gnóstica y la que plantea a Jesucristo como el  Rey de los judios del linaje de David  y que por las circunstancias políticas de la dominación Romana no pudo realizarse.

Empezando por el nacimiento se presenta en la primera versión como si no hubiera sido concebido en forma natural o normal como fruto de las relaciones sexuales, sino como si su Madre Maria  fuera fecundada por Dios y no por José. La fecha del nacimiento fue un 24 de Diciembre para esta versión.  Sin embargo otras fuentes  establecen el nacimiento  el 6 de Enero del año primero. Debido a que  otros dioses anteriores habían nacido de madres vírgenes  Jesucristo no podía ser menos.  En esta misma forma nació Osiris, Tammuz,  Adonis y Attis.

En relación al matrimonio e hijos y en general respecto del sexo, en esta versión, Jesucristo fue siempre casto y célibe o sea que no tuvo relaciones sexuales ni se casó ni tuvo descendencia.

La misión inventada y asignada para Jesucristo en esta ideología era la de redimir a la humanidad, por el sacrificio en la cruz, del Pecado Original cometido por nuestros primeros padres Adán y Eva.

En la versión monárquica, Jesucristo nació de relaciones sexuales normales y tenía derecho al trono de Jerusalén como Rey de los judíos. Su misión era liberar a los judíos de la dominación del imperio romano. Este ideal se frustró con su muerte en la cruz. Sin embargo su descendencia seguía con los mismos derechos. En esta versión no hay acuerdo o no ha sido verificado por los investigadores si murió o no en el Calvario. Mahoma, el fundador del Islam considero cierta la hipótesis de que no había muerto en la cruz y así lo escribió en el Sagrado Coran  (Capitulo IV versículo 157).

Los que creen en el derecho de Jesucristo a ser Rey de los judíos,  defienden también la transmisión por herencia de ese derecho a sus hijos del matrimonio que tuvo con Maria Magdalena.  Según esta historia no oficial, Maria Magdalena  tuvo que exiliarse de Judea al sur de Francia (Marsella) por la cruel persecución a los judíos del período comprendido entre los años 66 y 74 D.C.

La versión que la Iglesia Cristiana del Cuarto Camino y yo estimamos verdadera es la Gnostica en la cual Jesucristo  es un gran Maestro espiritual  Esenio  que  fue iniciado en la Escuela Gnostica. Se entiende como Gnosis una enseñanza de la ley de Tres y de la Ley de siete descrita en el Sagrado Eneagrama en donde se pone como objetivo fundamental la Unión  con lo divino por medio de la construcción de un alma  que es el medio para la presencia de lo Absoluto y del Espíritu en lo mas profundo del hombre. Esta enseñanza no tiene nada que ver con reprimir la eyaculación en el acto sexual para  lograr la transmutación del ser. El punto de vista de la Iglesia cristiana del Cuarto camino sobre el sexo esta muy bien ilustrado en la entrada de este blog:”https://fratalaya.com/2012/02/17/sexo-en-gurdjieff”

Al aceptar y defender esta versión Gnostica de Jesucristo confirmamos nuestra concepción de Cristianismo Esotérico, tal como Gurdjieff la presento y somos conscientes en forma objetiva de los verdaderos fundamentos de la Iglesia Cristiana del Cuarto Camino.

 

GURDJIEFF3[1]

Pregunta: Somos el alimento de la Luna?

Respuesta:  Nosotros ignoramos o para decirlo en otras palabras, nuestra astrofísica, hija del paradigma positivista del Siglo XIX, niega la existencia de substancias sutiles y para ello invento la teoría de los campos electromagnéticos.

Así cómo niega la existencia de materias sutiles, no acepta la idea de que haya una atmósfera alrededor de los planetas formada por los excrementos sutiles de la vida orgánica, cuando mueren los seres vivos y que pueda ser el alimento de un embrión de planeta como la Luna. Claro que no cree que nuestro satélite pueda algún día llegar a ser otro  planeta.  Por todo aquello es repudiado como insólito y absurda este concepto divulgado por Gurdjieff, que no fue una ocurrencia suya, sino algo perteneciente a la Ciencia Objetiva.

Aún discípulos tan destacados como Orage, inventaron la idea de que esta manera de pensar era una metáfora de Gurdjieff para referirse al centro sexual del organismo humano.

Pregunta: Morimos como perros?

Respuesta:  Este tema fue tratado por Gurdjieff con unos aforismos que transcribo enseguida: “El hombre puede nacer, pero para nacer primero debe morir, pero para morir, primero debe despertar ” y ” Cuando el hombre despierta puede morir, cuando muere puede nacer”

La muerte es la desconexión  del cuerpo astral o centro sexual del cuerpo físico o del alma, cuando la tenemos. La desconexión del cuerpo físico o  ruptura del cuerpo etérico, llamado  ” El cordón de Plata” es la muerte que conocemos todos los días y cuyo proceso es igual al de los animales vertebrados. Al desapego o desidentificacion permanente del centro sexual o cuerpo astral, se denomina muerte mística.  Gurdjieff en los aforismos citados, emplea la palabra nacimiento al referirse al ser interno sutil o Alma que creamos con el trabajo espiritual.

Gurdjieff tiene razón en que los hombres que no han originado un alma, mueren como perros. Cuando hemos gestado un alma, morimos como hombres completos. Y nuestra alma queda liberada de la necesidad de reencarnar y puede viajar a las regiones superiores del Espíritu.

Para producir (nacer) su alma el hombre debe antes despertar es decir trabajar espiritualmente para asimilar las substancias invisibles y  poder abandonar (morir) su cuerpo astral o centro sexual para llevar una nueva vida con su alma. En otras palabras: el hombre puede nacer a la vida espiritual, pero para nacer primero debe dejar de identificarse con su centro sexual o cuerpo astral (morir), pero para dejar de identificarse con el centro sexual y construir su alma, debe antes tener una conciencia objetiva de si mismo  o despertar.

Porque no cree en la versión del Eneagrama  propuesta por Gurdjieff?

Respuesta: Porque lleva a un callejón sin salida en el camino evolutivo del ser humano: porque se necesita un indefinido numero de choques conscientes para llegar hasta el Absoluto y si eso fuera así, seria imposible el progreso espiritual después del segundo choque consciente. Gurdjieff evadió el tema o lo dejo tan poco aclarado, que ninguno de sus discípulos ha logrado presentar una versión  plausible de este punto.

Ouspensky, considerado un discípulo notable, no entendió porque hay tres choques en el Eneagrama y solo 2 en la ley de octavas y para aclararlo se imagino que las octava de impresiones empezaba entre sol y la y tenia el choque entre mi y fa (segundo choque consciente) entre si y do. Pero aquí empezaría una cuarta octava, que se ignora cual es, y mas adelante una quinta octava y así  indefinidamente.

Es mas lógico invertir la numeración del eneagrama e imaginar solo un choque consciente entre sol y la de la octava del alimento físico que permitiría desarrollar la octava del aire como el puente de unión con nuestro ser espiritual y formar el alma. El choque entre fa y mi de esa octava representa el acto sexual, por el cual nos reproducimos. La alternativa es entre repetirnos en los hijos y volver al mismo lugar cuando nos llegue la muerte física o formar ese puente con nuestro espíritu para evolucionar y salir del ciclo interminable de reencarnaciones.

 


GURDJIEFF3[1]

Pregunta: existe o no existe el segundo choque consciente y en que consiste?

Respuesta: No existe, como no existe un tercero o un cuarto choque consciente. Gurdjieff por razones desconocidas oculto la octava del espíritu y su relación con la octava del alimento físico para iniciar por medio de los centros superiores y el centro sexual  la formación del alma u octava del aire.  El choque consciente que realmente se da entre sol48 , la 24 y si 12  lo ubico al final de si 12 y le atribuyo la formación de la octava del aire y las 3 primeras notas de la octava de impresiones, sin  intervención del espíritu.

Pregunta:Porque es tan importante el centro sexual en la formación del alma, en la producción de la consciencia objetiva y porque es  la principal causa de nuestra esclavitud?  Acaso Gurdjieff es tan pansexualista como Freud o Marcuse?

Respuesta: Su pregunta incluye varias inquietudes y voy a principiar por ubicar el centro sexual en la maquina humana. Para explicarlo mejor tomo prestada una definición del hombre de Arthur Koestler: “El hombre es un robot administrado por un fantasma”. Gurdjieff hubiera aceptado esa definición añadiendole: “el hombre es un robot físico administrado por un robot invisible”. Ese robot sutil que administra la maquina humana es el cuerpo astral o centro sexual. El centro sexual usa dos palancas para manejar el ser humano: El DESEO y EL MIEDO. Estos dos factores al pertenecer al cuerpo astral o centro sexual,  que es el viajero de todas nuestras vidas pasadas y de esta; definen las condiciones de cada reencarnación  y los protagonistas de los argumentos. Mediante ellos escogemos en donde nacemos, quienes son nuestros padres, con quienes nos casamos o convivimos. El cuerpo astral o centro sexual del hombre se diferencia muy poco del de los animales vertebrados. sin embargo esa pequeña diferencia es su posibilidad de liberarse de esa esclavitud al deseo y al miedo: El centro emocional superior, sede de las emociones de amor, fe y esperanza  CONSCIENTES y el centro mental superior, donde reside la consciencia OBJETIVA de si mismo. Los centros superiores son las semillas del Alma y el medio para que el espíritu se relacione con el cuerpo astral o centro sexual para gestar el alma y llevarla hacia su pleno desarrollo. El Hombre cuando construye el Alma se libera de la necesidad de reencarnar en un cuerpo físico y si lo hace es libremente para facilitar ese proceso que el culminó en otros hombres. Renace como Maestro físico.

Volvamos a su pregunta.  El ser ordinario de un hombre es esclavo de sus deseos y de sus miedos y solo tiene escasos momentos de conciencia objetiva de si mismo  y en muy pocos instantes siente las emociones conscientes que hemos mencionado anteriormente. Es movido por impresiones y datos externos que suscitan o activan deseos y miedos inconscientes que el erróneamente juzga fruto de su libertad. Solo cuando despierta la consciencia y la atención objetiva de si mismo puede darse cuenta de la prisión en que vive. En ese momento empieza a sustituir  todos sus deseos por tres: Escaparse de la cárcel invisible, despertar a la conciencia objetiva general  y desarrollar su alma hasta su plenitud. Solo cuando nace su alma, muere su cuerpo astral o centro sexual.

Cuando nace su alma también mueren sus miedos porque ellos eran fruto de la ignorancia acerca de lo que es la muerte física;  de la mala memoria de la vida en el plano astral y de la incapacidad de percibir ese universo sutil  por el alcance limitado de los estados subjetivos de conciencia. El alma supera todo eso con su consciencia objetiva.

En lo del “pansexualismo” de Gurdjieff, comparado con el  de Freud y Marcuse,   tengo que aclarar que ellos se referían a las consecuencias de la represión del instinto sexual  en la conducta humana y en las costumbres sociales. Jamás concibieron un centro sexual como un fantasma robot dirigiendo todas las manifestaciones mentales físicas y emocionales del ser humano.  Aunque en ambos casos se les abonan sus descubrimientos acerca de los efectos de dichas represiones sobre las enfermedades psicológicas, sobre el comportamiento y sobre la cultura humana. También habría que reconocerles  la revelación acerca de la existencia del inconsciente y su influencia  en una época en donde nadie se imaginaba que el hombre pudiera ser esclavo y víctima de algo que no percibía su conciencia de “vigilia”

 

GURDJIEFF3[1]

Pregunta: En opinión de Francisco Reyes Atalaya: cual es el significado para el hombre actual de Gurdjieff, de su enseñanza y del Cuarto Camino?

Respuesta:  Su pregunta abarca tres preguntas que responderé por separado.

Sobre Gurdjieff: En una profecía acerca de si mismo, Gurdjieff afirmo que en el próximo siglo, o sea en el que vivimos, “Relatos de Belcebú” seria estudiado en el  Vaticano. Tal vez se equivocó, o tal vez no, uno no sabe porque en el Vaticano hay muchas cosas secretas. Lo que si se sabe es que los jesuitas participaron en apoyar la interpretación del eneagrama como un símbolo de los tipos psicológicos, lo cual ha sido la manera de ocultar su verdadero significado. En general la imagen de Gurdjieff, se ha visto de varias maneras: Como un charlatán y farsante, como un extraño maestro espiritual, como un personaje extraordinario y como un mensajero de un conocimiento oculto y olvidado.  Yo creo lo último.  Sin embargo pienso que únicamente desarrolló su alma en embrión y debe seguir trabajando en otra vida para desarrollarla plenamente.

Sobre su enseñanza: persisten los problemas que el mismo Gurdjieff detecto: ante todo una aridez, represión; y a veces, abierta desconexión  emocional, producto de malinterpretar la recomendación de no identificarse con las emociones negativas. Lo anterior tiende a producir trastornos mentales que pueden llevar al manicomio.Se observa una tendencia al  psicólogismo, como si la enseñanza fuera apenas un programa de superación personal en donde no se distingue la presencia de los cuerpos sutiles, ni su relación con los estados objetivos de conciencia. tampoco se han relacionado  los niveles de conciencia con los niveles de atención y dichos niveles de atención con la capacidad para recordarnos a si mismos.

Sobre el cuarto camino: Pienso que existe ignorancia de los objetivos de este camino y, muerto Gurdjieff, como aquel que lo había recorrido, no hay un maestro que se haya encargado de continuar y aclarar lo que Gurdjieff no explico, por las razones que fueran. Persisten los puntos oscuros y las aparentes contradicciones que se plantearon en la primera parte de este reportaje.

Pregunta: Cual es el sentido del sueño en que casi todos vivimos, según Gurdjieff?

Respuesta: 
Según Gurdjieff el ser humano, en los estados subjetivos de conciencia, se halla dormido en el sueño e hipnotizado  o sonámbulo en la “vigilia”. En el sueño depende totalmente del poder de su imaginación, de sus deseos y de sus miedos que elaboran fantásticas historias y cuentos para autocomplacerse y digerir las experiencias del día, El sueño  es lo que queda de la jornada. Cuando despierta y abre los ojos se adquiere conciencia del mundo físico externo pero aún esta percepción se halla contaminada por sus deseos y sus miedos que ocasionalmente lo llevan a ver lo que quiere ver y no lo que es real físicamente.

Respecto del  mundo interior y de la interpretación que le da a la información que recibe de los sentidos no es objetivo sino subjetivo y depende, como en el sueño del cuerpo, de sus deseos , de sus miedos, de lo que le gusta o de lo que no le gusta, de lo que le han ordenado que es bueno o es malo y de lo que le han enseñado que puede ser cierto o falso. Ha sido hipnotizado y así anda por el mundo.

Pregunta: Porque afirma Gurdjieff que nadie hace nada?

Respuesta:
 No existe afirmación mas repulsiva para el hombre moderno que ha construido el sentido de su vida con lo que piensa hacer o producir ahora mismo y en el futuro.  Muchos abandonan las enseñanzas del cuarto camino cuando oyen eso y cuando les dicen que no tienen conciencia de si mismos o que el sentido de la especie humana es ser la comida de la luna.

Gurdjieff le daba un sentido diferente a la palabra “Hacer”: El consideraba que lo que el hombre realiza no lo hace por su propia iniciativa.  Creía que los actos se originan en factores  externos o internos inconscientes que nosotros tomamos, por la  falta de conciencia de si mismos, como si  partieran de nuestras determinaciones libres y autónomas. Solo el que despierta a la consciencia objetiva de si mismo puede realmente hacer por su cuenta y ser responsable de su vida.


He querido transcribir un admirable texto del gran pensador esotérico alemán Gustav Meyrinck,  sobre el despertar de la consciencia, extractado de una novela suya llamada: “El espejo verde”

“La llave que nos hará dueños de la naturaleza interior esta oxidada desde el Diluvio

Se llama: velar.

Velar lo es todo

Los hombres están firmemente  convencidos de que velan, pero en realidad están presos de una red de sueños que han tejido ellos mismos. Cuando más se aprieta la red mejor impera el sueño. Los que están sujetos por sus mallas son durmientes que caminan por la vida como rebaños de ganado, llevados al matadero, indiferentes y sin pensar.

Los soñadores solo ven a través de las mallas, un mundo enrejado, no perciben más que aberturas engañosas, obran en consecuencia y no saben que estos cuadros son los restos insensatos de un todo enorme. Esos soñadores no son, como tal vez tú crees, los fantasiosos y los poetas: son los trabajadores los sin reposo del mundo, los que están roídos por la locura de obrar. Se parecen a los torpes escarabajos laboriosos que suben a lo largo de un tubo liso para hundirse en él cuando han llegado arriba. Dicen que velan, pero lo que creen que es vida no es más que un sueño determinado anticipadamente hasta en sus menores detalles y sustraído a  la influencia de su voluntad.

Ha habido y hay todavía algunos hombres que sabían que soñaban, pioneros que avanzaban hasta las murallas tras de las cuales se oculta el yo eternamente despierto. Videntes como Nietzsche,  Schopenhauer y Gurdjieff, pero no poseían, o no usaron plenamente las armas para el asalto a la fortaleza y su llamada a combate no despertó a los durmientes.

Velar lo es todo.

El primer paso a este fin es tan sencillo que un niño puede darlo. Sólo el que tiene el espíritu falseado ha olvidado como se anda y permanece paralizado sobre sus dos pies, porque no puede prescindir de las muletas que ha heredado de sus predecesores.

Velar lo es todo.

¡Vela en todo lo que hagas! No te creas ya despierto. No, tú duermes y sueñas.

Reúne todas tus fuerzas y haz que, por un instante, resplandezca en todo tu cuerpo esta sensación: ¡ahora estoy en vela!

Si esto te da resultado, reconocerás enseguida que el estado en que te encontrabas te parece ahora un embotamiento y un sueño.

Ese es el primer paso vacilante del largo, larguísimo viaje que conduce de la servidumbre al todo poder.

Avanza de esta manera de despertar en despertar.

No existe idea atormentadora que no puedas rechazar de esta manera. Se queda atrás y ya no puede alcanzarte. Te extiendes por encima de ella como la copa de un árbol sobre las ramas secas.

El dolor se aleja de ti como las hojas muertas cuando esta vela se apodera igualmente de tu cuerpo.

Los baños helados de los brahmanes, las noches de vigilia de los discípulos de Buda y de los ascetas cristianos, los suplicios de los faquires hindúes, no son más que ritos esculpidos que indican que allí se elevaba el templo de los que se esforzaban por velar.

Lee las escrituras santas de todos los pueblos de la Tierra. Por todas ellas se desliza, como un hilo rojo, la ciencia oculta de la vela. Es la escala de Jacob que combate toda la “noche” con el ángel del Señor hasta que llega el “día” y obtiene la victoria.

Tienes que subir uno tras otro los peldaños del despertar, si quieres vencer la muerte.

El escalón inferior se llama ya genio.

¿Cómo debemos llamar los grados superiores? Permanecen ignorados por la mayoría de los hombres y son tenidos por leyendas.

La historia de Troya fue tenida por leyenda, hasta que al fin un hombre tuvo el valor de excavar por sí mismo.

En este camino del despertar el primer enemigo que encontraras será tu propio cuerpo. Lucharas contigo hasta el primer canto del gallo. Pero si percibes el día del despertar eterno que te aleja de los sonámbulos que creen ser hombres y que ignoran que son dioses dormidos, entonces el sueño de tu cuerpo desaparecerá también y dominaras el universo.

Entonces podrás hacer milagros, si así lo quieres, y no tendrás que esperar, como un humilde esclavo que un dios falso y cruel tenga la amabilidad de llenarte de regalos o cortarte la cabeza.

Naturalmente la felicidad de un perro fiel, servir a un dueño no existirá más para ti; pero sé franco contigo: ¿Querrías incluso ahora cambiarte por tu perro?

No te dejes asustar por el miedo de no alcanzar ese fin en esta vida. El que ha encontrado este camino vuelve siempre al mundo con una madurez interior que le hace posible la continuación de su trabajo. Renace como genio.

El sendero que te muestro esta sembrado de acontecimientos extraños:       ¡muertos que has conocido se levantarán y te hablaran! ¡No son más que imágenes!.  Se te aparecerán siluetas luminosas que te  bendecirán. No son más que formas imaginarias exaltadas por tu cuerpo astral, el cual bajo la influencia de la Voluntad, morirá de muerte magnífica y se convertirá en tu alma, hija de tu espíritu, como el hielo alcanzado por el fuego se disuelve en vapor.

Cuando te hayas desprendido de ese cadáver sutil que hay en ti; podrás decir que el sueño se ha alejado de ti para siempre.

Entonces se habrá cumplido el milagro en que los hombres no pueden creer –porque engañados por sus sentidos no comprenden que materia y fuerza son la misma cosa- y el milagro de que, incluso si te entierran, no habrá cadáver en tu ataúd.

Solo entonces podrás diferenciar lo que es realidad de lo que es apariencia. Solo encontraras aquel que ha emprendido este camino antes que tú.

Todos los demás son sombras.

Hasta allí no sabes si eres la criatura más feliz o  la más desgraciada. Pero  no temas nada. Ninguno de los que han tomado el sendero de la vigilia, aunque se haya extraviado,  ha sido abandonado por sus guías.

Quiero darte una señal por la que podrás reconocer si una aparición es realidad o sólo imagen: si se acerca a ti, si tu conciencia se turba, si las cosas del mundo exterior son vagas o desaparecen, desconfía. ¡Mantente en guardia! La aparición no es más que una parte de ti mismo. Sino la comprendes, es sólo un espectro sin consistencia. Un ladrón que consume una parte de tu vida.

Los ladrones que roban la fuerza del alma son peores que los ladrones del mundo.  Te atraen como fuegos fatuos al pantano de una esperanza engañosa, para dejarte solo en las tinieblas y desaparecer para siempre.

No te dejes engañar por algún milagro que parezcan realizar en tu favor, por ningún nombre sagrado que se den, por ninguna profecía que formulen aunque esta se cumpla; son tus enemigos mortales, arrojados del infierno astral, y con los cuales luchas por el dominio.

Sabe que las fuerzas que poseen son las tuyas propias desviadas por ellos para mantenerte en la esclavitud. No pueden vivir  fuera de tu vida, pero si los vences, se hundirán y se convertirán en instrumentos mudos y dóciles que podrás emplear según tus necesidades.

Son innumerables las victimas que han hecho entre los hombres. Lee la historia de los visionarios y de los grandes dementes para aprender que el sendero que sigues está sembrado de cráneos.

Inconscientemente la humanidad ha levantado contra ellos una muralla invisible: El Materialismo. Esta es una defensa infalible; es una imagen del cuerpo físico, pero es también un muro de la prisión que te impide la vista.

Hoy andan dispersos y el fénix  de la vida interior resucita de las cenizas en que ha estado largamente acostado como muerto, pero los buitres del otro mundo empiezan a batir las alas. Por esto te pones en guardia. La balanza en que deposites tu conciencia te mostrará cuando puedes tener confianza en las apariciones. Cuando más despierta esté, tanto más pesara en tu favor.

Si un guía, un hermano de otro mundo espiritual se te quiere aparecer, debe poder hacerlo sin despojar tu conciencia. Puedes acercar tu mano a su costado como Tomas, el incrédulo.

Sería fácil evitar las apariciones y sus peligros, no tendrías que hacer más que comportarte como un hombre corriente. Pero, ¿ qué ganarías con ello? Seguirías siendo un prisionero en la cárcel de tu cuerpo, hasta que el verdugo <<muerte>> te llevase al patíbulo.

El deseo de los mortales de ver a los seres sobrenaturales es un grito que despierta incluso a los fantasmas del infierno, porque este deseo no es puro…; porque es avidez más que deseo, porque quiere “asir” de un modo cualquiera en vez de gritar para aprender a “dar”.

Todos los que consideran la Tierra  como una cárcel, todas las gentes piadosas que imploran la liberación, evocan sin darse cuenta el mundo de los espectros. Hazlo tú también: pero conscientemente.

Para los que lo hacen inconscientemente, ¿existe una mano invisible que pueda sacarlos del pantano que los absorbe? Yo no lo creo así.

Cuando en el camino del despertar, cruces el reino de los fantasmas, comprenderás poco a poco que son sencillamente ideas que puedes ver de pronto con tus ojos. Por esto te son extrañas y parecen ser criaturas, porque el lenguaje del cerebro es diferente del de las formas.

Entonces llega el momento en que se cumple la transformación: los hombres que te rodean se convierten en espectros. Los que has amado se convierten de golpe en larvas. Incluso tu propio cuerpo.

No se puede imaginar soledad más terrible que la del peregrino en el desierto, y quien no sabe encontrar el manantial de agua viva en él, se muere de sed.

Todo lo que te digo se encuentra en los libros de los hombres piadosos de todos los pueblos: El advenimiento de un nuevo pueblo, la vigilia, la victoria sobre el cuerpo y la soledad. Y, sin embargo un abismo infranqueable nos separa de esas gentes piadosas: creen que se acerca el día en que los buenos entrarán en el paraíso y los malos serán arrojados en el infierno. Nosotros sabemos que llegara un tiempo en que muchos se despertarán y serán separados de los durmientes, que no pueden comprender lo que significa la palabra vela. Sabemos que no existe el bueno y el malo sino sólo el sabio y el ignorante. Creen que velar es mantener los sentidos lúcidos y los ojos abiertos durante la noche, de modo que el hombre pueda hacer sus oraciones. Nosotros sabemos que la vigilia es el despertar del yo inmortal y que el insomnio del cuerpo es su consecuencia natural. Creen que el cuerpo debería ser abandonado y despreciado porque es pecador. Nosotros sabemos que no hay pecado; el cuerpo es el principio de nuestra obra y hemos bajado a la Tierra para convertirlo en espíritu. Creen que deberíamos vivir en la soledad con nuestro cuerpo para purificar el espíritu. Nosotros sabemos que nuestro espíritu, debe ante todo ir a la soledad para transmutar el cuerpo.

Tú debes elegir el camino a tomar: el nuestro o el suyo. Debes obrar según tu propia voluntad.

No tengo derecho a  aconsejarte.  Es más saludable coger por propia decisión el fruto amargo de un árbol que ver colgado un fruto dulce aconsejado por otro.

Pero no hagas como muchos que saben  que está escrito: examinad todo y conservad sólo lo mejor. Hay que andar, no examinar nada y retener lo primero que viene.”

20140314-094318 a.m..jpg

Antes de hablar de despertar, debemos preguntarnos: Porque estamos dormidos? Acaso, en el estado de vigilia, no tenemos los ojos abiertos y los otros sentidos funcionan normalmente?. A primera vista estamos despiertos. Cual es el sueño del cual nos habla el Sr. Gurdjieff ?

En primer lugar no es el sueño al que estamos acostumbrados, es más parecido al sonambulismo. Una especie de sonambulismo ampliado. Gurdjieff decía que el hombre dormido organiza guerras, se mata entre si, escribe libros etc,etc. con mucha razón un gran pensador espiritual como Sri Aurobindo califico este estado como ” La conciencia sonámbula”

Tanto afuera como adentro de nosotros existe una realidad visible y sensible a la percepción física y una realidad no visible que reclama formas de percepción y de atención que trascienden los sentidos físicos. Incluso podemos decir que esta realidad no ordinaria es la causa de la ordinaria.

Que nos impide percibir esta otra realidad? Primero que todo hemos sido educados por los métodos experimentales de la ciencia en que todo aquello que no pueda percibirse con los medios y equipos de laboratorio: O no existe y es fruto de la imaginación o del cerebro alucinado; o hay que considerarlo como una hipotesis imposible de verificar.

Para usar alguna categoria seudocientífica, los que trabajan el tema esotérico le dan el confuso y equivoco nombre de “Energias” a las causas de esos fenómenos “espirituales”.

Desafortunadamente estamos metiendo en esa “caja negra” casi a la mayor parte de las causas de las manifestaciones mentales y emocionales del hombre. Ni hablar del origen de todas las enfermedades que no pueden explicarse como efectos de una causa patógena externa.

En ese marco conceptual no es posible salir de la “conciencia sonámbula” e incluso se desvaloriza cualquier vidente de lo ultrasensorial como alguien que esta alucinando o que cree que es real y objetivo lo que apenas esta imaginando.

En el cuarto camino consideramos despertar a la obtención de esa atención y capacidad para percibir esa realidad no visible, en forma objetiva e imparcial y a obtener la posibilidad de distinguir entre aquello que es fruto de nuestra imaginación y lo que es real en una forma que trasciende lo fisico.

Consideramos que primero esa capacidad de percepción aparece respecto a nosotros mismos y nos permite observar nuestros cuerpos etérico y astral y la forma como interactuan con nuestro cuerpo físico. LLamamos a ese nivel de atención y percepción: Conciencia objetiva de si mismos.

Después de un largo trabajo sobre si mismos y luego de construir un alma adquirimos la capacidad de percibir los seres sutiles ultrasensoriales no solo internos sino externos a nosotros y a este nivel lo llamamos conciencia objetiva general.

Hasta ese momento podemos afirmar que hemos despertado completamente y dejado atras el sonambulismo de la conciencia de vigilia.

Para definir la consciencia objetiva, Según Gurdjieff,  tenemos que devolvernos a los estados subjetivos de conciencia y empezar por el primero que es el sueño.

Veamos lo que dice: ” Este es un estado de consciencia completamente subjetivo. El hombre esta sumergido en sus sueños, no importa si los recuerda o no. Aun si al que esta dormido le llegan algunas impresiones reales, tales como sonidos, voces, calor, frío, sensaciones de su propio cuerpo, no suscitan en él sino fantásticas imágenes subjetivas. Luego el hombre se despierta. A primera vista, este es un estado de conciencia completamente diferente. Puede moverse, hablar con otras personas, hacer proyectos, ver peligros, evitarlos. Pero, si profundizamos un poco más, y si echamos una mirada a su mundo interior, a sus pensamientos, a las causas de sus acciones, comprenderemos que el esta casi en el mismo estado que cuando estaba dormido. Y es peor aún, porque en el sueño el es pasivo, esto es,  no puede hacer nada. Por el contrario en el estado de vigilia,  puede siempre estar haciendo algo y los resultados de sus acciones repercutirán sobre él y sobre lo que lo rodea. Y, sin embargo no se recuerda a sí mismo. es una maquina todo le sucede. No puede detener el flujo de sus pensamientos, no puede controlar su imaginación, sus emociones, su atención. Vive en un mundo subjetivo de ” quiero”, “no quiero”, “me gusta”, “no me gusta”,  “tengo ganas”, “no tengo ganas” ,esto es, un mundo hecho de lo que él cree que le gusta o no le gusta de lo que el cree que desea o no desea. no ve el mundo real. El mundo real le es ocultado por el grueso muro de su descontrolada imaginación . El vive en el sueño. Duerme y lo que el llama su “conciencia lúcida” no es sino un sueño;  y un sueño mucho más peligroso que su sueño de la noche, en su cama”.

Esos dos estados de conciencia segun Gurdjieff  son igualmente subjetivos,  “No es sino al comenzar a recordarse a sí mismo, cuando un hombre puede realmente despertar.

El primer estado objetivo de conciencia es llamado por Gurdjieff: consciencia de sí mismo   y al segundo  lo llama conciencia objetiva tanto de si mismo como de lo externo. estos estados, según él, están ligados al funcionamiento de los  centros superiores del hombre.