Posts etiquetados ‘Cuarto camino’


En el IV Camino se considera que una de formas de evolucionar es comprender las  leyes fundamentales del Universo : la ley de 3  y la ley de 7 y la forma  cómo operan en la realidad sutil y física. Sin embargo para aclarar este concepto es necesario compararlo con el concepto de entender que a veces se toma como sinónimo. 

Entender es una operación exclusivamente mental que surge  cuando se comparan dos o más conceptos para establecer sus relaciones.

Como dice el gran escritor uruguayo Eduardo Galeano :”Somos seres sentipensantes ” y la comprensión es una operación donde se unen el pensamiento y la sensación sobre el mismo concepto. La mente entiende y el ser siente simultáneamente. Además se produce una sensación de certeza intensa y precisa.

Según la enseñanza de Gurdjieff la comprensión aporta substancias necesarias para el ser espiritual y la construcción del  alma y es un medio para alcanzar la consciencia objetiva de sí mismo y de los seres externos.

Aclaró esta que dicha comprensión debe referirse a las leyes fundamentales de todo lo creado al símbolo que las representa: El Eneagrama. Este acto de comprender es una de las formas del choque consciente.

Anuncios

20140314-094318 a.m..jpg

Antes de hablar de despertar, debemos preguntarnos: Porque estamos dormidos? Acaso, en el estado de vigilia, no tenemos los ojos abiertos y los otros sentidos funcionan normalmente?. A primera vista estamos despiertos. Cual es el sueño del cual nos habla el Sr. Gurdjieff ?

En primer lugar no es el sueño al que estamos acostumbrados, es más parecido al sonambulismo. Una especie de sonambulismo ampliado. Gurdjieff decía que el hombre dormido organiza guerras, se mata entre si, escribe libros etc,etc. con mucha razón un gran pensador espiritual como Sri Aurobindo califico este estado como ” La conciencia sonámbula”

Tanto afuera como adentro de nosotros existe una realidad visible y sensible a la percepción física y una realidad no visible que reclama formas de percepción y de atención que trascienden los sentidos físicos. Incluso podemos decir que esta realidad no ordinaria es la causa de la ordinaria.

Que nos impide percibir esta otra realidad? Primero que todo hemos sido educados por los métodos experimentales de la ciencia en que todo aquello que no pueda percibirse con los medios y equipos de laboratorio: O no existe y es fruto de la imaginación o del cerebro alucinado; o hay que considerarlo como una hipotesis imposible de verificar.

Para usar alguna categoria seudocientífica, los que trabajan el tema esotérico le dan el confuso y equivoco nombre de “Energias” a las causas de esos fenómenos “espirituales”.

Desafortunadamente estamos metiendo en esa “caja negra” casi a la mayor parte de las causas de las manifestaciones mentales y emocionales del hombre. Ni hablar del origen de todas las enfermedades que no pueden explicarse como efectos de una causa patógena externa.

En ese marco conceptual no es posible salir de la “conciencia sonámbula” e incluso se desvaloriza cualquier vidente de lo ultrasensorial como alguien que esta alucinando o que cree que es real y objetivo lo que apenas esta imaginando.

En el cuarto camino consideramos despertar a la obtención de esa atención y capacidad para percibir esa realidad no visible, en forma objetiva e imparcial y a obtener la posibilidad de distinguir entre aquello que es fruto de nuestra imaginación y lo que es real en una forma que trasciende lo fisico.

Consideramos que primero esa capacidad de percepción aparece respecto a nosotros mismos y nos permite observar nuestros cuerpos etérico y astral y la forma como interactuan con nuestro cuerpo físico. LLamamos a ese nivel de atención y percepción: Conciencia objetiva de si mismos.

Después de un largo trabajo sobre si mismos y luego de construir un alma adquirimos la capacidad de percibir los seres sutiles ultrasensoriales no solo internos sino externos a nosotros y a este nivel lo llamamos conciencia objetiva general.

Hasta ese momento podemos afirmar que hemos despertado completamente y dejado atras el sonambulismo de la conciencia de vigilia.

image

Los fieles al cuarto camino, por lo general son incrédulos  respecto a la religión. Por ello puede parecer extraña esta propuesta religiosa.  Se olvidan de que Gurdjieff llamo a sus enseñanzas: Cristianismo esotérico.

Como todas las religiones tenemos un Credo, la diferencia es que nuestra fe es consciente y no es la ingenua credulidad sin revisar ni verificar si es real o no lo que se profesa.

Creemos en la ley de tres y la ley de siete de acuerdo a la enseñanza de Gurdjieff,  incluidas  en el Eneagrama.   En el signo de la Cruz vemos una expresión de la ley de tres  que se presenta en el llamado misterio de la Santísima Trinidad.

En esta religión,  creemos. no solo en el cuerpo físico, sino en  seres y substancias sutiles que incluyen: el cuerpo etérico, el cuerpo astral, el espíritu  y el  Uno Absoluto.

Creemos que las funciones de la conciencia subjetiva ordinaria, tales como los pensamientos, las emociones, y las sensaciones ligadas a funciones instintivas, tienen asiento en el cuerpo astral y usan como medio para manifestarse al cuerpo etérico y al cuerpo físico.

Creemos en la reencarnación y en el karma  y por tanto hay vida antes del nacimiento y después de la muerte. Creemos en diferentes niveles de Karma de acuerdo al nivel de ser y de conciencia.

No creemos en el infierno y pensamos que el planeta en que vivimos es un purgatorio para nuestro Karma que podemos transformar en el reino de los cielos por nuestra propia evolución.

Creemos que el  reino de los cielos se encuentra aquí y ahora en el fondo del corazón de todos los seres humanos y no tenemos que esperar a morirnos  para alcanzarlo.

El sentido de nuestra vida es comprender y amar conscientemente, de acuerdo a la enseñanzas de Cristo y  adquirir  mediante el trabajo interior una consciencia objetiva e imparcial de si mismos y de todo lo que nos rodea; mejorar la calidad y cobertura de nuestra atención  y encontrar  por medio de la oración, la meditación y la respiración conscientes todo lo que necesitamos para construir nuestra alma, que nos permitirá la consciencia la plena consciencia objetiva, la consciencia absoluta  y completar definitivamente la octava del aire.

No necesitamos  la redención, ni la salvación, porque no hubo ningún pecado original.

Entendemos por moral la identificación con la  mejor parte de nosotros mismos y a medida que progresamos en nuestro trabajo espiritual, la practica de la  fe consciente, del amor consciente  y de la esperanza consciente.

Creemos  que en  la moral se incluyen aquellas conductas basadas en no hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros.

Incluimos en el sentido de nuestra vida las recomendaciones de Gurjdieff a todos los seres humanos :

  1. “Tener en el transcurso de su existencia eseral ordinaria todo lo que es realmente indispensable y satisfactorio para su cuerpo planetario.
  2. Tener constantemente en si mismo una necesidad instintiva inextinguible de perfeccionamiento en el sentido de Ser.
  3. Esforzarse conscientemente por conocer siempre más a fondo las leyes de la creación y de la existencia del mundo.
  4. Pagar desde el comienzo y cuanto antes por su llegada al mundo y por su individualidad a fin de ser libre luego para aliviar en toda la medida de lo posible la aflicción de Nuestro Padre Común.
  5. Ayudar siempre a sus semejantes así como a los seres de otras formas con miras a su perfeccionamiento acelerado”.</