Posts etiquetados ‘Demanda Agregada’

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.

La crisis que se inicio el 2008 y se agravo en el 2011 seguirá creciendo este año por las medidas que se han tomado para superarla. En este caso puede aplicarse aquello del “remedio peor que la enfermedad” .

El capitalismo es un modo de producción donde los dueños tienen poder sobre el resto de los hombres y sobre el gobierno. Ellos compran el trabajo humano cuando necesitan producir algo que no pueda obtenerse de otra forma y que signifique ingresos superiores a lo que pagan por salarios.

Los ingresos de los dueños dependen de las ventas de sus empresas o negocios. El valor de las ventas depende, ademas del dinero disponible por los compradores, de la necesidad que sientan de ese bien o servicio y de su escasez o abundancia relativas.

Para el caso de la crisis económica, el desempleo creciente ha reducido las ventas y esa reducción alimenta a su vez el desempleo.

Los gobiernos de los países afectados han partido del supuesto equivocado de que si aumentan las ganancias de las empresas, estas crearan puestos de trabajo y para ello reducen los impuestos a los dueños o facilitan el despido, o disminuyen el costo de las prestaciones laborales.

Por otro lado el déficit del Estado, inspira desconfianza a sus acreedores que para darle crédito le exigen reducirlo disminuyendo el gasto social.

La disminución en el gasto social disminuye los ingresos de los empleados públicos, suprime puestos de trabajo y baja el subsidio al desempleo.

Todo lo anterior, disminuye las ventas de las empresas empeorando la situación y aumentando el desempleo.

Lo que se ha venido describiendo ya se presento en el 2012 y se desarrollara con mayor intensidad en este año, a menos de que los que diseñan la política económica sean conscientes del circulo vicioso en que se halla el sistema.

Si los responsables de las medidas sobre precios y salarios y de la emisión del dinero internacional no advierten o no creen en la importancia de mantener y aumentar la demanda agregada para invertir la recesión en expansión; los peores días están por venir.

 

Esta teoría se refiere a lo que produce la crisis y a las formas de solucionarla,

La situación económica permanece igual mientras no aparezca algo que disminuya las ventas de las empresas.  Que puede ser aquello que disminuye las ventas? Varios  factores: Perdida de la capacidad de competir con las empresas externas, baja en los ingresos de algunas personas por perdida de empleos debida a cambios  tecnológicos en los sectores productivos con mayor aporte a la producción nacional que causan la  sustitución de trabajo humano por trabajo mecánico.

En los textos de economía se llama a este fenómeno disminución de la demanda efectiva global de la economía.

Para los no economistas se considera capacidad para competir los costos por por unidad de un bien o servicio  comparativamente menores. Ello permite ofrecer este producto a menor precio frente a los sustitutos.

La disminución en las ventas  hace innecesario mantener la mima cantidad de empleados y ello da origen a un circulo vicioso en donde la disminución de ingresos por el nuevo desempleo baja  aun más las ventas, produciendo aun más desempleo y profundizando la crisis.

Como se detiene esa bola de nieve que se autoalimenta a si misma? Tiene que  presentarse un factor externo que compense los factores  que alimentan ese circulo vicioso y lo vuelven circulo virtuoso. A manera de ejemplo y sin agotar el tema el gobierno decide aumentar el gasto de dos maneras: una creando o aumentando el subsidio al desempleo y aumentando sus compras a las empresas afectadas por la baja de las ventas. Como financia estas medidas? La mejor manera es con impuestos a los ricos no afectados por la crisis  o gravando las operaciones especulativas de la Bolsa. Esta enumeración  de remedios a la crisis no es exhaustiva, pero lo importante es que si el estado no interviene,  aun a costa de aumentar su propio Déficit, deteniendo el circulo vicioso de la crisis,no hay una salida fácil a ese proceso negativo.

En la entrada anterior planteamos el problema económico  en tiempos de crisis. Ahora corresponde esbozar algunas soluciones sin hacer de este articulo algo incomprensible para los no economistas.

Es conveniente recordar lo expuesto en la entrada anterior:  las crisis se inician cuando disminuyen los ingresos  de un grupo grande de consumidores, por lo general los trabajadores,  debido a que muchos  pierden sus puestos de trabajo, bien sea por una  disminución de las ventas de aquellas empresas donde trabajan que las obliga a prescindir de los servicios de los trabajadores porque no los necesitan para producir algo que no se vende  o debido al proceso de concentración de la producción en unas pocas empresas muy característico de la sociedad  capitalista, que trae como resultado la supresión de puestos de trabajo que cumplen funciones duplicadas o debido a  motivos tecnológicos que ya se han explicado, o, por último a la relocalización  de los empleos en otros países.

El mercado  en la sociedad capitalista distribuye los ingresos de acuerdo la forma como relaciona a los que compran trabajo con los que lo venden según  dos categorías:  las rentas de  la propiedad y los salarios u otros ingresos fruto del trabajo.  Lo que determina la parte de la torta a consumir  son esos dos tipos de ingresos.

El estado depende de la torta porque se adueña del producto obtenido por los particulares por medio de impuestos. Sin embargo cuando ese producto disminuye, por la crisis,  también disminuyen los ingresos por impuestos y se produce el déficit  del gobierno debido a que bajan sus ingresos sin poder disminuir los gastos. Este faltante sólo puede resolverse  aumentando los impuestos, prestando dinero a las instituciones financieras o al banco central mediante títulos de deuda  pública, o reduciendo el gasto.

Por la forma como están las relaciones de poder en el capitalismo, entre los ricos y el estado,  generalmente los que gobiernan son reacios al costo político de aumentar los impuestos a los  patronos; entonces escogen las alternativas de recortar los servicios del estado combinada con endeudarse menos y crear impuestos a los trabajadores. Si ello tiene una escasa factibilidad política, la salida  más frecuente es endeudarse mas con el  Banco central, con los bancos privados o colocando títulos o bonos de deuda pública en la(s)  Bolsa(s)   de valores.

A las opciones anteriores hay que comentar las dificultades que tienen los estados capitalistas para acudir a la simple emisión de dinero para financiar el déficit, que podría ser una salida  cómoda aunque con el riesgo de producir inflación cuando el aparato productivo esta monopolizado o controlado por unos pocos dueños.  No se habla del  evento de una plena utilización de la capacidad  porque parece improbable que se produzca esta situación en la crisis económica cuando baja la demanda total o agregada.  Puede darse la situación de desempleo tecnológico, pero los cambios  que ello produce aumentan la capacidad disponible de la economía aunque caiga el consumo por  la disminución de ingresos de los trabajadores desplazados.

La salida a la crisis se da por un aumento de la demanda agregada y más específicamente por aumento en la inversión y el consumo del gobierno que compense la disminución en el consumo y la inversión de los particulares.  Este aumento del gasto no es posible realizarlo con impuestos a los trabajadores o a la  producción porque ello disminuye sus ingresos y su poder de compra   anulando el efecto de  recuperar la demanda agregada a un nivel anterior a la crisis.

Para concluir es necesario revaluar el concepto de que para superar la crisis es necesario equilibrar el presupuesto recortando gastos del gobierno y/o aumentando impuestos.  El estado debe aumentar el gasto dirigido a los servicios sociales y a los subsidios al desempleo, en especial para aquellos desempleados que han sido desplazados por las maquinas o que han quedado cesantes por fusiones monopolistas de las empresas. Es improbable que el aparato productivo capitalista los reincorpore a sus puestos de trabajo anteriores.

Se considera conveniente una entrada especial dedicada al problema monetario en la crisis.

Me ha sorprendido la solución que pretenden darle a la crisis económica en Inglaterra  que consiste en recortar el gasto publico en salarios y prestaciones de los servidores públicos  hasta dejar sin empleo a 300.000  trabajadores del estado.

Al ver tamaño despropósito económico temo que de las facultades de Economía se ha suprimido el estudio de la teoría macroeconómica keynesiana o que a los responsables de la politica económica se les olvido lo que estudiaron de  macroeconomia.

Será que no tienen en su mente la concepción de la Demanda agregada y el impacto que una disminución de la demanada agregada puede tener, segun Keynes, en la producción de la crisis?

Creo que si Keynes resucitara  sentiria pesar y piedad por la incomprensión o el olvido en su propio país de sus aportes a la teoría económica.  Sería tanto su desánimo que probablemente volveria a morir.

Para nada sirvió el exito que tuvo su aplicación de  sus recomendaciones  de usar el aumento del déficit presupuestal para sacar tanto a Inglaterra como a Estados Unidos de la  crisis del 30.  Ahora en su patria se recomienda reducir el gasto publico  como estrategia anticíclica.

Será que Inglaterra sufre una inflación porque su capacidad  instalada esta utilizada al 100%  y cualquier déficit en el sector público aumentaria el nivel promedio de los precios?  Nada de eso es verdad  y sin embargo se propone reducir el gasto en aquellos sectores que tienen una propensión  mayor a consumir   para equilibrar el presupuesto  produciendo desempleo  y agravando la enfermedad que pretenden curar.

Preocupa que esta receta se pretenda aplicar el el resto de Europa por recomendaciones del Fondo monetario Internacional, lo cual no haria nada distinto de  empeorar la situación que pretende corregir

En la propia patria de  uno de los creadores de la teoría macroeconómica  se  han olvidado sus aportes o simplemente no se aplican sus recomendaciones. Me acuerdo de aquella frase: ” Los que olvidan la historia están condenados a repetirla”