Posts etiquetados ‘desempleo tecnológico’


Haciendo una recopilación histórica de la economica socialista puede verse un total fracaso de este sistema económico en diferentes versiones que se han caracterizado por ser formas de capitalismo de estado con planes de producción más o menos descentralizados. El origen de esos fracasos se ha explicado en otra entrada.  Aquí intento encontrar soluciones, si las hay. Todas las posibles soluciones parten de establecer un mercado libre, competido y competitivo para fijar los precios y los estímulos individuales para producir. Sin embargo no se debe entronizar el mercado ni considerarlo el medio fundamental para el funcionamiento del modo de producción  como pasa en el Capitalismo. Simplemente debe considerarse como un medio para medir la escasez y las necesidades reales de las mercancías y nada más. Hay algunas situaciones que el mercado resuelve mal o no resuelve y una de esas es el aporte de los inventos que disminuyen la necesidad de comprar trabajo

Por ello hay que modificar el lema famoso de “a cada quien según su trabajo y a cada quien según sus necesidades” por “a cada quien según su trabajo y los beneficios sociales que aporta y a cada quien según sus necesidades”. La inclusión de la parte: beneficios sociales que aporta, se refiere al aporte creativo en innovaciones  y tecnología que disminuye la cantidad de trabajo socialmente  necesario para mantener el nivel y la capacidad productiva de la economía. Para producir mucho más con mucho menos trabajo

Por poner un ejemplo: las impresoras 3D pueden reducir en un 90% la cantidad de trabajo socialmente necesario para producir una vivienda. El inventor de esas impresoras debe recibir una bonificación especial por ahorrar ese trabajo.  El modo de producción socialista al no aceptar ciegamente las indicaciones del mercado tiene la ventaja de poder evitar que el desempleo tecnológico se convierta en una catástrofe social,  porque los medios de pago pueden repartirse a los consumidores de acuerdo con los incrementos en la capacidad productiva de la economía y no sólo por el mercado de trabajo.  En el capitalismo, cuando el trabajo humano no se necesita se produce desempleo y nada más.

El socialismo se necesita porque el capitalismo no puede establecer un sistema tributario progresivo, o sea que los ricos paguen más impuestos y los pobres menos.  Debido a que los ricos mandan y los pobres les toca obedecer,  los ricos se inventan la forma de pagar menos impuestos y obligar a los pobres a pagar más. En cuanto al gasto de los impuestos en el capitalismo también es regresivo. El dinero del gobierno se gasta en los contratistas ricos y en pagar las pérdidas de los bancos o de las empresas de los ricos. Además una parte importante de ese dinero se va en combatir los intentos de rebelión de los trabajadores y de los campesinos pobres, oponiendo soldados pobres contra ellos y comprando armas sofisticadas para usarlas contra los revoltosos y ni hablar de la corrupcion que produce nuevos ricos que se roban los fondos del Estado. Claro que en el socialismo puede pasar lo mismo y debe existir algún control social contra los corruptos.

Estas reflexiones no agotan el tema y espero los comentarios a estos pensamientos y  que no terminen por proponer para el socialismo el viejo modelo del capitalismo de estado burocrático, corrompido e ineficaz que ya ha fracasado.

Anuncios

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.

Perspectivas de la Educ Superior

Nos educaron en el mito de que el conocimiento era la panacea a todos los males de la humanidad. Nuestro sueño mas querido  ha sido y es  la gran liberación de la ignorancia. Es cierta aquella frase de Cristo: “La verdad os hará libres”

El objetivo fundamental de la educación es adquirir comida sutil y abstracta para alimentar el cerebro y la mente con información y procedimientos que luego nos permitan vender nuestro trabajo mas caro

Algunos conocimientos son  mercancías, otros no. Interesa saber cual categoría  puede considerarse como mercancía.

Por mercancía en general se entiende cualquier objeto o servicio que se compra y se vende en el mercado.

El conocimiento es diferente de acuerdo al uso que puede hacerse de él. El conocimiento básico aporta el terreno para construir el conocimiento aplicado que puede llegar a ser una mercancía muy valiosa. El conocimiento significa una información verídica, verificable y utilizable de varias maneras. No obstante no toda la información es conocimiento porque puede ser apenas un paquete de datos falsos que se usan para promover la venta de un bien o servicio y se venden por su poder de manipular y engañar a la gente para que compre sin importar la verdad de su contenido.

El uso más importante del conocimiento es su poder de nutrir y gestar los cuerpos sutiles superiores del hombre, su poder para el proceso evolutivo humano. Pero ese conocimientos, al que puede llamarse sabiduría,  ni se compra ni se vende, y es distribuido en forma gratuita, para el que pueda encontrarlo y hallar un maestro que lo posea y que quiera enseñarlo.

El conocimiento que se considera como mercancía es aplicable a los procesos productivos de las empresas y de los servicios profesionales independientes, aporta valor agregado al trabajo humano y lo vuelve apreciable ante los que compran trabajo. Ese suele ser el conocimiento que reparten las universidades y las instituciones de educación superior técnicas y tecnológicas y el sector no formal de la educación para el trabajo.

Esta clase de mercancía, desafortunadamente se ha vuelto relativamente abundante y afectada por todo aquello que causa el desempleo técnico y tecnológico. Como lo imagino Marx, el trabajo mental acumulado del hombre o trabajo pasado termina por destruir el trabajo presente. Con su trabajo creativo e investigativo, el ser humano, produce nuevos y mejores medios de producción que disminuyen empleos o puestos de trabajo.

El Capitalismo no ha podido resolver ese problema y termina por aumentar el desempleo y frustrar a los jóvenes que buscan su primer empleo y que hoy alcanzan a 300 millones en todo el planeta

En resumen, el conocimiento como mercancía comprada en el proceso educativo formal o no formal se ha venido devaluando porque le agrega cada vez menos valor al trabajo humano que es sustituido por la inteligencia artificial y no se sabe hasta cuando seguirá esta fase descendente de un ciclo que por ahora forma parte de una economía inconsciente.

Hay otro tipo de conocimiento que produce mercancías nuevas que solucionan necesidades del hombre. En esa categoría están los inventos que han producido nuevos medios de información, comunicación y transporte, energías físicas alternativas y nuevos medios de diagnostico para curar enfermedades o reparar el cuerpo físico. Para este tipo de conocimiento hay todavía mucho mercado pero tiene el defecto de mecanizar aún mas el quehacer humano.

081

El objetivo fundamental de la educación es adquirir comida sutil y abstracta para alimentar el cerebro y la mente con información y procedimientos que luego nos permitan vender nuestro trabajo en mejores condiciones económicas.

Para continuar el tema hay que definir lo que se entiende por mercancía, lo que significa conocimiento y cual categoría del saber puede considerarse como mercancía.

Por mercancía se entiende cualquier objeto o servicio que se compra y se vende en el mercado.

El conocimiento es diferente de acuerdo al uso que puede hacerse de él. El conocimiento básico aporta el terreno para construir el conocimiento aplicado que puede llegar a ser una mercancía muy valiosa. El conocimiento significa una información verídica, verificable y utilizable de varias maneras. No obstante no toda la información es conocimiento porque puede ser apenas unos datos falsos que se usan para promover la venta de un bien o servicio y se venden por su poder de manipular al consumidor, sin importar la verdad de su contenido, de acuerdo con la frase que aparece al principio de este artículo.

El uso más importante del conocimiento es su poder de nutrir y gestar los cuerpos sutiles superiores del hombre, su poder para el proceso evolutivo humano. Pero ese conocimiento ni se compra ni se vende, y es distribuido en forma gratuita, para el que pueda encontrarlo y hallar un maestro que lo posea y que quiera enseñarlo.

El conocimiento que se considera como mercancía es aplicable a los procesos productivos de las empresas y de los servicios profesionales independientes, aporta valor agregado al trabajo humano y lo vuelve apreciable ante los que compran trabajo. Ese suele ser el conocimiento que reparten las universidades y las instituciones de educación superior técnicas y tecnológicas.

Esta clase de mercancía, desafortunadamente se ha vuelto relativamente abundante y afectada por todo aquello que causa el desempleo técnico y tecnológico. Como lo imagino Marx, el trabajo mental acumulado del hombre o trabajo pasado termina por destruir el trabajo presente. Con su trabajo creativo e investigativo, el ser humano, produce nuevos y mejores medios de producción que destruyen empleos porque son sustituidos por maquinas o robots.

Esta es una tendencia profunda del sistema capitalista, que esta provocando gran parte del desempleo de los jóvenes mejor formados en todo el planeta y que hoy alcanza a 300 millones.

En resumen, el conocimiento como mercancía se ha venido devaluando y no se sabe hasta cuando seguirá esta fase descendente de un ciclo que el capitalismo no sabe manejar y que por ahora forma parte de la economía inconsciente.

Perspectivas de la Educ Superior

20130514-025906 a.m..jpg

La crisis europea no parece ceder ni terminar. Es necesario volver a repasarla. Que fue lo que origino esta situación?. En algún momento los países peninsulares dejaron de exportar como lo hacían antes y las ventas locales también decayeron. Ahí empezó todo y ahora se ha vuelto como una bola de nieve que crece y se alimenta de si misma.

No tiene sentido examinar que fue primero: El huevo o la gallina. La disminución de las ventas o el aumento del desempleo. Lo urgente es romper el círculo vicioso de más desempleo que baja las ventas por la disminución del ingreso personal y esas menores ventas aumentan el desempleo.

Para romper ese círculo vicioso debe mantenerse y si es posible aumentarse la capacidad de compra del ingreso de todas las personas y si esa capacidad de compra o valor de cambio del dinero que reciben depende del empleo; hay que analizar de que depende el empleo o la compra de esa mercancía, denominada trabajo humano.

Como cualquier mercancía el valor económico del trabajo humano depende de su abundancia y de la necesidad de comprarlo. La abundancia o escasez, a su vez depende en forma positiva del crecimiento de la población en edad de trabajar, de la cantidad de personas con el nivel calificación requerido por los procesos productivos y de la existencia y capacidad de negociación de los sindicatos.

La necesidad del trabajo depende de la necesidad de lo que produce el trabajador y de la existencia o empleo de medios de producción que lo sustituyen a menor costo.

En estas condiciones, en Europa se presentaron factores negativos para el empleo: Por los costos y precios de las mercancías sustitutas producidas en la República Popular China y la India resulta más conveniente importarlas de allá que producirlas localmente. Además es más conveniente usar en los procesos productivos trabajadores chinos o indios. Ambas condiciones conspiran contra el el empleo europeo. Además la capacidad importadora de cada país depende del poder de compra o valor de cambio de sus exportaciones. Dichas exportaciones no han mantenido el ritmo necesario para importar en los países que han sido más afectados por la crisis. Esos países han visto la caída de sus ingresos externos y de las ventas internas, con efectos dramáticos sobre el empleo, sumados a la salida de capitales para establecerse en la China e India.

El otro factor que no debería ser negativo, si el capitalismo lo manejara, es el desarrollo tecnológico que trae desempleo por sustitución del trabajo humano por máquinas y que tiene efectos presentes y futuros muy graves sobre el empleo juvenil y los ingresos. Es una tendencia del sistema que actualmente se comporta en forma inconsciente.

El proceso de concentración y monopolización de la producción mundial en unas pocas empresas multinacionales es otra tendencia típica de esta etapa del capitalismo y ello disminuye mucho los compradores de trabajo humano.

Que se esta haciendo para remediar esta situación?. Se ha partido de un supuesto equivocado, a mi modo de ver: que la culpa de la crisis se debe a que el trabajo le cuesta mucho a las empresas y al estado y que por eso no puede competirse en el mercado externo con las exportaciones ni con las importaciones, en el interno. Que los impuestos y el déficit del gobierno, disminuyen las ganancias de las empresas y les quitan capacidad competitiva y estímulos para dar empleo.

Curiosamente se han establecido medidas para fomentar el empleo, facilitando y abaratando el despido de los trabajadores. Se disminuyo el déficit del estado, no aumentando los impuestos a los propietarios, sino despidiendo a unos empleados de los servicios públicos básicos de salud y educación, aumentando su explotación o bajando sus ingresos laborales. Los efectos están a la vista: La crisis se ha agravado y el desempleo ha crecido.

Que hacer en este caso? Debe intervenir conscientemente el Estado en la economía de común acuerdo con el Banco Central Europeo para establecer subsidios al desempleo que permitan recuperar los ingresos de los desempleados, establecer la fabricación y distribución del Euro como un servicio publico para promover la innovación tecnológica al servicio del empleo juvenil y compensar con este proceso la falta de competitividad de la economía europea.

Debe negociarse en bloque el acceso a la Unión Económica Europea de las mercancías elaboradas en la China y la India y establecer un sistema tributario mas justo y progresivo que desestimule la salida de capitales a estos países.

Lo anterior es el principio del camino hacia la salida de la crisis, sin agotar el tema.