Posts etiquetados ‘escasez’

fracaso de socialismo y capitalismo

Mi  forma de ganarme la vida durante 40 años fue la de ser profesor de Economía.  En realidad ello me sirvió para darme cuenta de las mentiras con las cuales  me habían formado en las escuelas de Economía  donde estudie.

El primer mito fracasado es el de que el liberalismo y el neoliberalismo traían el desarrollo  y la eliminación de la pobreza y el desempleo de los pueblos. Realmente fue todo lo contrario. Hoy día la pobreza y el desempleo han aumentado muy en contra de lo que se esperaba.

Otro mito fracasado es el del socialismo como sistema redentor de la explotación y de la miseria del hombre. Con la excepción de China este sistema ha fracasado en su versión totalitaria y de planificación central de la economía. Los ejemplos que quedan como Cuba y, Venezuela, con deseos de imitarla; Son un desastre.

Cuales son las causas de ambos fracasos?

El liberalismo y el neoliberalismo partían de muchos supuestos equivocados. El primero de ellos es que todos tenemos las mismas posibilidades de ser propietarios y/o empresarios ricos. El segundo es que al enriquecerse los dueños, aumentarían los puestos de trabajo o la compra de trabajo y ello terminaría el desempleo y lograría aumentar los ingresos de los pobres que dejarían de serlo. Otra mentira es la de que los países ricos aumentarían sus compras a los países pobres y así estos últimos tendrían capacidad para desarrollarse y redistribuir el ingreso entre los pobres.

El socialismo de Estado central, el estado de los trabajadores, o la dictadura del proletariado murió en la última década del siglo pasado. Únicamente quedaron Cuba y la China popular. China emprendió unas reformas internas por el Partido Comunista que la hicieron una gran potencia económica, aunque le critiquen que sacrificó la ideología del marxismo. Pero una economía no puede crecer sin algún incentivo al deseo de acumular  privado que aumente la inversión. Precisamente el gobierno de los trabajadores se había mostrado incapaz de producir un aumento de la riqueza por medio de la inversión pública. Esto puede probarse fácilmente por el subdesarrollo y la pobreza de Rusia cuando terminó la Revolución.

El caso de Cuba es un gran fracaso. Cambió la dependencia colonial de Estados Unidos por la dependencia de la U.R.S.S. Cuando se acabo la revolución rusa: se encontró en un colapso total. A punta de represión vino soportando la escasez hasta que le llego el salvavidas de la llamada ” Revolución Bolivariana de Venezuela”, gestada por el comandante Hugo Chávez Frías. El comandante Chávez no quiso o no pudo establecer un Gobierno totalitario y un estado dueño total del aparato productivo como al principio de las revoluciones socialistas anteriores. No mantuvo un partido socialista único y permitió la lucha política con partidos diferentes. Cuando murió fue sustituido por un escaso y discutido margen electoral por Nicolás Maduro que se ha mostrado muy inferior a su antecesor.

Maduro se ha vuelto una especie de títere ventrílocuo de lo que le soplan sus asesores cubanos. Parece ridículo y absurdo que llame a los que protestan fascistas y nazis en pleno siglo XXI. Dos partidos que murieron hace 70 años. Es el discurso trasnochado del partido comunista ruso. El problema de la escasez y la inflación no puede tratarse con esas consignas ideológicas. En Cuba no hay inflación aunque mucha devaluación, porque allá los precios no se definen por la escasez y la necesidad sino que son ” asignados” arbitrariamente en una libreta de racionamiento de acuerdo a un salario también puesto arbitrariamente. El régimen se limita allá a distribuir la escasez y nada más. Los asesores cubanos no tienen ni la experiencia ni el conocimiento para aconsejar en estas materias a Nicolás Maduro. Si el presidente de Venezuela insiste en esa actitud , los peores días están por venir.

carlos-marx

En un siglo se ha derrumbado lo que creímos que era eterno. Esta entrada resume y amplia lo que se ha tratado en otras entradas acerca de las fallas y aciertos del socialismo guiado por la ideología Marxista – Leninista: https://fratalaya.com/2010/03/17/epilogo-a-la-autopsia-del-socialismo/https://fratalaya.com/2010/02/17/autopsia-del-socialismo-ii/ ;   https://fratalaya.com/2010/02/11/autopsia-del-socialismo-i/ .

Que es lo que fracasa?  aquí nos referimos al sistema económico donde el estado de los trabajadores y campesinos es dueño y controla la mayoría de los medios de producción. No creo que la crítica de Marx al capitalismo haya perdido vigencia. como lo dije en la entrada “autopsia del socialismo I” “Es necesario replantear la dialéctica aplicada a la historia después del fin del socialismo No creo que nos esperen mil años de capitalismo. No creo que la historia se haya terminado. El juego de pares de opuestos no da como ganador al sistema capitalista, simplemente porque sus contradicciones no han terminado ni se han resuelto. Todos los defectos y efectos permanecen intactos con la diferencia de que ahora tenemos una experiencia histórica que nos permite evaluar y comparar los dos sistemas que acapararon la historia del siglo XX.”

Un resumen de las fallas del sistema económico socialista seria:

  • La burocracia dirigente del Partido Comunista se apropia de una parte importante del  valor agregado por las empresas del estado o por el limitado sector privado obligado a tributar  por ese “privilegio”. Ello aumenta los costos de producción y le impide competir a la hora de exportar la producción local al resto del mundo.
  • La planificación central ignora las necesidades especificas de los consumidores, porque no usa las “señales del mercado en precios y características  concretas de las mercancías”, sino que las presupone en forma arbitraria. Ello ha sido una constante en el proceso de planificación socialista, señalada por todos sus críticos. En otras palabras, se produce lo que no se necesita y no se produce lo que realmente se requiere de acuerdo a las preferencias de los compradores. Esta desventaja es aún mas grave cuando se quiere exportar la producción.
  • No se estimula la innovación y la eficiencia concreta en el sitio de trabajo ni en las actividades de investigación y desarrollo tecnológico.  El progreso tecnológico se logra espiando y copiando las empresas líderes y los centros de investigación del odiado sistema capitalista, frecuentemente con retardo.
  • La codicia y el arribismo de la nueva clase dirigente o “nomenklatura” se manifiesta en la corrupción y en la fuga de capitales hacia los ” paraísos fiscales del despreciable mundo burgués”, con las consecuencias desastrosas de escasez de medios de pago internacionales y de bienes básicos para el uso de los trabajadores y campesinos que no pertenecen a ese grupo privilegiado.

Las causas anteriores sirvieron para provocar la caída del mundo socialista a principios de los 90 en el siglo pasado.  Sin esa base de sustentación los pocos países que quedaron con este sistema (Cuba, Vietnam y Corea del Norte), vieron tambalear su situación económica.  Si se mantuvieron fue a costa de un gran aumento en la represión política y en el caso de Cuba por permitir la salida del país a parte de los habitantes que no podía sostener.

El Caso de Venezuela es muy diferente, porque implanto el modelo en el año 99  y tuvo  una bonanza petrolera que le permitió financiarlo hasta finales del año pasado dándose el lujo de regalarle petroleo a Cuba.  Pero al desaparecer los altos precios del combustible, quedo en una situación peor a la que sufrió Cuba en el siglo pasado.

Cual puede ser el desenlace de esta coyuntura?. Cuba esta asfixiada y postrada por la escasez de medios de pago internacional y ya se ha reducido a la mitad el subsidio de Venezuela que es vital para operar su aparato productivo.  Ya no puede competir con sus vecinos en el Sector Turístico y ello agrava aún mas su escasez. Por estas condiciones se ha visto obligada a bajar la intensidad del conflicto con Estados Unidos.

Venezuela esta en un callejón sin salida en el aspecto económico. Sin un sector productivo interno que pueda sustituir las importaciones de bienes de primera necesidad ni  compensar los ingresos que se pierden por la crisis de sus exportaciones de petroleo. Por ahora parece estar destinada al colapso.

Los economistas nos enfrentamos  a cada momento con el reto de discriminar entre aquello que interpretamos en forma objetiva y experimental  y lo que analizamos con los anteojos de la ideología.

Entiendo por ideologia la concepción  del termino en el sentido marxista: Conjunto de conceptos e ideas formuladas por los grupos poderosos para interpretar la realidad de acuerdo a sus intereses.  Este termino puede aplicarse también al propio marxismo, al socialismo, al pensamiento de la clase  obrera y en especial  constituye el fundamento  para actuar de los dirigentes del  Estado de los trabajadores y del partido comunista o socialista. Este es el caso de Venezuela.

La realidad económica en Venezuela presenta fenómenos propios del capitalismo que no existen en Cuba  y no pueden interpretarse con la ideología  marxista, sino con las herramientas de la teoría económica capitalista.  Venezuela tiene un sistema capitalista intervenido por el Estado, pero capitalista al fin y al cabo.

La inflación y la escasez dentro del capitalismo solo pueden enfrentarse en forma eficaz produciendo y/o importando lo escaso para que los precios dejen de subir y empiecen a bajar y cuando eso se realice intervenir el dinero en circulación para que la capacidad de compra del dinero en poder de los compradores refleje la nueva situación de abundancia  relativa de bienes y  servicios.  Eso lo han hecho todos los países que lograron reducir sus tasas de inflación a  menos del 10%

Estos problemas no pueden atacarse con controles de precios drásticos que terminan sacando las mercancías del mercado o las llevan al mercado negro o paralelo con valores exorbitantes. Tampoco sirve meter a la cárcel a los comerciantes, por especuladores, porque pasa lo mismo.

Los asesores cubanos que miran todos esos hechos económicos con los lentes de su ideología recomiendan copiar el sistema de la libreta de racionamiento. Esto es muy costoso políticamente  y seria establecer unas condiciones donde la escasez se sostiene por represión y los precios no revelan el verdadero poder de compra de las mercancías ni del dinero. Ello traería a Venezuela  el fracaso económico de Cuba.