Posts etiquetados ‘estancamiento de la ciencia experimental’

Corona virus19

La crisis mundial del corona virus 19 ha sido toda una lección de humildad para el conjunto de la especie humana. Ello se demuestra muy fácilmente :

  1. La ciencia de la cual nos enorgullecemos ha demostrado una completa ignorancia sobre este virus.
  2. No sabemos realmente cómo actúa en el organismo y no sabemos porque algunos mueren y otros se recuperan. Sabemos que afecta la respiración y los sentidos del olfato y el gusto pero tampoco sabemos cómo opera sobre esos sentidos.
  3. No sabemos cómo actúa el sistema inmunológico para que en algunos casos derrote fácilmente al virus y en otros no.
  4. No sabemos cual es el ciclo de vida del virus y en qué parte de ese ciclo produce sus peores efectos
  5. Aunque dicen que hay 200 proyectos de vacuna no se sabe cuándo van a intervenir en humanos

La ignorancia ha producido el miedo y esos dos factores han provocado la parálisis de la economía mundial y el encierro en sus casas de los habitantes del planeta, porque se considera el contagio como una especie de mala suerte que es más probable con la cercanía ante cualquier otro. Entre más personas se reúnan más probabilidades hay de contagio y un temor a dejar entrar personas a un determinado país porque pueden portar el virus. Además el desconocido e invisible enemigo provoca ansiedad e incertidumbre sobre cuándo se podrá regresar a la normalidad.

Todo lo anterior se acompaña de una inconsciencia sobre la parte sutil de la realidad que puede ser importante en los efectos patógenos del virus, como en cualquier otra enfermedad. La medicina simplemente niega esa parte sutil que considera un mito precientífico.

 

ciencia experimental

Ante el letrero que encabeza esta entrada cabe preguntar:  Sin ciencia no hay futuro, pero si la ciencia no tiene futuro que hacer?

Desde que se inició la ciencia experimental, a finales del siglo , los esoteristas sabían que llegaría un momento en que no podría progresar más. Se demoró siglo y medio en cumplirse la profecía. Además la medicina alopática fundamentada en esta ciencia tendría que tener el mismo destino.

Por ello Aurobindo señala: ” La ciencia moderna no se muestra muy eficiente en lo que a encontrar la verdad de las cosas se refiere. En cuanto traspasa el ámbito de la realidad física inmediata se encuentra prácticamente desvalida”.

Porque no podría avanzar la ciencia? porque ignora o no tiene en cuenta la realidad sutil. La de las substancias con una densidad inferior a la de la luz. El mundo etérico, astral y espiritual. La ciencia niega el éter  y las substancias mas finas que interáctuan con el mundo sensible y físico. Además por el aforismo esotérico: ” El saber depende del ser” y el nivel de ser de los científicos actuales no les permite ser conscientes de realidades que trascienden sus sentidos.

La construcción del saber basada en la materia física, tiene los límites de esta materia. Donde termina lo físico empieza lo sutil.

Este preconcepto  de negar la existencia de lo que no es empírico, nació con la rebeldía intelectual del Renacimiento  y culmino señalando como idealistas o imaginarias las ideologías y los dogmas religiosos.  Ahora tenemos sus consecuencias: al meter en el mismo saco todas las manifestaciones visibles de lo  invisible y negar sus causas, se buscan explicaciones  experimentales a lo que no es susceptible de comprobación sensible.

Para no aceptar la existencia del éter, se acudió al concepto de campo de fuerzas, mucho mas ambiguo y confuso que el de esta substancia sutil. Sin embargo el  éter siguió operando sobre lo físico.

Cual es la solución a este problema?  Admitir como hipotética la existencia del mundo sutil.  Pero como percibirlo para verificar esa hipótesis ? mediante la transformación espiritual del observador o investigador que le permita percibir la realidad objetiva de lo sutil y su acción sobre lo físico.

Sin ese cambio en el nivel de conciencia,  el saber construido sobre la experiencia empírica no saldrá del estancamiento.