Posts etiquetados ‘explotación de los trabajadores’


Los economistas fuimos educados con la idea de que para acabar con la pobreza se debieran ofrecer puestos de trabajo  con una remuneración mínima equivalente al costo de las mercancías que una familia necesita para vivir.

Cada vez es menos cierto lo que nos enseñaron,  porque el desarrollo tecnológico ha venido produciendo máquinas que sustituyen el trabajo manual y mental del hombre y eso estaría muy bien si no se produjera la pérdida de puestos de trabajo con las consecuencias conocidas. Sin embargo este es un problema fácil de resolver si se acaba con el mito de que el empleo es lo único importante y no la capacidad productiva de otros medios diferentes aunque creados con el trabajo humano.

Cuando se acabe el mito del empleo el Estado capitalista creará subsidios  financiados con impuestos o con fabricación de dinero para comprar lo que produzcan las máquinas y se podrá terminar con la escasez si  los empresarios permiten  que sus ganancias se realicen  por ventas en volumen y no por reducciones en la oferta para mantener los precios altos de acuerdo a lo que en otra entrada de este blog se denomina  La paradoja del Valor Económico.

En esta situación se promoverá y tendrá un valor económico muy alto el  trabajo creativo e inventivo del hombre para seguir produciendo medios que ahorren trabajo en todos los procesos productivos.

Este futuro puede estar a 20 o treinta años y  el desempleo se verá como algo fruto del progreso  de la sociedad y no como la peor de las enfermedades económicas al lado de la inflación.

Anuncios

(más…)

 

Al nacer traemos órdenes profundamente grabadas en el subconsciente, que se mezclan con las que recibimos por los responsables de nuestra educación.  A veces se repiten las ordenes que vienen de vidas anteriores y las que recibimos en esta vida.

El vídeo al  principio de este artículo nos muestra todas las ordenes que recibimos por la educación y el entorno en que crecemos y que aunque no se basan en algo real y objetivo, forman un mundo de instrucciones que nos mete en una cárcel invisible y sutil, aunque no por ello menos efectiva.

A la enumeración de esa película debe añadirse todo lo que nos condiciona proveniente de existencias anteriores, en las cuales hemos encontrado dirigentes sociales  y personales que nos han repetido una y otra vez  lo que hay que hacer para complacer al Dios que ellos representan para que nos premie en la vida después de la muerte con todo aquello que nos negó esa vida.

Al morir entramos en un mundo invisible y sutil, donde nos salen a recibir los parientes y amigos fallecidos que no han encarnado todavía. Se descubre que no hay ni cielo ni infierno sino un mundo sutil a veces aburrido, poblado de algunos fantasmas fantoches y agresivos.

En compensación, en esa región pueden percibirse sonidos e imágenes armoniosas y  emociones dulces como la ternura. Los placeres de la comida y bebida no existen porque los cuerpos astrales no necesitan comer ni beber. El placer sexual puede tenerse pero en una forma astral diferente a la del cuerpo físico.

La historia se repite en cada encarnación, porque las condiciones económicas y las relaciones sociales de producción son las mismas. A lo largo del tiempo, las sociedades se han dividido entre los que compran trabajo y los que venden trabajo, entre amos y esclavos o entre capitalistas y trabajadores. Los esclavos y los trabajadores ordinariamente son explotados por sus amos, porque son una minoría  que ofrece el salario más bajo para poderse quedar con la mayor parte de la riqueza agregada por el trabajador.

Independiente del  Karma, siempre los pocos dueños de la tierra y/o de los otros medios de producción, son unos pocos privilegiados,  y es muy difícil nacer en una de esas familias,  Lo mas probable es repetir en la próxima vida la pobreza anterior o que no se repitan las condiciones de riqueza actual.

La situación sería desesperante sino hubiera la posibilidad de liberarse de ese ciclo de vidas y de la necesidad de reencarnar.  Aquí viene la pregunta fundamental:  Porque necesitamos nacer y para que?

En uno de los Upanishads  se presenta la causa más común de renacimiento: El deseo insatisfecho de vidas pasadas por personas, por bienes, por importancia personal o por el conocimiento que permita lograr placer, poder y riqueza. Según ese libro sagrado,  esas son las razones de los dormidos e ignorantes.

Para aquellos cuerpos astrales que han recibido datos de la realidad objetiva y están en camino de despertar existen las verdaderas instrucciones de la vida. Esos cuerpos sutiles   saben que para su liberación tienen que adquirir un cuerpo superior al astral, que les permita, aun en cuerpo físico,  ser gobernados por el espíritu, como representante y mediador de lo Absoluto. Este  gran cuerpo sutil es llamado Alma en el Cuarto Camino y es el medio para  liberarse de la prisión, de la ignorancia e inconsciencia en que hemos vivido por miles de vidas.

Este proceso de construcción del alma ha sido objeto de muchas entradas de este Blog a las cuales remito al lector interesado.

Para saber como sería una economía consciente, primero tenemos que analizar lo que hay actualmente. Hoy existe una economía que beneficia a los dueños, a costa de los trabajadores que son los que producen los bienes y servicios. Los que compran trabajo no actúan como si fueran conscientes de las consecuencias de esa conducta, a ellos les interesa es ganar dinero, sin importar que para ganarlo remplacen a los trabajadores por maquinas, o les den un salario que no les alcance para satisfacer sus necesidades básicas. Prefieren darle trabajo a los extranjeros que cobran menos o a los inmigrantes ilegales que aceptan cualquier sueldo por necesidad. Los que despiden a los trabajadores, no son conscientes o no les importa dejar a un ser humano sin poder comprar lo esencial ni se dan cuenta de los efectos que ello tendrá sobre las ventas de sus empresas.

En cuanto al Estado, no es consciente de su obligación de atenuar o compensar esas injusticias y considera que toda ayuda a los desocupados, en dinero o en en servicios subsidiados, es inflacionaria porque los desempleados no están produciendo. Ademas  el gobierno actúa como el secretario ejecutivo de los ricos y usualmente el parlamento no legisla a  favor de los pobres.

En ese orden de cosas, la pobreza aumenta por el desempleo y va trayendo más y más depresión y crisis económica.

Todo esto es resultado de la inconsciencia de los que crean las normas para dirigir la economía.

El dinero se fabrica de acuerdo a los intereses de los bancos o más precisamente de acuerdo a los deseos y proyectos de sus dueños y cuando ellos son también los propietarios del banco que produce el dinero internacional;  podría decirse que tienen poder sobre el mundo entero, como es el caso del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Eso es lo que hay e indica  el nivel de  inconsciencia de la economía, donde los que fijan los precios,  los salarios, la cantidad de dinero, los impuestos y el gasto del gobierno en los desempleados y los pobres, no les importan los efectos que tienen sus decisiones sobre los que no tienen ingresos o no pueden subsistir con sus familias con aquello que reciben.

En una economía consciente los derechos y la calidad de vida de todos los hombres  y,  no solo los de la minoría rica, serian el objetivo fundamental de las medidas económicas. Como ya lo hemos visto,  en una entrada anterior: https://fratalaya.com/2013/02/19/la-iglesia-de-los-pobres/  , la sociedad por su gran desarrollo tecnológico, ya ha producido la riqueza para terminar con la pobreza.

Cuando se despierte la consciencia económica del hombre se podrá fácilmente terminar con la pobreza ,y el desempleo no importará  porque con el desarrollo tecnológico se compensara la producción que deja de realizarse y los desocupados recibirán un subsidio que les permita comprar  aquello que produzcan las maquinas y los robots que los desplazaron

En esa economía el dinero internacional será emitido por una entidad imparcial que  ordenará el uso en beneficio de toda la humanidad.

El dinero que yo tengo en mi bolsillo depende de varias causas:  me lo puedo haber ganado en una rifa o lotería  me lo pueden haber regalado, me lo puedo haber robado,  y las mas frecuentes: alguien me lo presto o es el producto de la venta de una mercancía o servicio o es el pago o salario por mi trabajo, es decir que es el efecto de vender mi capacidad de trabajo a un patrono que me pague porque sabe que se apropia de una parte del valor de cambio, capacidad de compra o valor agregado,  producido por mi. Ademas sabe que lo que me paga es inferior a las ganancias que logra vendiendo lo que yo hago.

La distribución del dinero en la sociedad depende fundamentalmente   de  lo establecido en los contratos de trabajo sean verbales o escritos, comparado con lo que reciben los dueños de los medios de producción.

En la sociedad capitalista, los salarios dependen, como para cualquier mercancía, de la escasez y necesidad de la capacidad de trabajo. No hay consideraciones humanitarias; a los patronos no les importa que el trabajador pueda subsistir y sostener a su familia con lo que le pagan.  Si hay una maquina que produce mas que el hombre, lo despiden y ponen a trabajar la maquina.  Si hay muchos que saben hacer lo mismo, contratan al que se conforma con lo mínimo. De hecho, durante mucho tiempo los teóricos de la economía  capitalista,  recomendaba que a los trabajadores se les debía pagar el salario mínimo de subsistencia, que definían como aquello necesario para que el asalariado llegara vivo al sitio de trabajo el día siguiente.  Las mejoras de salario son fruto de la lucha sangrienta de los trabajadores y de que los trabajadores calificados se volvieron escasos respecto a las necesidades de la producción.

Sin embargo este proceso de mejora se vio afectado por varias tendencias en dirección opuesta:

  • La concentración en unos pocos de la compra de trabajo por la fusión de las empresas monopolistas que de nacionales se volvieron transnacionales y multinacionales.
  • El inmenso desarrollo científico y tecnológico que permite sustituir trabajo humano mental y manual por máquinas.
  • La globalización, que permite que los procesos productivos, se fraccionen y sean ejecutados en aquellas países en donde se puede explotar mejor la fuerza de trabajo.(Los teóricos llaman a eso una “mayor productividad del trabajo”, para ocultar el hecho de la mas cruda explotación) Ello desplaza  el empleo a esos países y vuelve imposible competir por costos a los que no se adapten a ese proceso porque tienen que mantener las prestaciones laborales fruto de las conquistas sindicales. En ese callejón sin salida escogen inútilmente disminuir el tamaño del estado y el  gasto social, para favorecer o “estimular”  a los patrones para que ofrezcan empleo.

Pero volvamos a la repartición del dinero. El dinero mide el valor de cambio o capacidad de compra o de cambio de todas las mercancías  y es al mismo tiempo un depósito de dicho valor. La cantidad total de dinero la deciden las autoridades monetarias del Banco Central, que suele ser propiedad de los grandes bancos, o es una entidad mixta con participación del estado. De acuerdo a lo que se expuso mas arriba los dueños reciben todo el valor de las ventas y ( en forma simplificada) lo reparten a los trabajadores, según el contrato de trabajo, a los que les venden la materia prima de acuerdo a las condiciones del mercado y al estado de acuerdo a las leyes de impuestos, compran medios de producción para mejorar sus ganancias y el saldo se lo apropian para sus propios intereses.

El estado con el valor recibido de los dueños, muchas veces lo gasta en comprarle a los dueños su producción, gasta en seguridad para proteger las propiedades y a los dueños o contrata con ellos las obras publicas.  La parte menor se destina a pagar los servicios sociales que benefician a los trabajadores

Esa es la repartición del ponqué monetario y el poder adquisitivo en la sociedad capitalista.

La crisis que se inicio el 2008 y se agravo en el 2011 seguirá creciendo este año por las medidas que se han tomado para superarla. En este caso puede aplicarse aquello del “remedio peor que la enfermedad” .

El capitalismo es un modo de producción donde los dueños tienen poder sobre el resto de los hombres y sobre el gobierno. Ellos compran el trabajo humano cuando necesitan producir algo que no pueda obtenerse de otra forma y que signifique ingresos superiores a lo que pagan por salarios.

Los ingresos de los dueños dependen de las ventas de sus empresas o negocios. El valor de las ventas depende, ademas del dinero disponible por los compradores, de la necesidad que sientan de ese bien o servicio y de su escasez o abundancia relativas.

Para el caso de la crisis económica, el desempleo creciente ha reducido las ventas y esa reducción alimenta a su vez el desempleo.

Los gobiernos de los países afectados han partido del supuesto equivocado de que si aumentan las ganancias de las empresas, estas crearan puestos de trabajo y para ello reducen los impuestos a los dueños o facilitan el despido, o disminuyen el costo de las prestaciones laborales.

Por otro lado el déficit del Estado, inspira desconfianza a sus acreedores que para darle crédito le exigen reducirlo disminuyendo el gasto social.

La disminución en el gasto social disminuye los ingresos de los empleados públicos, suprime puestos de trabajo y baja el subsidio al desempleo.

Todo lo anterior, disminuye las ventas de las empresas empeorando la situación y aumentando el desempleo.

Lo que se ha venido describiendo ya se presento en el 2012 y se desarrollara con mayor intensidad en este año, a menos de que los que diseñan la política económica sean conscientes del circulo vicioso en que se halla el sistema.

Si los responsables de las medidas sobre precios y salarios y de la emisión del dinero internacional no advierten o no creen en la importancia de mantener y aumentar la demanda agregada para invertir la recesión en expansión; los peores días están por venir.

 

http://www.gifandgif.es/gifs_animados/Dinero/index.php#link

El problema economico se plantea en forma muy simple para todos los seres humanos por la relación entre el dinero que tienen y las necesidades que pueden satisfacer con ese dinero.

De donde sale el dinero? El dinero nos lo pueden haber regalado nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos o personas caritativas. puede venir de una rifa o sorteo o de un premio que nos hemos ganado, tambien puede ser resultado de un prestamo que nos han hecho o de haber vendido alguna mercancia o servicio o nuestra propia fuerza de trabajo. Tambien existe la via del delito por la venta de drogas prohibidas , por el atraco, el robo etc..

De que depende el valor del dinero? El valor del dinero depende del valor de aquello por lo cual se cambia y de su abundancia o escasez  respecto a todo aquello que puede comprarse.

El valor de lo que se compra  depende de su abundancia o escasez  y de la necesidad  que se siente por cada bien o servicio.

Para el conjunto de un país la abundancia o escasez de dinero depende de las decisiones que toman los que imprimen los billetes o acuñan la moneda nacional.  Generalmente las fabricas de dinero son propiedad de los dueños de los bancos como el caso de la Reserva Federal o de una sociedad  formada por los  banqueros, los grandes empresarios  y representantes del Estado que estan casi siempre en minoria, con excepción de  los estados socialistas donde el Estado es el único propietario.

Podemos decir que el dinero tiene un valor subjetivo para cada persona dependiendo de su abundancia o escasez respecto a las necesidades que siente por las mercancias y servicios en que puede gastarlo.

Este valor subjetivo puede reducirse si se cuenta con más dinero o disminuyen las necesidades de comprar mercancias.

El dinero es muy importante cuando no se tiene y puede perder importancia cuando se tiene. Sin embargo eso es muy subjetivo también porque los que compran trabajo y los que pueden ahorrar, desarrollan  frecuentemente una gran codicia y tacañeria con respecto al dinero. Buscan la forma de explotar a “sus trabajadores” pagandoles una parte muy pequeña del valor de las mercancias o de los servicios que ellos producen para poderse quedar con una porción cada vez mayor de los ingresos por las ventas de esas mercancias o servicios.

Para aumentar su riqueza y su dinero gastan esas ganancias  en comprar maquinas y computadores que les permiten reemplazar a sus empleados, sin darse cuenta que si ese comportamiento se generaliza estan reduciendo los compradores de sus mercancias y empobreciendo a las familias de los despedidos. Por el amor al dinero y  su avidez  actuan con gran inconsciencia social.

Cuando la crisis se presenta, acuden al Estado para que los rescate y les pague los perjuicios y las perdidas, porque sin “inversión privada no hay empleo”.