Posts etiquetados ‘G.I.Gurdjieff’

(más…)

Anuncios


La imagen de entrada es una representación aproximada de los cuerpos del hombre con la aclaración de que el cuerpo astral comprende el cuerpo etérico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental. El cuerpo espiritual es el alma y el cuerpo divino o causal no está representado.

En una charla introductoria  a su enseñanza, Gurdjieff habló de los siguientes cuerpos del hombre:

Según la Teosofía

  • Cuerpo físico
  • Cuerpo astral
  • Cuerpo mental superior o Alma
  • Cuerpo causal

Según la Iglesia Cristiana del Cuarto Camino o Cristianismo esotérico  hay estos:

  • Cuerpo Carnal
  • Cuerpo Natural
  • Cuerpo Espiritual o Alma
  • Cuerpo Divino

En un lenguaje metafórico estos cuerpos se comparan con los  componentes de una carroza (carta 8 del Tarot) así :

  • El cuerpo carnal o físico es la carreta
  • El cuerpo natural o astral es el caballo
  • El cuerpo espiritual, alma o mental es asimilado al conductor o chofer de la carroza
  • El cuerpo divino o causal es asimilado al amo  o dueño de la carroza

Es conveniente para los efectos de esta enseñanza definir las clases de funciones de cada uno de estos cuerpos. El cuerpo físico  o cuerpo carnal en el Cristianismo Esotérico, tiene  como función principal reproducirse. Este vehículo tiene una duración limitada y etapas de infancia, adolescencia, juventud, madurez, vejez y muerte.  El cuerpo astral es inmortal en los límites del sistema solar y tiene como función crear, con ayuda de los cuerpos etéricos de la pareja que elige como padres un cuerpo físico nuevo,  para satisfacer sus deseos de experiencias físicas. Este cuerpo puede tener, además de dirigir esa función reproductiva, un porcentaje variable de substancias sutiles correspondientes al cuerpo espiritual, llamados centros superiores: emocional y mental. En la terminología del Cristianismo Esotérico se llama cuerpo natural porque es el cuerpo que traemos antes de nacer y que según la enseñanza de Gurdjieff es la esencia. El centro de gravedad o núcleo de este cuerpo es el centro sexual. Este cuerpo es el origen de los pensamientos,  sentimientos y sensaciones  ordinarias del hombre, cuando se inician en la esencia o en la personalidad. La personalidad es producida por el cuerpo astral como un aparato formatorio para interactuar y satisfacer sus deseos cuando dichos deseos chocan con las ideologías externas que son introducidas por la educación. La personalidad es el origen de la mentira y el engaño y pone la mente a su servicio. Los niveles de conciencia del cuerpo astral son subjetivos: el sueño y la vigilia.

El cuerpo espiritual o alma  es mucho,más sutil que el cuerpo astral y constituye para el 97% de los seres humanos apenas una posibilidad que solo se puede volver realidad con el desarrollo de los centros superiores del cuerpo astral al llegar las substancias que  los conforman  a un 30% de participación  en el total de dicho cuerpo astral.

La trayectoria evolutiva del hombre y el crecimiento de los centros superiores y  la concepción del alma son fruto del choque consciente  que se asemeja a un acto sexual sagrado entre el espíritu creador y el cuerpo astral. En dicho coito el centro sexual  del cuerpo astral entra en contacto con el ser superior llamado espíritu creador y como fruto de esta relación van creciendo los centros superiores  y  aparece el alma como hija sutil suprema.

El cuerpo divino o causal es el de mayor nivel posible de sutileza y de conciencia: vive  en permanente consciencia absoluta. Aparece en las almas plenamente desarrolladas  como una manifestación directa del Absoluto.


GURDJIEFF3[1]

Pregunta: existe o no existe el segundo choque consciente y en que consiste?

Respuesta: No existe, como no existe un tercero o un cuarto choque consciente. Gurdjieff por razones desconocidas oculto la octava del espíritu y su relación con la octava del alimento físico para iniciar por medio de los centros superiores y el centro sexual  la formación del alma u octava del aire.  El choque consciente que realmente se da entre sol48 , la 24 y si 12  lo ubico al final de si 12 y le atribuyo la formación de la octava del aire y las 3 primeras notas de la octava de impresiones, sin  intervención del espíritu.

Pregunta:Porque es tan importante el centro sexual en la formación del alma, en la producción de la consciencia objetiva y porque es  la principal causa de nuestra esclavitud?  Acaso Gurdjieff es tan pansexualista como Freud o Marcuse?

Respuesta: Su pregunta incluye varias inquietudes y voy a principiar por ubicar el centro sexual en la maquina humana. Para explicarlo mejor tomo prestada una definición del hombre de Arthur Koestler: “El hombre es un robot administrado por un fantasma”. Gurdjieff hubiera aceptado esa definición añadiendole: “el hombre es un robot físico administrado por un robot invisible”. Ese robot sutil que administra la maquina humana es el cuerpo astral o centro sexual. El centro sexual usa dos palancas para manejar el ser humano: El DESEO y EL MIEDO. Estos dos factores al pertenecer al cuerpo astral o centro sexual,  que es el viajero de todas nuestras vidas pasadas y de esta; definen las condiciones de cada reencarnación  y los protagonistas de los argumentos. Mediante ellos escogemos en donde nacemos, quienes son nuestros padres, con quienes nos casamos o convivimos. El cuerpo astral o centro sexual del hombre se diferencia muy poco del de los animales vertebrados. sin embargo esa pequeña diferencia es su posibilidad de liberarse de esa esclavitud al deseo y al miedo: El centro emocional superior, sede de las emociones de amor, fe y esperanza  CONSCIENTES y el centro mental superior, donde reside la consciencia OBJETIVA de si mismo. Los centros superiores son las semillas del Alma y el medio para que el espíritu se relacione con el cuerpo astral o centro sexual para gestar el alma y llevarla hacia su pleno desarrollo. El Hombre cuando construye el Alma se libera de la necesidad de reencarnar en un cuerpo físico y si lo hace es libremente para facilitar ese proceso que el culminó en otros hombres. Renace como Maestro físico.

Volvamos a su pregunta.  El ser ordinario de un hombre es esclavo de sus deseos y de sus miedos y solo tiene escasos momentos de conciencia objetiva de si mismo  y en muy pocos instantes siente las emociones conscientes que hemos mencionado anteriormente. Es movido por impresiones y datos externos que suscitan o activan deseos y miedos inconscientes que el erróneamente juzga fruto de su libertad. Solo cuando despierta la consciencia y la atención objetiva de si mismo puede darse cuenta de la prisión en que vive. En ese momento empieza a sustituir  todos sus deseos por tres: Escaparse de la cárcel invisible, despertar a la conciencia objetiva general  y desarrollar su alma hasta su plenitud. Solo cuando nace su alma, muere su cuerpo astral o centro sexual.

Cuando nace su alma también mueren sus miedos porque ellos eran fruto de la ignorancia acerca de lo que es la muerte física;  de la mala memoria de la vida en el plano astral y de la incapacidad de percibir ese universo sutil  por el alcance limitado de los estados subjetivos de conciencia. El alma supera todo eso con su consciencia objetiva.

En lo del “pansexualismo” de Gurdjieff, comparado con el  de Freud y Marcuse,   tengo que aclarar que ellos se referían a las consecuencias de la represión del instinto sexual  en la conducta humana y en las costumbres sociales. Jamás concibieron un centro sexual como un fantasma robot dirigiendo todas las manifestaciones mentales físicas y emocionales del ser humano.  Aunque en ambos casos se les abonan sus descubrimientos acerca de los efectos de dichas represiones sobre las enfermedades psicológicas, sobre el comportamiento y sobre la cultura humana. También habría que reconocerles  la revelación acerca de la existencia del inconsciente y su influencia  en una época en donde nadie se imaginaba que el hombre pudiera ser esclavo y víctima de algo que no percibía su conciencia de “vigilia”

 

GURDJIEFF3[1]

Pregunta: En opinión de Francisco Reyes Atalaya: cual es el significado para el hombre actual de Gurdjieff, de su enseñanza y del Cuarto Camino?

Respuesta:  Su pregunta abarca tres preguntas que responderé por separado.

Sobre Gurdjieff: En una profecía acerca de si mismo, Gurdjieff afirmo que en el próximo siglo, o sea en el que vivimos, “Relatos de Belcebú” seria estudiado en el  Vaticano. Tal vez se equivocó, o tal vez no, uno no sabe porque en el Vaticano hay muchas cosas secretas. Lo que si se sabe es que los jesuitas participaron en apoyar la interpretación del eneagrama como un símbolo de los tipos psicológicos, lo cual ha sido la manera de ocultar su verdadero significado. En general la imagen de Gurdjieff, se ha visto de varias maneras: Como un charlatán y farsante, como un extraño maestro espiritual, como un personaje extraordinario y como un mensajero de un conocimiento oculto y olvidado.  Yo creo lo último.  Sin embargo pienso que únicamente desarrolló su alma en embrión y debe seguir trabajando en otra vida para desarrollarla plenamente.

Sobre su enseñanza: persisten los problemas que el mismo Gurdjieff detecto: ante todo una aridez, represión; y a veces, abierta desconexión  emocional, producto de malinterpretar la recomendación de no identificarse con las emociones negativas. Lo anterior tiende a producir trastornos mentales que pueden llevar al manicomio.Se observa una tendencia al  psicólogismo, como si la enseñanza fuera apenas un programa de superación personal en donde no se distingue la presencia de los cuerpos sutiles, ni su relación con los estados objetivos de conciencia. tampoco se han relacionado  los niveles de conciencia con los niveles de atención y dichos niveles de atención con la capacidad para recordarnos a si mismos.

Sobre el cuarto camino: Pienso que existe ignorancia de los objetivos de este camino y, muerto Gurdjieff, como aquel que lo había recorrido, no hay un maestro que se haya encargado de continuar y aclarar lo que Gurdjieff no explico, por las razones que fueran. Persisten los puntos oscuros y las aparentes contradicciones que se plantearon en la primera parte de este reportaje.

Pregunta: Cual es el sentido del sueño en que casi todos vivimos, según Gurdjieff?

Respuesta: 
Según Gurdjieff el ser humano, en los estados subjetivos de conciencia, se halla dormido en el sueño e hipnotizado  o sonámbulo en la “vigilia”. En el sueño depende totalmente del poder de su imaginación, de sus deseos y de sus miedos que elaboran fantásticas historias y cuentos para autocomplacerse y digerir las experiencias del día, El sueño  es lo que queda de la jornada. Cuando despierta y abre los ojos se adquiere conciencia del mundo físico externo pero aún esta percepción se halla contaminada por sus deseos y sus miedos que ocasionalmente lo llevan a ver lo que quiere ver y no lo que es real físicamente.

Respecto del  mundo interior y de la interpretación que le da a la información que recibe de los sentidos no es objetivo sino subjetivo y depende, como en el sueño del cuerpo, de sus deseos , de sus miedos, de lo que le gusta o de lo que no le gusta, de lo que le han ordenado que es bueno o es malo y de lo que le han enseñado que puede ser cierto o falso. Ha sido hipnotizado y así anda por el mundo.

Pregunta: Porque afirma Gurdjieff que nadie hace nada?

Respuesta:
 No existe afirmación mas repulsiva para el hombre moderno que ha construido el sentido de su vida con lo que piensa hacer o producir ahora mismo y en el futuro.  Muchos abandonan las enseñanzas del cuarto camino cuando oyen eso y cuando les dicen que no tienen conciencia de si mismos o que el sentido de la especie humana es ser la comida de la luna.

Gurdjieff le daba un sentido diferente a la palabra “Hacer”: El consideraba que lo que el hombre realiza no lo hace por su propia iniciativa.  Creía que los actos se originan en factores  externos o internos inconscientes que nosotros tomamos, por la  falta de conciencia de si mismos, como si  partieran de nuestras determinaciones libres y autónomas. Solo el que despierta a la consciencia objetiva de si mismo puede realmente hacer por su cuenta y ser responsable de su vida.

GURDJIEFF3[1]Quiero usar esta técnica del auto reportaje para presentar mi posición sobre Gurdjieff y su enseñanza. Creo que después de 40 años en el IV camino y de tener muy avanzado el proceso de construcción de mi alma, puedo aportar algo y aclarar algunos preconceptos y apreciaciones falsas sobre este gran maestro.

Pregunta: Porque un charlatán o un mago negro libidinoso como Gurdjieff se presenta como un Maestro Espiritual?

Respuesta: Gurdjieff no fue ningún charlatán y los que lo llaman así es  porque fueron rechazados por él o porque alguna persona relacionada con ellos sufrió algún desprecio de su parte. Como el mismo decía, un maestro se encarga de reparar algunas maquinas que tienen posibilidad de ser arregladas, pero hay otras que son imposibles de reparar porque su esencia ha muerto o se halla  en un nivel inferior al mínimo para poder recibir los efectos de la enseñanza.

En cuanto a su otro apelativo de “mago negro libidinoso” tiene razón en parte aunque el sostenía que no hay magia negra ni blanca ni amarilla, ni azul, sino aquella que usa algunas técnicas  o trucos que son posibles por el grado de distracción del público o la que puede realizar algo físico mediante fuerzas y materias sutiles. Como es obvio, la segunda es de mayor nivel.

En relación  a lo “libidinoso” Gurdjieff lo hubiera incluso considerado un elogio porque el creía que el sano ejercicio de la función sexual era muy conveniente y el pertenecía al grupo de tipos que consideran útil para su evolución el gasto de la energía sexual.

Pregunta:  Porque han fracasado o no han obtenido los fines previstos en la enseñanza, la inmensa mayoría de los  practicantes del cuarto camino?

Respuesta: Aún en vida de Gurdjieff, el mismo se quejaba, de este hecho. El cuarto camino es muy difícil ante todo porque expone varias cosas inaceptables para la forma común de pensar de la gente: que todos estamos dormidos aunque cuando abrimos los ojos, pensemos lo contrario. Que nadie hace nada por su propia iniciativa, sino movido por causas externas o por estímulos inconscientes que han sido inculcados por la educación o por la programación instintiva y mecánica conque nacimos. A lo anterior hay que agregar aquello que Gurdjieff oculto deliberadamente y lo que no entendieron sus discípulos. Todo eso significa que el trabajo se vuelve una senda muy oscura y confusa en donde el éxito esta reservado a uno entre un millón.

Pregunta:  Que piensa del significado del Eneagrama?

Respuesta:  Gurdjieff decía que comprender el eneagrama es saberlo todo y no comprenderlo, es no saber: con ello quiero describir la importancia del eneagrama. Desafortunadamente el eneagrama ha sido objetó de una profunda deformación al relacionarlo con los tipos  psicológicos sin  ningún fundamento ni justificación. Gurdjieff aporto un poco a esa confusión al invertir la numeración y ocultar de esa forma el funcionamiento del eneagrama en el proceso creativo de la segunda octava ( (Octava del Hombre incompleto) que comienza en mi de la primera (Octava del Espíritu Creador)  que se transforma en si de la octava creada y re de la primera que se vuelve la en dicha octava, y no dijo nada de la octava original entre el Absoluto y todos los mundos. Esa confusión se transmitió a sus alumnos y los puso en una situación lamentable de ignorancia respecto a la forma de operar de la ley de siete. Además él oculto la manera como se crea la tercera octava que nace de la interacción de la primera con la segunda para producir una octava evolutiva que es superior a la segunda e inferior a la primera. Aunque en honor a la verdad, insinuó ese proceso al describir la posibilidad de la transmutación como una octava interna que surge con el uso adecuado del centro sexual para el ” nacimiento del cuerpo astral”. En este caso en lugar de “cuerpo astral”, hay que  hablar de Alma. Claro que esto es un abrebocas al tema del eneagrama que tiene muchos otros elementos profundos.

Pregunta:  El cuarto camino es una religión?. En Facebook hay un grupo que se llama ” Iglesia Cristiana del Cuarto Camino.

Respuesta: Pienso que hay dos tipos de religión: una que es apenas una ideología creada por una casta sacerdotal para enriquecerse con el miedo a la muerte, al más allá y a lo desconocido. La otra forma de religión parte del conocimiento total de lo físico y lo sutil para enseñarnos como evolucionar hacia los niveles superiores de ser y de conciencia y nos señala lo que debemos hacer para construir un alma o ser sutil que sirve de unión entre el Espíritu, los cuerpos sutiles inferiores y el cuerpo físico. El verdadero cristianismo olvidado y oculto y la enseñanza de Gurdjieff manifiesta en el IV camino pertenecen a esa clase de religión y por eso se creo la Iglesia Cristiana del Cuarto Camino.  

Pregunta: Que opina del estado actual de la enseñanza de Gurdjieff y del Cuarto Camino?

Creo que en el estado en que se encuentra  el Cuarto Camino no beneficia ni le aporta nada a nadie por las siguientes razones:

  • Gurdjieff no dejo discípulos del mismo o superior nivel de ser y de consciencia. Ello hace imposible transmitir o enseñar lo fundamental de este camino.  Algunos discípulos lograron estados fugaces de consciencia objetiva, pero ninguno logro construir un alma y ni siquiera alimentar sus centros superiores para que llegaran al nivel crítico donde puede gestarse el embrión.
  • El mismo Gurdjieff dejo temas de su enseñanza confusos y oscuros que sus discípulos no se atrevieron a criticar ni a cuestionar. Esos puntos constituyen un reto para sus sucesores que no ha sido resuelto.
  • Debido a que ninguno después de él, ha recorrido con su ser el camino hasta donde él llego, no puede educar a los que vienen atrás, porque el mismo no sabe en que parte del proceso se encuentra. En este punto los maestros son dormidos tratando de despertar a otros dormidos enseñándoles a sus alumnos como en el poema de Machado: “Caminante no hay camino se hace camino al andar, son tus huellas el camino y nada más.”
  • Aquí también cabría la frase de Jesucristo :”Dejad que los muertos entierren a los muertos”


He querido transcribir un admirable texto del gran pensador esotérico alemán Gustav Meyrinck,  sobre el despertar de la consciencia, extractado de una novela suya llamada: “El espejo verde”

“La llave que nos hará dueños de la naturaleza interior esta oxidada desde el Diluvio

Se llama: velar.

Velar lo es todo

Los hombres están firmemente  convencidos de que velan, pero en realidad están presos de una red de sueños que han tejido ellos mismos. Cuando más se aprieta la red mejor impera el sueño. Los que están sujetos por sus mallas son durmientes que caminan por la vida como rebaños de ganado, llevados al matadero, indiferentes y sin pensar.

Los soñadores solo ven a través de las mallas, un mundo enrejado, no perciben más que aberturas engañosas, obran en consecuencia y no saben que estos cuadros son los restos insensatos de un todo enorme. Esos soñadores no son, como tal vez tú crees, los fantasiosos y los poetas: son los trabajadores los sin reposo del mundo, los que están roídos por la locura de obrar. Se parecen a los torpes escarabajos laboriosos que suben a lo largo de un tubo liso para hundirse en él cuando han llegado arriba. Dicen que velan, pero lo que creen que es vida no es más que un sueño determinado anticipadamente hasta en sus menores detalles y sustraído a  la influencia de su voluntad.

Ha habido y hay todavía algunos hombres que sabían que soñaban, pioneros que avanzaban hasta las murallas tras de las cuales se oculta el yo eternamente despierto. Videntes como Nietzsche,  Schopenhauer y Gurdjieff, pero no poseían, o no usaron plenamente las armas para el asalto a la fortaleza y su llamada a combate no despertó a los durmientes.

Velar lo es todo.

El primer paso a este fin es tan sencillo que un niño puede darlo. Sólo el que tiene el espíritu falseado ha olvidado como se anda y permanece paralizado sobre sus dos pies, porque no puede prescindir de las muletas que ha heredado de sus predecesores.

Velar lo es todo.

¡Vela en todo lo que hagas! No te creas ya despierto. No, tú duermes y sueñas.

Reúne todas tus fuerzas y haz que, por un instante, resplandezca en todo tu cuerpo esta sensación: ¡ahora estoy en vela!

Si esto te da resultado, reconocerás enseguida que el estado en que te encontrabas te parece ahora un embotamiento y un sueño.

Ese es el primer paso vacilante del largo, larguísimo viaje que conduce de la servidumbre al todo poder.

Avanza de esta manera de despertar en despertar.

No existe idea atormentadora que no puedas rechazar de esta manera. Se queda atrás y ya no puede alcanzarte. Te extiendes por encima de ella como la copa de un árbol sobre las ramas secas.

El dolor se aleja de ti como las hojas muertas cuando esta vela se apodera igualmente de tu cuerpo.

Los baños helados de los brahmanes, las noches de vigilia de los discípulos de Buda y de los ascetas cristianos, los suplicios de los faquires hindúes, no son más que ritos esculpidos que indican que allí se elevaba el templo de los que se esforzaban por velar.

Lee las escrituras santas de todos los pueblos de la Tierra. Por todas ellas se desliza, como un hilo rojo, la ciencia oculta de la vela. Es la escala de Jacob que combate toda la “noche” con el ángel del Señor hasta que llega el “día” y obtiene la victoria.

Tienes que subir uno tras otro los peldaños del despertar, si quieres vencer la muerte.

El escalón inferior se llama ya genio.

¿Cómo debemos llamar los grados superiores? Permanecen ignorados por la mayoría de los hombres y son tenidos por leyendas.

La historia de Troya fue tenida por leyenda, hasta que al fin un hombre tuvo el valor de excavar por sí mismo.

En este camino del despertar el primer enemigo que encontraras será tu propio cuerpo. Lucharas contigo hasta el primer canto del gallo. Pero si percibes el día del despertar eterno que te aleja de los sonámbulos que creen ser hombres y que ignoran que son dioses dormidos, entonces el sueño de tu cuerpo desaparecerá también y dominaras el universo.

Entonces podrás hacer milagros, si así lo quieres, y no tendrás que esperar, como un humilde esclavo que un dios falso y cruel tenga la amabilidad de llenarte de regalos o cortarte la cabeza.

Naturalmente la felicidad de un perro fiel, servir a un dueño no existirá más para ti; pero sé franco contigo: ¿Querrías incluso ahora cambiarte por tu perro?

No te dejes asustar por el miedo de no alcanzar ese fin en esta vida. El que ha encontrado este camino vuelve siempre al mundo con una madurez interior que le hace posible la continuación de su trabajo. Renace como genio.

El sendero que te muestro esta sembrado de acontecimientos extraños:       ¡muertos que has conocido se levantarán y te hablaran! ¡No son más que imágenes!.  Se te aparecerán siluetas luminosas que te  bendecirán. No son más que formas imaginarias exaltadas por tu cuerpo astral, el cual bajo la influencia de la Voluntad, morirá de muerte magnífica y se convertirá en tu alma, hija de tu espíritu, como el hielo alcanzado por el fuego se disuelve en vapor.

Cuando te hayas desprendido de ese cadáver sutil que hay en ti; podrás decir que el sueño se ha alejado de ti para siempre.

Entonces se habrá cumplido el milagro en que los hombres no pueden creer –porque engañados por sus sentidos no comprenden que materia y fuerza son la misma cosa- y el milagro de que, incluso si te entierran, no habrá cadáver en tu ataúd.

Solo entonces podrás diferenciar lo que es realidad de lo que es apariencia. Solo encontraras aquel que ha emprendido este camino antes que tú.

Todos los demás son sombras.

Hasta allí no sabes si eres la criatura más feliz o  la más desgraciada. Pero  no temas nada. Ninguno de los que han tomado el sendero de la vigilia, aunque se haya extraviado,  ha sido abandonado por sus guías.

Quiero darte una señal por la que podrás reconocer si una aparición es realidad o sólo imagen: si se acerca a ti, si tu conciencia se turba, si las cosas del mundo exterior son vagas o desaparecen, desconfía. ¡Mantente en guardia! La aparición no es más que una parte de ti mismo. Sino la comprendes, es sólo un espectro sin consistencia. Un ladrón que consume una parte de tu vida.

Los ladrones que roban la fuerza del alma son peores que los ladrones del mundo.  Te atraen como fuegos fatuos al pantano de una esperanza engañosa, para dejarte solo en las tinieblas y desaparecer para siempre.

No te dejes engañar por algún milagro que parezcan realizar en tu favor, por ningún nombre sagrado que se den, por ninguna profecía que formulen aunque esta se cumpla; son tus enemigos mortales, arrojados del infierno astral, y con los cuales luchas por el dominio.

Sabe que las fuerzas que poseen son las tuyas propias desviadas por ellos para mantenerte en la esclavitud. No pueden vivir  fuera de tu vida, pero si los vences, se hundirán y se convertirán en instrumentos mudos y dóciles que podrás emplear según tus necesidades.

Son innumerables las victimas que han hecho entre los hombres. Lee la historia de los visionarios y de los grandes dementes para aprender que el sendero que sigues está sembrado de cráneos.

Inconscientemente la humanidad ha levantado contra ellos una muralla invisible: El Materialismo. Esta es una defensa infalible; es una imagen del cuerpo físico, pero es también un muro de la prisión que te impide la vista.

Hoy andan dispersos y el fénix  de la vida interior resucita de las cenizas en que ha estado largamente acostado como muerto, pero los buitres del otro mundo empiezan a batir las alas. Por esto te pones en guardia. La balanza en que deposites tu conciencia te mostrará cuando puedes tener confianza en las apariciones. Cuando más despierta esté, tanto más pesara en tu favor.

Si un guía, un hermano de otro mundo espiritual se te quiere aparecer, debe poder hacerlo sin despojar tu conciencia. Puedes acercar tu mano a su costado como Tomas, el incrédulo.

Sería fácil evitar las apariciones y sus peligros, no tendrías que hacer más que comportarte como un hombre corriente. Pero, ¿ qué ganarías con ello? Seguirías siendo un prisionero en la cárcel de tu cuerpo, hasta que el verdugo <<muerte>> te llevase al patíbulo.

El deseo de los mortales de ver a los seres sobrenaturales es un grito que despierta incluso a los fantasmas del infierno, porque este deseo no es puro…; porque es avidez más que deseo, porque quiere “asir” de un modo cualquiera en vez de gritar para aprender a “dar”.

Todos los que consideran la Tierra  como una cárcel, todas las gentes piadosas que imploran la liberación, evocan sin darse cuenta el mundo de los espectros. Hazlo tú también: pero conscientemente.

Para los que lo hacen inconscientemente, ¿existe una mano invisible que pueda sacarlos del pantano que los absorbe? Yo no lo creo así.

Cuando en el camino del despertar, cruces el reino de los fantasmas, comprenderás poco a poco que son sencillamente ideas que puedes ver de pronto con tus ojos. Por esto te son extrañas y parecen ser criaturas, porque el lenguaje del cerebro es diferente del de las formas.

Entonces llega el momento en que se cumple la transformación: los hombres que te rodean se convierten en espectros. Los que has amado se convierten de golpe en larvas. Incluso tu propio cuerpo.

No se puede imaginar soledad más terrible que la del peregrino en el desierto, y quien no sabe encontrar el manantial de agua viva en él, se muere de sed.

Todo lo que te digo se encuentra en los libros de los hombres piadosos de todos los pueblos: El advenimiento de un nuevo pueblo, la vigilia, la victoria sobre el cuerpo y la soledad. Y, sin embargo un abismo infranqueable nos separa de esas gentes piadosas: creen que se acerca el día en que los buenos entrarán en el paraíso y los malos serán arrojados en el infierno. Nosotros sabemos que llegara un tiempo en que muchos se despertarán y serán separados de los durmientes, que no pueden comprender lo que significa la palabra vela. Sabemos que no existe el bueno y el malo sino sólo el sabio y el ignorante. Creen que velar es mantener los sentidos lúcidos y los ojos abiertos durante la noche, de modo que el hombre pueda hacer sus oraciones. Nosotros sabemos que la vigilia es el despertar del yo inmortal y que el insomnio del cuerpo es su consecuencia natural. Creen que el cuerpo debería ser abandonado y despreciado porque es pecador. Nosotros sabemos que no hay pecado; el cuerpo es el principio de nuestra obra y hemos bajado a la Tierra para convertirlo en espíritu. Creen que deberíamos vivir en la soledad con nuestro cuerpo para purificar el espíritu. Nosotros sabemos que nuestro espíritu, debe ante todo ir a la soledad para transmutar el cuerpo.

Tú debes elegir el camino a tomar: el nuestro o el suyo. Debes obrar según tu propia voluntad.

No tengo derecho a  aconsejarte.  Es más saludable coger por propia decisión el fruto amargo de un árbol que ver colgado un fruto dulce aconsejado por otro.

Pero no hagas como muchos que saben  que está escrito: examinad todo y conservad sólo lo mejor. Hay que andar, no examinar nada y retener lo primero que viene.”

 

Yo Sagrado

Existe un libro escrito por Wayne W  Dyer llamado  “Tu yo Sagrado” que recomiendo leer  a todos y que contiene muchas de las características que intento mostrar en este artículo. Sin embargo paso a dar mi versión acerca de este tema mucho mas influida por la enseñanza de Gurdjieff y del cuarto camino que a sido mi ruta de crecimiento espiritual por 38 años.

De acuerdo a las enseñanzas del 4º camino  el  hombre ordinario se encuentra dormido y en su sueño con los ojos abiertos se halla dominado por dos grandes factores: Sus deseos y sus miedos;  ambos sembrados en su inconsciente. Cada uno de los deseos  y de los miedos asociados a ellos  da origen a un yo que se apodera transitoriamente de nuestra conciencia ordinaria y que muy frecuentemente establece obligaciones y suscribe contratos que pueden ser opuestos a los  contratos que establezcan  los yoes  futuros  que se verán forzados a cumplir muy a regañadientes.

En estas condiciones no podemos afirmar que tenemos un yo, único e indivisible que es el amo de nuestro ser. Eso es apenas una parte del sueño  y de la mentira en que vivimos.  Adicionalmente cada uno de esos yoes  contiene una serie de hábitos y prejuicios  en medio de los cuales se manifiesta.  Muchas veces los hábitos despiertan deseos y miedos afines y al revés. generalmente a este nivel de ser los yoes son meramente reactivos  a las condiciones externas de manera inconsciente. Por todo ello son los protagonistas y antagonistas del argumento de nuestra vida sonámbula.

El Yo Sagrado se encuentra muy lejos de nuestra vida y conciencia ordinarias. Reside en el supraconciente  en un piso muy arriba del sótano oscuro en que se desenvuelve nuestra existencia.

Antes  de que podamos realizar nuestro plan de desarrollo espiritual debemos ser conscientes de esa  situación y no de una forma mental sino vital.  Debemos sentir con todo el ser esta verdad  y no sólo pensarla. Solo así podemos empezar a ejecutar nuestro proyecto de  superación espiritual y ordenar ese  lugar en donde vivimos, designando un yo Mayordomo que establezca unas funciones y categorías entre los distintos yoes y los subordina a cumplir las metas  evolutivas.

Este Mayordomo,  fruto de la incipiente conciencia objetiva de si mismo,  deberá obedecer temporalmente a un Yo externo representado por un maestro  ingeniero que le va a enseñar los nuevos materiales  y la forma de  amoblar  y decorar  la  vivienda  y   le dirá  como construir la escalera  (Alma)  que lo conecta con el piso superior donde lo espera el Yo Sagrado.

El  Yo Sagrado es el verdadero dueño y amo de la casa y  movido por el amor consciente que siente por el mayordomo  se encargará de acabar  el proyecto de reforma y mejora de nuestra casa para que podamos mudarnos a un piso y a un nivel  superior de ser y de conciencia.

El Yo Sagrado nunca duerme ni descansa y divide su tiempo entre la contemplación del Absoluto  y su apoyo a nuestro espíritu y a nuestra alma.