Posts etiquetados ‘ideologías religiosas’

La educación religiosa durante esta y otras vidas ha  grabado en nuestro cuerpo astral órdenes y conceptos morales acerca de lo que es bueno o malo y de lo que es perfecto o imperfecto. También lo han llenado de miedos a los castigos después de la muerte. Según todas esas morales  nuestro sentido de la vida esta escrito y definido desde que nacemos por los inventores de religiones. Somos victimas de lo que han establecido otros como la”Perfección”.

Todas estas normas han formado  una especie de “super ego” social y cultural y al considerarlos verdaderas entramos en la celda de una prisión inconsciente e invisible que se prolonga y repite perpetuamente hasta que no despertemos a nuestra real condición.

Las normas anteriores actúan sobre la personalidad que se ocupa de elaborar apariencias obligando a fingir que se es perfecto, que se es bueno y que no se es pecador ni se tiene ningún defecto.  Este proceso empieza desde la infancia y produce un disfraz y una mascara etéricas falsas. Es el responsable de la mentira.

Cuando  esa necesidad de aparentar perfección  se ha repetido en muchas vidas, contamina a la esencia que pierde cualquier noción de valor propio  y solo busca cumplir con esa actuación vida tras vida, olvidando su propia naturaleza espiritual  y los objetivos que le corresponden.

Contra esta esclavitud interior la humanidad ha creado un mecanismo de defensa que actúa como un muro grueso y burdo: El materialismo físico y el ateísmo. Este mecanismo se vuelve una contra-ideología. que tiene el grave defecto de negar la realidad superior a la física y explicar todo por elementos y factores de este plano sensorial. Entramos en otro sueño mecánico y nuestro mundo interior es simplemente consecuencia de la interacción y reacción interior física a estímulos venidos de afuera del mismo carácter. La vida tiene el objetivo de gozar y construir algo material mientras nos llega la muerte que es el final de nuestra única y corta historia. En el terreno moral esta  ideología plantea la conveniencia de una ética humanista destinada a defender la vida física, la propiedad  y la libertad para realizar lo que uno quiera siempre y cuando no perjudique los derechos de los demás.

Los creyentes en esta ideología,  encuentran un vacío interior que los tortura cada vez que piensan en la muerte, prefieren huir con una tremenda obsesión por nuevos y originales placeres  y experiencias. La vejez les plantea retos imposibles por la falta de significado de sus vidas. Todo ello los acerca cada vez al suicidio o a la eutanasia cuando padecen enfermedades incurables y terminales.  No son víctimas de la ” perfección” como los creyentes religiosos, pero sufren mucho por la falta de salud, dinero, éxito y aprobación de los demás Y se sienten muy mal con todo lo que les impide satisfacer sus inmediatos anhelos.

En donde encontrar la verdad? El autor de este blog cree,  de acuerdo a su versión de la enseñanza de  Gurdjieff  que existen tres tipos de realidades: una subjetiva y dos objetivas. La realidad imaginaria y las realidades física y sutil.

En cuanto a la moral solo existe un criterio:  lo que favorece la creación y  desarrollo del Alma  es bueno y lo que lo impide es malo.  El alma es la hija interior del desenvolvimiento espiritual y del trabajo sobre sí mismo en innumerables vidas con éxitos, fracasos y retrocesos en lograr este producto supremo del proceso evolutivo a nivel humano.

Anuncios

 

Suerte de nacer en la religión verdadera

Cuando Marx afirmo que la “religión es el opio del pueblo” generalizo en forma injusta porque no le reconocía ningún valor a la experiencia espiritual del hombre en su contacto con la realidad sutil superior en la cual no creía. Sin embargo acertaba plenamente en lo relativo a las religiones como ideologías construidas por los sacerdotes y aspirantes con el objetivo de justificar, perpetuar y aumentar su poder  en todos los sentidos económicos y políticos.

Actualmente existen varias ideologías religiosas que pueden enumerarse fácilmente: El Catolicismo, El Islam. las sectas cristianas que nacieron con la reforma protestante, el Judaísmo y el Brahmanismo. Deliberadamente dejo de mencionar el Budismo porque no lo considero ideología, a pesar de la mistificación de Buda. Este último contiene las características de un camino de evolución y despertar de la consciencia objetiva que lo convierten en algo diferente a una simple ideología. Lo mismo cabria afirmar del Budismo Zen,  del Budismo tibetano, del Taoismo, del confusionismo, de la Iglesia Cristiana del Cuarto camino y del Cristianismo Esotérico.

Para examinar la religión como ideología hay que precisar las características de cualquier ideología:

    • Es un conjunto de conceptos construido por un grupo poderoso en términos económicos o políticos.
    • Obedece a la necesidad de autojustificar y garantizar su dominio sobre el resto de la sociedad.
    • Se presenta como  la verdadera interpretación de la realidad, aunque sus fundamentos se basan en preconceptos no verificados o no verificables mediante los procedimientos de la ciencia objetiva.
    • Los que aceptan la ideología son los “buenos” y los que la rechazan son los “malos” o enemigos.
    • Los “buenos” tienen el monopolio de la Verdad y se merecen el poder y el dinero. Los “malos” no tienen derechos porque están equivocados.

A las características anteriores se añaden las siguientes para el caso de las ideologías religiosas:

    • Son elaboradas por los sacerdotes o aspirantes, quienes para el efecto se presentan como los representantes, secretarios o enviados de Dios.
    • Establecen una serie de normas, llamadas Moral o Ética de obligatorio cumplimiento so pena de un castigo eterno para los que las incumplen y no alcanzan a ser perdonados por los sacerdotes antes de morir. Por el contrario, los que mueren sin violar estas normas o alcanzan el perdón divino obtenido de un sacerdote, antes de fallecer, se hacen merecedores al premio eterno, Cielo, Paraíso o Reino de los Cielos.
    • Inventan a su acomodo una versión dogmática de lo que pasa después de la muerte  y no conciben ninguna realidad antes del nacimiento el cual es fruto de las relaciones sexuales de los padres bendecidas por Dios que crea un alma inmortal para cada cuerpo físico nuevo. De acuerdo a lo expuesto, no les conviene aceptar la reencarnación.
    • A los justos, que cumplen la Moral, Dios les da Dones y Gracia especial para realizar Milagros que no pueden hacer el resto de los hombres y se convierten en Santos. O sea son premiados antes y después de morir por sus actos y sus virtudes.
    • Estos elementos son comunes a los mitos religiosos pero cada uno de los que caben en esta categoría ideológica, tienen características propias: Así, por ejemplo el Islam premia con un paraíso lleno de goces terrenales a los “mártires” y ” héroes” que luchan y mueren en las guerras y misiones contra  los infieles frecuentemente suicidas.

El camino espiritual y en concreto el cuarto camino, tiene como significado o sentido de la vida despertar a los niveles superiores de conciencia y la creación del alma para liberarse del ciclo repetido de vidas en diferentes cuerpos físicos. En este camino no hay premios de placer  o felicidad eternas  por cumplir las normas morales. Tampoco hay castigos de dolor interminable por haber violado la moral contenida en la ideología  religiosa prefabricada.