Posts etiquetados ‘La verdad como substancia’


Una de las formas más importantes del choque consciente es la  comprensión de las verdades relacionadas con las leyes generales de tres y de siete.

En el choque consciente se asimilan o digieren las substancias sutiles espirituales que nos permiten desarrollar los centros superiores emocional y mental primero y el alma después.

El choque consciente puede darse en el cuerpo astral desencarnado o  en este cuerpo incluido en el cuerpo físico. En el primer caso, se realiza exclusivamente por las emociones conscientes y la comprensión de las verdades relativas a las leyes cósmicas.  En el segundo caso puede ser fuertemente apoyado por la respiración consciente.

No todos los datos ciertos y reales tienen el poder de convertirse en sustancias que contribuyen a la construcción y crecimiento del alma considerada como un ser espiritual independiente. Los que tienen ese poder son las certezas derivadas de la comprensión de las leyes fundamentales.

Las verdades básicas tiene un grado mayor de sutileza y un peso muy leve y por ello su percepción y comprensión se realiza en los niveles objetivos de consciencia.

La llamada consciencia de “vigilia” tiene la capacidad de percibir la realidad física pero no la realidad sutil. Las verdades que puede percibir pertenecen a ese nivel de la realidad y  son muy dispersas y  referentes a múltiples objetos.

Por lo anterior es imposible percibir con la consciencia ordinaria la realidad astral y mucho menos la espiritual.  Por las mismas razones no se comprenden las verdades relativas al principio de unidad en la diversidad  y las estructuras que descienden del Absoluto y en las cuales actúa el principio de relatividad.

Anuncios