Posts etiquetados ‘Revolución Rusa’

Esta es una entrada nostálgica y melancólica, hecha de los fantasmas de mis recuerdos y mis sueños, tal vez porque pertenezco a una vieja generación que le aposto a la revolución socialista como la única manera de cambiar el mundo. Naci a finales de la 2ª guerra mundial y llegue a la juventud en un mundo que estaba dominado en una tercera parte por el “socialismo centralmente planificado” que quedo al término de esa contienda. Creiamos que el siglo XXI sería el de la sociedad sin clases del comunismo: Una perfecta Utopia. Nadie pensaba que todo eso que considerabamos nuestra herencia mas valiosa se desmoronaria en dos años.

Han pasado 100 años desde que una vieja campesina rusa confundía la llegaba de la “Constitución” con el nombre de la nueva esposa del Zar. La revolución Rusa  traía la buena nueva del socialismo a los hombres y esa noticia se acompañaba de grandes esperanzas en el poder de la mente y de las manos del hombre para transformar la sociedad y llevarla hacia un progreso indefinido que permitiría darle “a cada uno según su trabajo y cada quien según sus necesidades”. Que quedó de la revolución rusa?

Ahora ya no queda nada de esa Revolución que despertó grandes esperanzas, duro 73 años hasta que se levantó el velo de la mentira y de la propaganda ideológica. La revolución encarnaba según sus creyentes el único y verdadero sentido de la historia del hombre que se movía resolviendo las contradicciones entre diferentes formas de explotación, según el modo de producción: Esclavista, feudal y capitalista.

Realmente el modo de producción ideal que sería el estado administrado por los trabajadores y campesinos donde se terminaba  la propiedad privada porque los medios de producción pasaban a manos del Estado; resultó un fracaso económico que se mantuvo y mantiene  por la represión política y policial.

Hoy todo cuan distinto, los revolucionarios vivos o muertos nos han defraudado de buena o de mala fe.

Con mucha tristeza constatamos que la codicia por tener lo que tienen los odiados explotadores invadía los corazones y las mentes de los revolucionarios. Que el deseo de poder,  dinero  y comodidades “burguesas” de los dirigentes del partido comunista se volvió una obsesión mucho mas intensa que los anhelos de servir a sus pueblos que justificaban y aún hoy justifican su existencia.

La falla de las revoluciones socialistas y de los revolucionarios en erradicar la miseria y la explotación es ahora un triste espectáculo. Lo que antes era la explotación del hombre por el hombre se volvió la explotación del hombre por la burocracia del Partido, apoyada por las fuerzas armadas. Esta dirigencia termino aspirando a perpetuarse en el poder sin ninguna razón hasta que produjo la ira y la desesperación de los gobernados. Ese es el panorama desolador que contemplamos hoy y que nos llena de frustración y desesperanza.

Anuncios