Posts etiquetados ‘sabiduría’

Alguna vez  el escritor ingles Chesterton  pregunto: Cuales son las relaciones entre Información, Conocimiento y  Sabiduria?  En esta entrada quisiera  opinar al respecto.

Vivimos en la era de la información. Todos nuestros aparatos recién inventados o aquellos un poco más viejos ,   manipulan datos de toda clase.  La televisión,  la radio, los computadores  y los teléfonos celulares nos brindan todo tipo de datos visuales o auditivos;  nos alimentan y nos ordenan comprar y  actuar  de acuerdo a lo que quieren los dueños de los medios que nos  evitan pensar por cuenta propia.  En esas circunstancias el ser humano común se ha venido convirtiendo en un robot manejado por el entorno informativo.

El  conocimiento se equipara con la ciencia que se desarrolló a partir del siglo 19  y se fundo sobre el paradigma positivista cuyo criterio de verdad es aquello que puede verificarse directa o indirectamente por medio de los sentidos.  Estamos aquí en un callejón sin salida para lo que trasciende la agudeza y las capacidades de nuestros ojos, nuestros oídos  o nuestro tacto. En palabras de Aurobindo: ” La ciencia moderna nada sabe y nada puede saber sobre el alma, ya que sus dominios se limitan a la carne al cerebro y los nervios, tampoco cuenta con aparato alguno que le permita establecer su verdad o falsedad. En cuanto traspasa el ámbito de la verdad física inmediata se encuentra prácticamente desvalida”

En ese sentido podemos concluir que el conocimiento  es algo muy limitado a la realidad física  y no existe todavía una ciencia de lo sutil que explore los reinos espirituales  y mucho menos el campo de lo divino.

La sabiduría es un estado del ser humano con un alma que ha caminado mucho mas allá de lo  sensorial y que se vale de un saber superior al del conocimiento experimental.  Por ello es consecuencia y presupone un nivel de ser superior y evolucionado que ha despertado y puede ver substancias y seres sutiles y contemplar incluso lo divino.

Para el hombre sabio ya tiene muy poco valor la información  que es tan importante para el hombre ordinario. El ha venido usando únicamente los datos que le indican la forma de alcanzar los estados superiores de conciencia hasta llegar a la conciencia absoluta  como la meta suprema.

A la mayor parte de los seres humanos no les interesa la sabiduría sino el conocimiento.  El conocimiento les produce mas ingresos que la sabiduría. por eso lo prefieren. El conocimiento les da poder y vuelve muy necesario el trabajo de quienes lo tienen.  La sabiduría nos pone por fuera de los demás y ello nos vuelve solitarios y  abandonados por todos aquellos que no están interesados en volverse sabios.

La sabiduría se refiere al ser y no al  tener y casi todos los hombres quieren tener más y ser más ricos, La sabiduría lo primero que haría seria despertarnos de ese sueño hipnótico del dinero y del deseo de poseer todo aquello que se adquiere con dinero.  Siendo sabios nos pasearíamos por los centros comerciales como Diogenes  el cínico metidos en un tonel  observando todo  lo que no necesitamos.

La sabiduría nos quita el miedo a la muerte porque aprendemos en que consiste  y que no hay conocimiento que nos salve de ella y de las enfermedades que no puede curar la medicina.

La sabiduría incluye el conocimiento de si mismo en todos los planos desde el mas sutil y sagrado hasta el mas denso y sensorial. El conocimiento de  los procesos que se realizan con los elementos físicos sirve apenas para la transformación de una materia burda en un producto útil para satisfacer alguna necesidad material  o un deseo subjetivo. Es a esta última forma de conocimiento al que llamamos saber científico y tecnológico con un alto precio en el mercado. La sabiduría es lo más valioso y escaso que existe pero no tiene ningún valor de cambio.