Posts etiquetados ‘valor de cambio’


El dinero en cualquier economía debiera reflejar el valor de los bienes que se pagan con él.  En el socialismo  que asigna lo que se puede comprar con el trabajo humano  el dinero pierde todo el significado que le da el mercado de bienes y servicios de consumo.  Los bienes para cada persona se asignan de acuerdo a la cantidad producida disponible por persona al mes  calculada con una división simple: el total disponible de cada bien se dividen entre todos los habitantes que lo necesitan y el resultado se pone en la libreta de racionamiento.  El dinero no se necesita para nada en la operación anterior que no define ningún precio. Donde no hay precios no se necesita el dinero. Tampoco  intervienen  las horas, la calidad y la eficacia del trabajo aportado. Basta con presentar la libreta y se reciben las cantidades.  Si todos reciben lo mismo, ello es injusto y muy desestimulante para los trabajadores.  Este argumento hizo establecer diferentes libretas de racionamiento y utilizar el dinero para pagar las diferentes clases  de trabajo además de estímulos no monetarios para premiar en especie  a los trabajadores.

La situación anterior es  imposible de sostener en una economía socialista que dependa de lo que exporta o vende al exterior. Aquí se depende del precio externo de lo que exporta. Este precio y los costos de producción deben ser competitivos o el país socialista no vende. Además lo que se importa tiene un precio y debe pagarse con dinero internacional. Frecuentemente dólares o euros del odiado y corrompido mundo “burgues”. Ahora se ven muchas razones para necesitar el dinero.  El caso cubano es un ejemplo típico:

Cuando no se dependía del turismo se usaba el peso cubano equivalente al dólar, después aparecieron los pesos convertibles en dólares cuando el turista sale del país y quiere cambiar por dólares o euros los pesos que no gasto. Simultáneamente se emiten los pesos no convertibles (CUP) para las transacciones diferentes a las que se realizan con los turistas. En ese país circulan entonces dos monedas.  Las personas tienden a guardar los pesos  convertibles y usar los otros que valen menos.

Una situación en Cuba es que el mercado interno es reducido y las transacciones tienen impuestos y son controladas por el Estado . El dinero no mide el valor real de los bienes y servicios porque los precios no indican la escasez real ni la necesidad real de las mercancías y servicios que no se venden a los turistas.  Los precios se determinan artificialmente para que los salarios correspondan con lo que se puede adquirir con la libreta de racionamiento o, cuando algunos artículos están fuera de ella en la red minorista de tiendas del estado.

En conclusión el dinero nacional en los paises socialistas no cumple sino una función simbólica  porque el mercado libre no opera y no asigna precios reales a los bienes y servicios. Sin embargo el dinero internacional es muy necesario porque se requiere para abastecer la economía de bienes de consumo y de bienes de producción que no se producen localmente.

Anuncios

 imagen animada de economia
Se ha armado una ciencia sobre algo que no tiene ni el nivel ni la complejidad de las otras ciencias. Aquí pretendo desnudarla de esas ostentosas pretensiones y llevarla a un contenido muy fácil de entender.

Lo esencial de la Economía son tres factores: escasez, necesidad y expectativas.  La escasez de mercancías o servicios disponibles hoy forma la oferta. Las necesidades y deseos actuales de los compradores la demanda. Las expectativas son las creencias o pronósticos que se hacen los compradores y los vendedores de la situación futura de la escasez y de las necesidades de un bien o servicio  y de la relación entre esos dos factores para determinar los precios futuros.

El dinero que función tiene? El dinero es una mercancía que se usa para medir el valor económico de las otras mercancías y servicios, ademas es un medio para comprar o pagar y un deposito del valor económico de los demás bienes. Como cualquier mercancía su valor depende de su escasez y de la necesidad de usarlo para comprar. Si hay mucho dinero y pocas mercancías para comprar el dinero vale poco y al contrario si hay poco dinero y muchas mercancías para comprar entonces el dinero vale mucho y las mercancías valen poco. En el primer caso tenemos un alza general de los precios que se llama inflación y en el segundo caso una baja general de los precios llamada depresión o deflación.

También se mide el valor del dinero o moneda nacional por su capacidad de comprar medios de pago internacional o monedas internacionales.

El valor económico de una mercancía es la posibilidad de ser cambiada por dinero o por otra mercancía. Este concepto tiene varios sinónimos:  valor de cambio, capacidad adquisitiva, capacidad de compra. En el caso del dinero se habla de compraventa  y de precio cuando se cambia una mercancía por otra usando el dinero en esa transacción.  Precio es el valor de cambio expresado en dinero.

Como ya se ha dicho en  otras entradas  el valor económico actual depende de la necesidad y de la escasez de un bien o servicio.

Los precios pueden ser : reales y libres o controlados y subsidiados. Los primeros ya se han definido y los precios regulados generalmente significan un valor artificial inferior  al real.  El protagonista de ese control generalmente es el Estado. Los precios subsidiados se presentan así porque un agente externo, sea el estado con los impuestos u otro paga los costos o las ganancias del vendedor  y ello permite ofrecer la mercancía a precios inferiores al valor económico real.  Los precios controlados y/o subsidiados producen un mercado  paralelo  especulativo de compradores que revenden la mercancía a precios superiores a lo que pagaron por ella para ganarse la diferencia. 

Mercado es el lugar geográfico o el sitio en Internet donde se encuentran compradores y vendedores para comprar y vender libremente mercancías o servicios. En el mercado se forman o establecen los precios reales cuando no hay más protagonistas que los compradores con sus necesidades y deseos de adquirir y vendedores con la escasez o abundancia de lo que  quieren vender.

Por el lado de la oferta o escasez  de los bienes se presentan dos situaciones en el mercado: monopolista cuando uno o unos pocos controlan la escasez de lo que se vende y competencia cuando los vendedores luchan con los precios y las cantidades para vender sus respectivas mercancías. 

Por el lado de la demanda o de las necesidades de los compradores se pueden presentar también dos condiciones en el mercado: uno o pocos compradores determinan los precios y las cantidades de lo que compran y competencia entre compradores por obtener lo que necesitan.

Las expectativas tienen su efecto porque modifican el comportamiento de los compradores y  vendedores y las decisiones acerca de guardar dinero para aprovechar las oportunidades de ganancias especulativas o de tomar precauciones o seguros sobre un riesgo o amenaza futura. Las ganancias especulativas por el lado de los vendedores consisten en guardar o dejar de vender hoy para que por la escasez que producen suban los precios y obtener ganancias en esta forma.  Por el lado de los compradores se guarda el dinero para tener efectivo y aprovechar la oportunidad esperada de especular  en el  futuro cuando se pueda comprar algo barato para venderlo después más  caro. 

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.

20140105-045954 a.m..jpg

La realidad económica imperante en la mayoría de países indica que la inflación ha sido controlada y derrotada en casi todos  con  excepción de Venezuela y Argentina.

Los estudiantes de economía  no han vivido aquellas épocas donde los precios subían de un día para otro como fue el caso de las décadas de los 80 y 90  en Brasil y Argentina y en las demás naciones suramericanas se presentaban inflaciones superiores al 5%.  anual. Tal vez el estudio de esta patología económica desaparezca de los textos de Economía como algo del pasado.

La inflación es el crecimiento generalizado de los precios. Es decir la disminución del valor de cambio del dinero. El valor de cambio de una cosa o servicio es  su capacidad de comprar o su poder para adquirir otra cosa o servicio al darlo a cambio.

El precio de una mercancía depende de su abundancia o escasez y de la necesidad o deseo que se siente por  ella, con respecto al valor de cambio del dinero.

Porque  ya no suben los precios como antes? En mi opinión este fenómeno es fruto de la globalización que ha tenido como resultado poner un techo internacional al crecimiento de los precios para los países  con poder de compra externo o que exportan mercancías con suficiente valor de cambio internacional.  Si un vendedor o productor decide subirle los precios a sus bienes o servicios, por encima del precio internacional, termina no vendiendo y el mercado lo obliga a bajar dichos precios. Si  sus costos son superiores al precio internacional,  puede salir del mercado o quebrar.

Los precios miden el valor de cambio  o capacidad  adquisitiva expresado en dinero o unidades monetarias.  el nivel de precios depende inversamente del valor de cambio del dinero y directamente del valor de cambio de las mercancías y servicios que se transan o comercian.

El valor de cambio del dinero depende del deseo de atesorarlo o guardarlo y de su abundancia o escasez en relación al valor de cambio de las mercancías y servicios que se compran con él. O sea que dada una determinada cantidad de dinero y  dada una tendencia al atesoramiento, los precios de las mercancías dependen de su valor de cambio.

En el mercado internacional, el valor de cambio o el valor de las exportaciones  es equivalente a la capacidad importadora del  país y esta representado por la moneda internacional que se recibe por las transacciones que realiza con el resto del mundo.

La cantidad de moneda internacional que recibe una nación depende de lo que  vende al resto del mundo, de las ganancias e ingresos obtenidos por los nacionales en el resto del mundo y que deciden enviar a su respectivo país , del valor de las inversión de extranjeros en el país y de los recursos de crédito que se obtengan en moneda internacional.

Lo que se ha explicado en relación a los precios internos o nacionales se aplica a los precios externos o internacionales cambiando la cantidad de moneda local por la cantidad de moneda internacional y el valor de cambio de los bienes internos por el valor de cambio de las mercancías y los servicios internacionales.<

Me propongo en estos artículos reducir a sus mínimas proporciones el asunto de la Ciencia Económica. Para este fin empiezo por estudiar el hecho fundamental que dio origen a la actividad económica. Ese hecho es el acto de cambiar unos bienes y servicios por otros.

Cuando el hombre descubrió que podía tener y usar otros bienes diferentes a los que tenía o producía, simplemente cambiándolos, nació el proceso económico.

En la primera etapa apareció el valor de cambio porque se manifestó la necesidad de calcular cuanto tenía que darse de un artículo para obtener la cantidad deseada o necesitada de otra mercancía. También apareció el valor unitario de cambio que luego se transformaría en el precio cuando empezó a usarse el dinero. El valor unitario de cambio de un bien o servicio es lo que se adquiere de otro u otros bienes o servicios al dar a cambio o pagar con una unidad de dicho  bien o servicio.

Como se necesitaba un lugar para realizar los cambios a ese lugar destinado para tal efecto se llamó mercado y con el tiempo los sitios específicos físicos o virtuales para comerciar se transformaron en almacenes, centros comerciales y portales Web..

El proceso anterior tomo varios siglos hasta que hoy, con la  globalización puede hablarse de la tierra como un gran centro comercial. En esos siglos se formaron las ciudades a partir de los Burgos o mercados locales situados alrededor de los castillos feudales.

Al principio de la actividad económica se encontró la división social de los hombres en dueños y esclavos. Ella se creo cuando apareció la propiedad privada. Desde ese momento, los hombres que no eran dueños de nada no tenían otra mercancía para cambiar por los alimentos sólidos y líquidos que su propia fuerza o capacidad de trabajo. Primero fueron sus propias personas las que tenían que enajenarse por medios de subsistencia. Fue el tiempo del trabajo esclavo que precedió al trabajo asalariado. Los esclavos producían para sus amos en las tierras de ellos y sus dueños les daban la comida mínima para que no se murieran de hambre. El resto de lo que producían era la ganancia de los amos.

Cuando creció el comercio y apareció la ciencia y la tecnología se paso de la producción primaria, agraria y minera, a la industria manufacturera con nuevos productos mas complejos que necesitaban materias primas, nuevos medios de producción y mayor y mejor trabajo asalariado.

Debido a que el único factor que produce las mercancías que se cambian o comercian es el trabajo del hombre, los pensadores de la economía, fundamentalmente Marx, propusieron la teoría de que el trabajo era el único componente del valor de cambio. No obstante esta concepción del valor es equivocada por ignorar el valor de uso de la mercancía o su capacidad para satisfacer las necesidades y no tomar en cuenta la escasez o abundancia del artículo como característica de su valor. 

Podemos decir que la situación de los trabajadores mejoro cuando dejaron de ser esclavos y se volvieron asalariados? Se transformo la sociedad por el ascenso al poder de los trabajadores y campesinos mediante las revoluciones socialistas? Las respuestas a esas preguntas son el contenido de las próximas entradas.

El dinero que yo tengo en mi bolsillo depende de varias causas:  me lo puedo haber ganado en una rifa o lotería  me lo pueden haber regalado, me lo puedo haber robado,  y las mas frecuentes: alguien me lo presto o es el producto de la venta de una mercancía o servicio o es el pago o salario por mi trabajo, es decir que es el efecto de vender mi capacidad de trabajo a un patrono que me pague porque sabe que se apropia de una parte del valor de cambio, capacidad de compra o valor agregado,  producido por mi. Ademas sabe que lo que me paga es inferior a las ganancias que logra vendiendo lo que yo hago.

La distribución del dinero en la sociedad depende fundamentalmente   de  lo establecido en los contratos de trabajo sean verbales o escritos, comparado con lo que reciben los dueños de los medios de producción.

En la sociedad capitalista, los salarios dependen, como para cualquier mercancía, de la escasez y necesidad de la capacidad de trabajo. No hay consideraciones humanitarias; a los patronos no les importa que el trabajador pueda subsistir y sostener a su familia con lo que le pagan.  Si hay una maquina que produce mas que el hombre, lo despiden y ponen a trabajar la maquina.  Si hay muchos que saben hacer lo mismo, contratan al que se conforma con lo mínimo. De hecho, durante mucho tiempo los teóricos de la economía  capitalista,  recomendaba que a los trabajadores se les debía pagar el salario mínimo de subsistencia, que definían como aquello necesario para que el asalariado llegara vivo al sitio de trabajo el día siguiente.  Las mejoras de salario son fruto de la lucha sangrienta de los trabajadores y de que los trabajadores calificados se volvieron escasos respecto a las necesidades de la producción.

Sin embargo este proceso de mejora se vio afectado por varias tendencias en dirección opuesta:

  • La concentración en unos pocos de la compra de trabajo por la fusión de las empresas monopolistas que de nacionales se volvieron transnacionales y multinacionales.
  • El inmenso desarrollo científico y tecnológico que permite sustituir trabajo humano mental y manual por máquinas.
  • La globalización, que permite que los procesos productivos, se fraccionen y sean ejecutados en aquellas países en donde se puede explotar mejor la fuerza de trabajo.(Los teóricos llaman a eso una “mayor productividad del trabajo”, para ocultar el hecho de la mas cruda explotación) Ello desplaza  el empleo a esos países y vuelve imposible competir por costos a los que no se adapten a ese proceso porque tienen que mantener las prestaciones laborales fruto de las conquistas sindicales. En ese callejón sin salida escogen inútilmente disminuir el tamaño del estado y el  gasto social, para favorecer o “estimular”  a los patrones para que ofrezcan empleo.

Pero volvamos a la repartición del dinero. El dinero mide el valor de cambio o capacidad de compra o de cambio de todas las mercancías  y es al mismo tiempo un depósito de dicho valor. La cantidad total de dinero la deciden las autoridades monetarias del Banco Central, que suele ser propiedad de los grandes bancos, o es una entidad mixta con participación del estado. De acuerdo a lo que se expuso mas arriba los dueños reciben todo el valor de las ventas y ( en forma simplificada) lo reparten a los trabajadores, según el contrato de trabajo, a los que les venden la materia prima de acuerdo a las condiciones del mercado y al estado de acuerdo a las leyes de impuestos, compran medios de producción para mejorar sus ganancias y el saldo se lo apropian para sus propios intereses.

El estado con el valor recibido de los dueños, muchas veces lo gasta en comprarle a los dueños su producción, gasta en seguridad para proteger las propiedades y a los dueños o contrata con ellos las obras publicas.  La parte menor se destina a pagar los servicios sociales que benefician a los trabajadores

Esa es la repartición del ponqué monetario y el poder adquisitivo en la sociedad capitalista.

Una de las características del dinero es guardar y medir el valor económico. es decir el valor de cambio de las mercancias.  Para los no economistas, el valor económico de  una mercancía tiene dos elementos: su valor de cambio que es su capacidad para ser cambiada por otra y un valor de uso que es su poder de satisfacer las necesidades, los gustos y los deseos de los que la compran. Estos dos componentes van unidos en cada mercancía.

El valor económico de las mercancías puede ser nacional y/o internacional. El valor económico del dinero también puede ser nacional y/o internacional.

Antiguamente se afirmaba que el valor económico del dinero dependía del valor del oro almacenado en el  Banco  Central de cada país. Luego se paso a considerar  que el valor económico de una moneda dependía no solo del valor almacenado  en oro sino del valor almacenado en divisas, o sea en dolares  o libras esterlinas o francos. después la tesis de las reservas en oro perdió vigencia y se decidíó que el valor  de una moneda  estaba relacionado únicamente con lo que poseía el Banco central en divisas-

Para ilustrar el tema del valor de cambio del dinero se puede afirmar que la compra es el cambio de dinero por una mercancía determinada y la venta es el cambio de una mercancía por dinero.

Actualmente el monto de las reservas  en oro y divisas no se usa para medir el valor de una moneda sino su valor de cambio con respecto a las divisas o  medios de pago  (cambio) internacional en el mercado internacional o su valor de cambio en relación a las otras mercancías nacionales.

El caso del dolar y el euro son especiales porque al mismo tiempo son monedas locales y medios de pago internacionales. Esto significa que que su abundancia o escasez depende de lo que decidan el Banco de la Reserva federal para el dolar y el Banco Central  Europeo para el euro.

El euro es utilizado como moneda nacional y como divisa en los países que conforman la zona euro.  Las necesidades del euro dependen de los usos locales y e internacionales por motivos de  compra de mercancías nacionales  o importadas, por motivos especulativos, productivos o de consumo personal, empresarial o estatal.  además como forma de protegerse de algún riesgo futuro de carácter indefinido.

La crisis económica disminuye los ingresos del estado  y la venta de mercancías al exterior o exportaciones.  En estos casos empiezan a escasear los euros y el estado tiene que acudir al crédito  para mantener los servicios esenciales. Las empresas empiezan a despedir trabajadores que producían las mercancías exportables y el estado tiene que endeudarse para mantener los servicios esenciales o empezar a recortar el gasto social.  Si el gobierno quiere no endeudarse se ve forzado a incrementar impuestos que disminuyen el poder de compra del sector privado y de los funcionarios oficiales.

Cuando existían las monedas nacionales  antes del euro era mas fácil manejar esta situación de endeudarse, pero ahora le toca al gobierno en crisis  tramitar créditos ante el sector financiero de  la comunidad europea y el Banco central europeo que le exigirán unos determinados intereses y medidas de control del gasto y de aumento de los impuestos que agravan la situación. En este caso puede decirse que los remedios que le recetan pueden ser peores que la enfermedad.

Por todas esas razones es muy probable que varios países de la zona del euro escojan este año volver a sus monedas nacionales y salirse de esta moneda común.  El euro puede subsistir como divisa o medio de pago internacional  pero no como moneda nacional para dichas naciones. También es probable que en estas condiciones se devalúe  porque ya no se necesita para las transacciones internas.