Posts etiquetados ‘valor económico’


El dinero en cualquier economía debiera reflejar el valor de los bienes que se pagan con él.  En el socialismo  que asigna lo que se puede comprar con el trabajo humano  el dinero pierde todo el significado que le da el mercado de bienes y servicios de consumo.  Los bienes para cada persona se asignan de acuerdo a la cantidad producida disponible por persona al mes  calculada con una división simple: el total disponible de cada bien se dividen entre todos los habitantes que lo necesitan y el resultado se pone en la libreta de racionamiento.  El dinero no se necesita para nada en la operación anterior que no define ningún precio. Donde no hay precios no se necesita el dinero. Tampoco  intervienen  las horas, la calidad y la eficacia del trabajo aportado. Basta con presentar la libreta y se reciben las cantidades.  Si todos reciben lo mismo, ello es injusto y muy desestimulante para los trabajadores.  Este argumento hizo establecer diferentes libretas de racionamiento y utilizar el dinero para pagar las diferentes clases  de trabajo además de estímulos no monetarios para premiar en especie  a los trabajadores.

La situación anterior es  imposible de sostener en una economía socialista que dependa de lo que exporta o vende al exterior. Aquí se depende del precio externo de lo que exporta. Este precio y los costos de producción deben ser competitivos o el país socialista no vende. Además lo que se importa tiene un precio y debe pagarse con dinero internacional. Frecuentemente dólares o euros del odiado y corrompido mundo “burgues”. Ahora se ven muchas razones para necesitar el dinero.  El caso cubano es un ejemplo típico:

Cuando no se dependía del turismo se usaba el peso cubano equivalente al dólar, después aparecieron los pesos convertibles en dólares cuando el turista sale del país y quiere cambiar por dólares o euros los pesos que no gasto. Simultáneamente se emiten los pesos no convertibles (CUP) para las transacciones diferentes a las que se realizan con los turistas. En ese país circulan entonces dos monedas.  Las personas tienden a guardar los pesos  convertibles y usar los otros que valen menos.

Una situación en Cuba es que el mercado interno es reducido y las transacciones tienen impuestos y son controladas por el Estado . El dinero no mide el valor real de los bienes y servicios porque los precios no indican la escasez real ni la necesidad real de las mercancías y servicios que no se venden a los turistas.  Los precios se determinan artificialmente para que los salarios correspondan con lo que se puede adquirir con la libreta de racionamiento o, cuando algunos artículos están fuera de ella en la red minorista de tiendas del estado.

En conclusión el dinero nacional en los paises socialistas no cumple sino una función simbólica  porque el mercado libre no opera y no asigna precios reales a los bienes y servicios. Sin embargo el dinero internacional es muy necesario porque se requiere para abastecer la economía de bienes de consumo y de bienes de producción que no se producen localmente.

Anuncios

 imagen animada de economia
Se ha armado una ciencia sobre algo que no tiene ni el nivel ni la complejidad de las otras ciencias. Aquí pretendo desnudarla de esas ostentosas pretensiones y llevarla a un contenido muy fácil de entender.

Lo esencial de la Economía son tres factores: escasez, necesidad y expectativas.  La escasez de mercancías o servicios disponibles hoy forma la oferta. Las necesidades y deseos actuales de los compradores la demanda. Las expectativas son las creencias o pronósticos que se hacen los compradores y los vendedores de la situación futura de la escasez y de las necesidades de un bien o servicio  y de la relación entre esos dos factores para determinar los precios futuros.

El dinero que función tiene? El dinero es una mercancía que se usa para medir el valor económico de las otras mercancías y servicios, ademas es un medio para comprar o pagar y un deposito del valor económico de los demás bienes. Como cualquier mercancía su valor depende de su escasez y de la necesidad de usarlo para comprar. Si hay mucho dinero y pocas mercancías para comprar el dinero vale poco y al contrario si hay poco dinero y muchas mercancías para comprar entonces el dinero vale mucho y las mercancías valen poco. En el primer caso tenemos un alza general de los precios que se llama inflación y en el segundo caso una baja general de los precios llamada depresión o deflación.

También se mide el valor del dinero o moneda nacional por su capacidad de comprar medios de pago internacional o monedas internacionales.

El valor económico de una mercancía es la posibilidad de ser cambiada por dinero o por otra mercancía. Este concepto tiene varios sinónimos:  valor de cambio, capacidad adquisitiva, capacidad de compra. En el caso del dinero se habla de compraventa  y de precio cuando se cambia una mercancía por otra usando el dinero en esa transacción.  Precio es el valor de cambio expresado en dinero.

Como ya se ha dicho en  otras entradas  el valor económico actual depende de la necesidad y de la escasez de un bien o servicio.

Los precios pueden ser : reales y libres o controlados y subsidiados. Los primeros ya se han definido y los precios regulados generalmente significan un valor artificial inferior  al real.  El protagonista de ese control generalmente es el Estado. Los precios subsidiados se presentan así porque un agente externo, sea el estado con los impuestos u otro paga los costos o las ganancias del vendedor  y ello permite ofrecer la mercancía a precios inferiores al valor económico real.  Los precios controlados y/o subsidiados producen un mercado  paralelo  especulativo de compradores que revenden la mercancía a precios superiores a lo que pagaron por ella para ganarse la diferencia. 

Mercado es el lugar geográfico o el sitio en Internet donde se encuentran compradores y vendedores para comprar y vender libremente mercancías o servicios. En el mercado se forman o establecen los precios reales cuando no hay más protagonistas que los compradores con sus necesidades y deseos de adquirir y vendedores con la escasez o abundancia de lo que  quieren vender.

Por el lado de la oferta o escasez  de los bienes se presentan dos situaciones en el mercado: monopolista cuando uno o unos pocos controlan la escasez de lo que se vende y competencia cuando los vendedores luchan con los precios y las cantidades para vender sus respectivas mercancías. 

Por el lado de la demanda o de las necesidades de los compradores se pueden presentar también dos condiciones en el mercado: uno o pocos compradores determinan los precios y las cantidades de lo que compran y competencia entre compradores por obtener lo que necesitan.

Las expectativas tienen su efecto porque modifican el comportamiento de los compradores y  vendedores y las decisiones acerca de guardar dinero para aprovechar las oportunidades de ganancias especulativas o de tomar precauciones o seguros sobre un riesgo o amenaza futura. Las ganancias especulativas por el lado de los vendedores consisten en guardar o dejar de vender hoy para que por la escasez que producen suban los precios y obtener ganancias en esta forma.  Por el lado de los compradores se guarda el dinero para tener efectivo y aprovechar la oportunidad esperada de especular  en el  futuro cuando se pueda comprar algo barato para venderlo después más  caro. 

Valor humano y valor económico

“Tanto tienes tanto vales, principio de la actual filosofia” dice una canción popular colombiana. Medir el valor humano por la riqueza material es una  terrible aberración.

El valor humano es algo objetivo y se mide por el nivel de su ser.  Ni siquiera por las virtudes o cualidades que tiene. Estas son resultado del nivel de ser.

El valor económico de un ser humano es lo que puede comprar con su dinero y lo que vale su trabajo dependiendo de que lo necesiten los que compran trabajo y de la cantidad de personas que pueden ofrecerle a los patrones un trabajo de la misma o superior calidad. Esa es la cruda realidad, lo demás son fantasías y deseos.

Como se ha dicho en otras entradas la necesidad del trabajo humano y la cantidad de puestos de trabajo que se ofrecen ha venido descendiendo porque hay maquinas que lo reemplazan y por que cada vez hay menos compradores de trabajo por la concentración de la riqueza y de la capacidad productiva en muy pocas manos.  Ademas con la globalización los puestos de trabajo aparecen en países de salarios relativos mas bajos y con mayor explotación de la mano de obra. Es paradójico por no decir chistoso, que un país que se dice socialista como China sea el lugar en donde se explota más a los trabajadores y se convirtió en el lugar preferido por las grandes empresas multinacionales para realizar aquellos procesos productivos donde se pagan salarios relativos inferiores al resto del mundo. Para la ciencia económica eso se llama capacidad competitiva que necesitan las empresas para vender ofreciendo precios al alcance de los consumidores.

El valor humano tiene características diferentes al valor económico con esta excepción: es muy escaso tanto que se ha venido a decir que solo uno en un millón lo posee. El valor humano es útil para el que lo tiene y el que lo ha logrado puede enseñarle a otros que están a punto de obtenerlo pero solo  puede adquirirse después de un largo y muy dífícil trabajo sobre si mismo que se prolonga en muchas encarnaciones y a veces disminuye o se estanca en una vida para retomarse en otra. El valor humano es como el “cariño verdadero que ni se compra ni se vende” y como prosigue la canción: “no hay en el mundo dinero” para comprar el valor humano.

Con mucha razón Cristo dijo: “Es mas fácil que un camello paso por el ojo de una aguja a que un rico alcance el Reino de los Cielos”. El reino de los Cielos esta reservado a los que han construido un alma como resultado de su trabajo interior.

20130514-025906-a.m..jpg

Los remedios recomendados contra la crisis económica han sido inocuos o incluso inconvenientes porque se basan en dos presupuestos equivocados:

  • Las ganancias privadas son el único estímulo para la inversión.
  • Solo la inversión privada aumenta el empleo.

Empecemos por el primer supuesto. Es falso en el sentido de que el Estado puede invertir sus ingresos en diferentes obras y otras inversiones físicas y por lo tanto los empresarios privados no son los únicos que pueden aumentar la capacidad productiva.

El segundo supuesto también es falso por las mismas razones del primero. El Estado deliberadamente puede invertir y crear empleo.

Recientemente ha surgido la versión de que las ayudas para superar la crisis eran una cortina de humo para dirigir dinero hacia los bancos que se encontraban en malas condiciones financieras y estas políticas se dirigían a salvar a esas instituciones con el dinero de los gobiernos.

Para garantizar el pago de los créditos se le exigían a los gobiernos recortes del gasto en servicios públicos y en subsidios y se les prometía que así el sector privado podría crear empleo porque sus ganancias no eran disminuidas con impuestos para tener que pagar el “Rescate”.

Si es cierta esta historia, tenemos un fraude neoliberal que sólo sirvió para pagar las pérdidas de los Bancos y nada más.

Las ganancias del sector privado pueden ser un incentivo para crear empleo pero dependen de que lo que se produzca se venda y ello a su vez depende de la forma como se gastan los ingresos del proceso productivo anterior. Si dichos ingresos se gastan en bienes importados  con costos y precios muy inferiores a los de la industria local, las mercancías y servicios nacionales no se venden y ello disminuye o acaba con las ganancias y produce desempleo. Si esos ingresos se gastan en economizar el trabajo humano, comprando medios de producción que lo reemplazan, esto también aumenta el desempleo y los ingresos que pueden gastarse en bienes y servicios locales. Por lo tanto no es efectivo disminuir los impuestos a los patronos para que ofrezcan puestos de trabajo si por el lado de la demanda no se dan las condiciones para que se mantengan o crezcan las ganancias.

Ademas si no se mantiene o crece el poder de compra externo con exportaciones nacionales es imposible pagar la deuda externa e importar lo que no se produce internamente.  Ademas al caer las ganancias locales por exportaciones producen desempleo, sino son sustituidas por el crecimiento de ventas internas.

Las razones anteriores son suficientes para explicar el fracaso de las políticas basadas en proteger las ganancias de los patronos para superar la crisis a costa de sacrificar los servicios públicos esenciales y el empleo en el gobierno.

20120716-011650 p.m..jpg

La foto que aparece arriba muestra claramente las estructuras de la sociedad capitalista. En el piso superior de la torre aparece el dios dinero representado en la gran Bolsa. En el penúltimo piso están los reyes, los presidentes y los dueños de las empresas, que nos gobiernan a todos. Los que compran el trabajo. En el piso inmediatamente inferior, están los sacerdotes y los maestros encargados de engañarnos por medio de la educación que implanta en el inconsciente la ideología favorable a los dueños de las empresas y a los intereses de los dirigentes.

Toda esa estructura se sostiene también con el ejercito que tiene el oficio de matar a los que se opongan al orden establecido en favor de los de los pisos de arriba. Las fuerzas armadas se hallan por debajo de los que responden por la educación que sostiene y reproduce ese tipo de sociedad.

El orden social se mantiene por los del primer piso, los que tienen que vender su trabajo para sobrevivir, mientras las familias y los amigos de los dueños y los gobernantes se comen o consumen los bienes que logran producir los obreros y los campesinos.

Cuando en su afan de ganar mas, los patronos remplazan los trabajadores por maquinas o prefieren fabricar sus mercancias   en otro país donde los costos son menores porque explotan mas a los trabajadores pagandoles salarios más bajos por el mismo trabajo, aparece el desempleo y las ventas disminuyen entrando la economía en una especie de circulo vicioso, donde las menores ventas disminuyen los empleados  hasta el momento en que baja tanto la producción que empiezan a subir los precios y la economía se recupera. Este es un  trayecto largo y doloroso que puede durar de tres a cinco años.

Aun este pronostico de que la prosperidad vuelve y se recuperan los ingresos y los empleos en la situación actual puede ser optimista, pensando en la gran mecanización de la producción que puede llegar a suprimir la gran mayoría de los puestos de trabajo.  Alguien ha pensado en la cantidad de empleos que suprimen las impresoras 3D cuando sean capaces de trabajar con cualquier materia prima?. El problema es que ellas no van a comprar a los supermercados ni a los centros comerciales. Quien comprara la producción realizada por los dispositivos mecatrónicos? Como solucionara el capitalismo ese problema?

En una entrada anterior me referí a los malos remedios a la crisis económica y un ejemplo típico es lo que esta pasando en España.

Se partió de un diagnóstico equivocado: la crisis económica se debe al déficit estatal y a la falta de ” flexibilidad”  en el mercado laboral.  Por el lado del sector financiero se considera como causa  la disminución de confianza en los bonos de deuda y en el sistema bancario.

Examinemos por separado, cada una de estas “causas”: El déficit público no es causa sino efecto de la crisis. porque ante la baja general de ventas , disminuye el recaudo de impuestos que dependen de dichas ventas e ingresos, sin  que por ese hecho disminuya el gasto del gobierno.

Acabar o reducir el déficit se hace recortando el gasto  y aumentando los impuestos.  Pero al reducir el gasto las personas y las empresas que recibe ingresos del estado, ven disminuida su poder de compra   y por lo tanto las empresas venden menos,  disminuyen puestos de trabajo y por  consiguiente  aumentan los desocupados. Cuando aumentan los impuestos las personas tienen menos ingresos disponibles para comprar y el efecto sobre las ventas es recesivo como el del elemento anterior.

Aumentar la flexibilidad laboral se traduce en facilitar y disminuir el costo del despido de los trabajadores. Se cae en el absurdo de buscar el aumento del empleo, facilitando el desempleo.

La perdida de confianza en el sector financiero y bancario es consecuencia y no  causa de la crisis.  las empresas y los patrones ante la disminución de las ventas producen despidos y los despedidos no pueden pagar sus deudas y  sus acreedores bancarios les rematan las casas y les exigen que las entreguen como pago de la deuda.  Ambos factores tienen como efecto pérdidas para los bancos  en su cartera hipotecaria, perdidas que se suman a la de su cartera de crédito de consumo, porque los desempleados no pueden pagar sus  tarjetas de crédito. Esos dos efectos impactan la liquidez y la confianza en el sector financiero. Esos son los llamados “activos tóxicos” que envenenan la fe en el sistema.

El aumento de casas y edificios en poder de los bancos sumada a la angustia de los despedidos por recuperar algo del valor invertido en sus propiedades inmobiliarias aumenta la oferta y disminuye los precios de este tipo de bienes.

En este escenario el pronostico es negativo, o sea mas desempleo, mas pobreza  porque las familias  pierden sus ingresos y la crisis económica se sigue agravando. Realmente eso es lo que  les espera a los españoles.

carlos-marx

Este es un homenaje critico a mi gran maestro de teoría económica :  Carlos Marx. Quiero reunir aqui mis reflexiones acerca del pensamiento económico de Marx anotando lo que considero verdadero y vigente y lo que creo falso y revaluado por la experiencia histórica reciente.

Schumpeter   ha escrito refiriéndose a Marx:  “El autor de tantas concepciones infundadas,  fue el primero en señalarnos lo que podría ser la teoría económica del porvenir hacia la cual vamos paso por paso estableciendo cada ecuación”.

No creo en las concepciones “infundadas” de  Marx pero ese elogio a Marx de uno de los mejores economistas del capitalismo tiene el valor de provenir de su enemigo teórico.

En la teoría económica es donde se presenta más claramente la mezcla entre ideología y teoría científica. La ideología es aquel conjunto de ideas en donde los grupos dirigentes  de la sociedad: El Sumo Pontifice y los más ricos nos indican que es la verdad en todos los aspectos que afectan sus interés es de dominación y ganancias financieras.

La teoría científica es fruto de la prueba experimental de una hipótesis u opinión, mediante la investigación y puede ser opuesta o diferente a la ideología. Le debemos a Marx  el concepto de ideología  aplicado a varios campos del saber y en especial a  la Ciencia Económica.

Un ejemplo lamentable de la ideología en la teoría económica es el disfraz burdo que hizo del hecho de la explotación y de la plusvalía en la teoría económica  del trabajo. A las ganancias que le produce el trabajo al patrono las llaman ” Productividad” y le dan un ropaje matemático usando el concepto de derivada del cálculo diferencial  para denominarlo ” productividad marginal del trabajo”.

En este balance entre lo verdadero y lo falso, un aporte importante ha sido el concepto marxista de plusvalía o plusvalor.  No puede refutarse que el trabajo humano es lo único que produce  valor agregado a una materia prima que sin su intervención no tendría ningún  valor económico. Sin embargo es falso que el valor de una mercancía dependa únicamente de las horas y de la calidad del trabajo incorporado en ella.

Es falso que todos los bienes tengan aproximadamente el mismo valor de uso y que solo dependa el valor de cambio de  de la cantidad y calidad del trabajo agregado para producirlos.

A la pregunta  de los factores que determinan el valor del trabajo, (salario) se le dio una respuesta verdadera en el pensamiento de Marx:  Los sueldos dependen de la posibilidad de explotar al trabajador, debido a varios factores:

  1. Pocos patronos  (compradores de trabajo) y  muchos trabajadores (vendedores de trabajo)
  2. El miedo al desempleo
  3. El trabajo humano manual y mental es realizado por maquinas.

Los factores anteriores fueron compensados hasta cierto punto por la fuerza de los sindicatos para actuar mediante negociaciones colectivas  y su capacidad de presionar mediante el derecho de huelga.  No obstante con la globalización  a los factores negativos anteriores se ha venido agregando la exportación de puestos de trabajo  a los paises con relativa abundancia de trabajo calificado , la inmigración de trabajadores  indocumentados que aceptan bajos salarios y desplazan a los nativos ademas se ha pasado de los monopolios nacionales a las empresas transnacionales que acumulan ganancias en todo el planeta

Como puede verse, aunque Marx tuvo errores que afectaron y afectan la planeación  económica socialista, sus aciertos en el diagnostico y en las tendencias  fundamentales del Capitalismo lo han mantenido y lo mantienen en el sitio de honor como uno de los mejores economistas  que han existido.